Envejecimiento activo y saludable

Tener una vida sana es posible y no depende únicamente de lo que comemos, sino de todo lo que hacemos cada día: descasar correctamente, mantener nuestras células en buen estado y evitar todo aquello que le hará daño a nuestro cuerpo....

* Los músculos, el corazón y el cerebro resultan favorecidos por esta actividad, que combina la actividad física con la necesidad de memorizar pasos, movimientos y canciones. * Y además fomenta la socialización y combate la soledad y el estrés....