Exigimos perspectiva de edad ante los retos sociosanitarios – Solidaridad Intergeneracional
El sistema sanitario universal español ha fallado por edadismo a las personas de más edad, falleciendo más de 19.500 en residencias, miles en sus domicilios, y otros miles en los hospitales, todos por coronavirus, con pruebas y/o con síntomas.
33192
post-template-default,single,single-post,postid-33192,single-format-standard,bridge-core-2.2,et_monarch,ajax_fade,page_not_loaded,,qode_grid_1400,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-20.7,qode-theme-bridge,qode_header_in_grid,wpb-js-composer js-comp-ver-6.1,vc_responsive,elementor-default,elementor-kit-27943

EXIGIMOS PERSPECTIVA DE EDAD ANTE LOS RETOS SOCIOSANITARIOS Y UNA PERSPECTIVA RURAL EN EL SISTEMA DE CUIDADOS

EXIGIMOS PERSPECTIVA DE EDAD ANTE LOS RETOS SOCIOSANITARIOS Y UNA PERSPECTIVA RURAL EN EL SISTEMA DE CUIDADOS

El sistema sanitario universal español ha fallado por edadismo a las personas de más edad, falleciendo más de 19.500 en residencias, miles en sus domicilios, y otros miles en los hospitales, todos por coronavirus, con pruebas y/o con síntomas.

La ocultación de los datos completos de los afectados y fallecidos por coronavirus en la era del big data, solo se justifica por la ineficacia  o ineficiencia de las administraciones competentes, o más bien por la intencionalidad de esconder una realidad vergonzosa en un Estado Social y Democrático de Derecho que presumía de ser vanguardia en la atención a las personas mayores con problemas sanitarios y/o sociales.

10 de Junio 2020.- Tanto si se evalúa la aplicación y transposición de la Ley 39/2006 de atención a la Dependencia en las distintas Comunidades Autónomas que siguen dejando fuera del sistema de atención a cerca de 18.000 dependientes, como si se evalúa la normativa que regula cada Comunidad Autónoma sobre centros residenciales para personas mayores que sufren dependencia o discapacidad grave en su territorio, se llega fácilmente a la conclusión que la descentralización, tan cacareada por los responsables políticos, provoca una casuística tan diversa y lamentable, que la igualdad real entre personas brilla por su ausencia.

El Ingreso Mínimo Vital (IMV) es un ejemplo claro de cómo se ha implementar una medida que abarque todo el territorio de España para garantizar una cuantía económica básica de subsistencia, ya que las rentas mínimas existentes en las CC.AA. no han logrado disminuir en los últimos 30 años la tasa de pobreza creciente, que se verá incrementada por las consecuencias económicas de la pandemia en la que vivimos. Se adjunta cuadro comparativo CC.AA. e Infografías IMV.

No disponer de datos oficiales sobre la población afectada y fallecida, -si son hombres o mujeres, la edad y su lugar de residencia, domicilio o centro residencial, etc.-, impide realizar análisis serios de lo acontecido y no facilita la generación de propuestas necesarias para el cambio en el sistema de cuidados. En cualquier caso, el medio rural de la España que se vacía, se ha visto menos afectado por su escasa densidad de población aunque ésta esté muy envejecida.

Los cuidados domiciliarios y de proximidad en el entorno rural son una garantía de calidad de vida y son el futuro que responde a las expectativas de las personas potencialmente beneficiarias. Pero para que ello sea posible es imprescindible la perspectiva rural. No se puede seguir legislando como si el medio rural y sus características poblacionales y de infraestructuras no existiesen. Se necesitan centros multiservicios que contemplen el ámbito socio-sanitario, cultural, educativo… adaptados a las necesidades poblacionales, sin edadismo, con accesibilidad y diseño universal, para que nadie quede fuere.

La suma de cuidados profesionales domiciliarios y apoyo complementario en centros multiservicios locales, junto con una gestión apoyada por la administración local, hará posible que muchas personas mayores que han vivido confinadas en sus pequeños pisos, e incluso en residencias tengan la oportunidad de pasar sus últimos años de vida en una población rural, que le facilita la seguridad y la calidad de atención que precisen. Para ello los consultorios de atención primaria, no se pueden cerrar, para seguir ahorrando costes, a costa de las personas que han contribuido a lo largo de su vida a dotarnos de un sistema universal de salud, y que cuando lo necesitan, que suele ser en las edades más elevadas, le falla y les abandona a su suerte.

La accesibilidad dentro y fuera del hogar es imprescindible para seguir viviendo a pesar de sufrir dependencia. Por ello solicitamos a los gobiernos autonómicos competentes en la materia, que faciliten recursos y estratégicas para que los pueblos sean accesibles y habitables para las personas mayores con dependencia o discapacidad, y las brechas, incluso las digitales, desaparezcan. Existen pueblos como Pescueza (Cáceres) que es un pueblo residencia y ello ha facilitado la creación de empleo, y a los niños se les ha vuelto a ver correr por sus calles y no es una ensoñación, es posible si hay compromiso.

Más información sobre Accesibilidad en nuestro portal

 https://solidaridadintergeneracional.es/files/Folleto.pdf y https://solidaridadintergeneracional.es/



Pin It on Pinterest

Share This