Vive el envejecimiento activo. Memoria y otros retos cotidianos – Solidaridad Intergeneracional
21791
post-template-default,single,single-post,postid-21791,single-format-standard,bridge-core-2.2,et_monarch,ajax_fade,page_not_loaded,,qode_grid_1400,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-20.7,qode-theme-bridge,qode_header_in_grid,wpb-js-composer js-comp-ver-6.1,vc_responsive,elementor-default,elementor-kit-27943

Vive el envejecimiento activo. Memoria y otros retos cotidianos

Vive el envejecimiento activo. Memoria y otros retos cotidianos

Ejercicios y actividades para la estimulación cognitiva

En este cuaderno se ofrecen una serie de actividades para mantener la mente
activa. Se indican las ventajas de participar en juegos de mesa, de realizar
pasatiempos y de dedicar un tiempo a la resolución de ejercicios concretos
para estimular la cognición, es decir, las capacidades mentales. No obstante,
también se advierte de que, si este tipo de actividad se convierte en un centro
de desmesurado interés, puede llegar a tener efectos indeseables.
Los pasatiempos y ejercicios cognitivos son una excelente forma de mantener
y potenciar la actividad mental. Los juegos de mesa, además, facilitan y
potencian la participación social. Sin embargo, todo puede tener dos caras.
Los beneficios cognitivos que puede aportar la realización de ejercicios
pueden perder todo su valor si no somos capaces de dosificarlos, haciendo
que nos comportemos como seres solitarios y con pocos intereses respecto
al resto del panorama vital. Asimismo, las ventajas de la implicación social
derivadas de la participación en juegos de mesa pueden convertirse en un
conflicto familiar, e incluso de salud, si olvidamos que tenemos otros deberes
que cumplir para llevar un envejecimiento activo y saludable.
En el manual que acompaña a este cuaderno se hace hincapié en la importancia
de llevar una vida activa pero equilibrada. Este equilibrio también
debe buscarse dentro de la propia actividad mental, alternando las formas
de estimulación. Es decir, aunque un tipo de ejercicio nos resulte especialmente
atractivo, lo ideal es combinarlos. Tal vez nos guste mucho realizar
sopas de letras, que es una excelente actividad estimuladora, por ejemplo,
de la atención y el lenguaje, pero la resolución de laberintos, aunque no
nos parezca tan atractiva, nos será muy útil para potenciar habilidades de
planificación y resolución de problemas. Del mismo modo que para llevar
una dieta saludable debemos ingerir alimentos de distintos grupos nutricionales,
aunque unos nos resulten más apetecibles que otros, la óptima
estimulación cognitiva es aquella que procura la ejercitación de las distintas
capacidades mentales.

http://multimedia.lacaixa.es/lacaixa/ondemand/obrasocial/pdf/activalamente/ejercicios_es.pdf



Pin It on Pinterest

Share This