Pintura para envejecer de manera más saludable – Solidaridad Intergeneracional
22865
post-template-default,single,single-post,postid-22865,single-format-standard,bridge-core-2.2,et_monarch,ajax_fade,page_not_loaded,,qode_grid_1400,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-20.7,qode-theme-bridge,qode_header_in_grid,wpb-js-composer js-comp-ver-6.1,vc_responsive,elementor-default,elementor-kit-27943

Pintura para envejecer de manera más saludable

Pintura para envejecer de manera más saludable

Mayores de Ballesol realizan un taller en el que desarrollan sus capacidades artísticas

MAR PARÍS

Pintura para envejecer de manera más saludable. La primera frase que escucharon los residentes que asistieron al taller de pintura para envejecer de manera más saludable y activa fue esta de Pablo Ruiz Picasso. “Cuando dicen que soy demasiado viejo para hacer una cosa, procuro hacerla enseguida”. Según un estudio del Instituto Nacional sobre Envejecimiento (National Institute on Aging ANI), de EEUU, artes como la pintura beneficia a las personas con demencia, por su capacidad de estimular muchas funciones del cerebro, pero también a la motricidad fina con el hecho de sujetar y mover el pincel. El equipo de psicólogos de la residencia de Ballesol en Almería y la profesora de pintura, licenciada en Bellas Artes, Ana Almendros, dirigen desde septiembre de 2013 un taller de pintura que “fomenta la creatividad, autoestima y la capacidad para estimular cognitivamente recuerdos y sensaciones que mejoran notablemente su estado anímico y vital”, aseguran. La experiencia ha ido aumentado el número de alumnos en el taller de pintura de la residencia Ballesol Almería acogiendo a personas mayores con intelecto intacto como con demencia en fases iniciales. “No sabía pintar nada, pero con la estimulación de mis compañeros y los profesionales he conseguido recordar parte de mi infancia dibujando”, asegura uno de los residentes.

Con estas actividades, señala el equipo de psicólogos, la persona se siente protagonista, “su autoestima crece y así se trabaja en percepciones y retrospectivas que mejoran su salud física y mental”. De la parte creativa se ha ocupado la pintora, que sorprendida reconoce “la creatividad de muchos de los residentes de Ballesol Almería que tienen memorizados colores e imágenes de hace años”, aunque según Ana Almendros, “la imaginación de la mayoría vuela entre la naturaleza y los pueblos donde han vivido parte de sus vidas”. La experiencia de los talleres de pintura se ha desarrollado durante los últimos diez meses, con exposición incluida, aunque comprobado el éxito del proyecto y la mejora en el envejecimiento activo y saludable y las relaciones sociales, la próxima convocatoria no tardará en llegar.

www.elalmeria.es/article/almeria/1827610/pintura/para/envejecer/manera/mas/saludable.html



Pin It on Pinterest

Share This