Cómo salir del bucle del cansancio y el hastío en plena pandemia. – Solidaridad Intergeneracional
37159
post-template-default,single,single-post,postid-37159,single-format-standard,bridge-core-2.2,et_monarch,ajax_fade,page_not_loaded,,qode_grid_1400,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-20.7,qode-theme-bridge,qode_header_in_grid,wpb-js-composer js-comp-ver-6.1,vc_responsive,elementor-default,elementor-kit-27943

Cómo salir del bucle del cansancio y el hastío en plena pandemia.

Cómo salir del bucle del cansancio y el hastío en plena pandemia.

La creadora del método «Eficacia Mental», Guadalupe Gómez Baides, propone entrenar el cerebro para conseguir la libertad emocional y escapar de la «sociedad del cansancio».

Raquel Alcolea

Cansados. Sí, estamos cansados. Pero mucho. Cansados de pandemia, cansados de malas noticias, cansados de frío , nieve o hielo (en el interior y en el exterior), cansados de no saber qué hacer, cansados de hacer y no saber, cansados de cansarnos… Cada sociedad tiene paradigmascreencias valores propios de la época que determinan los conceptos de éxito y fracaso y condicionan la forma de vivir de las personas, tal como apunta apunta Guadalupe Gómez Baides, psicóloga experta en neurociencia, directora del Instituto Europeo del Bienestar y creadora del Método Eficacia Mental.

Pero en el contexto que estamos viviendo los paradigmas parecen estar asentados sobre arenas movedizas. La única certeza parece ser el cansancio. El tipo de retos a los que nos enfrentamos hoy en día difieren de los de nuestros antepasados al igual que las enfermedades de esta época son también distintas. Una de las claves de este momento, según precisa Gómez Baides, es que se ha incrementado el número de personas «en crisis». Así, ya no hay crisis concretas relacionadas con, por ejemplo, la adolescencia, la llegada de los 40 o la jubilación. «Ahora a cualquier edad y en cualquier momento surgen las crisis. La depresión va camino de convertirse en pandemia y no paran de crecer los casos de síndrome de Burnout», revela.

El gran reto de este momento de la historia es, por tanto, para las culturas occidentalizadas, situar al enemigo «dentro de cada uno de nosotros». Es lo que la experta denomina «la sociedad del rendimiento», que se caracteriza por el «Yes, we can» y por la positividad, que es lo que induce al individuo a la iniciativa personal y a la responsabilidad propias. Pero la cuestión es que, con el imperativo de ser uno mismo, el individuo se siente presionado por el rendimiento y se cansa del esfuerzo. Se deprime.

Es cierto que la «positividad del poder» es más eficiente que la «negatividad del deber» pues el inconsciente social pasa del deber al poder y las personas nos volvemos más rápidas y más productivas. De alguna manera, como revela Gómez Baides, nos explotamos a nosotros mismos en esa «libertad obligada».

Pero dejemos de autoflagelarnos y vayamos con las soluciones. ¿Cómo podemos conseguir la libertad emocional no obligada y salir de la «sociedad del cansancio»? La creadora del Método Eficacia Mental propone cinco claves:

1. Cuidar el cuerpo

Si queremos sacar partido del potencial del cerebro, debemos cuidarlo. Necesita estar bien nutrido, gracias a una alimentación saludable; tener un buen nivel de oxígeno, gracias a la relajación, las técnicas de respiración y el ejercicio físico; y regenerarse, gracias tanto al sueño de calidad como al ejercicio.

2. Crear, jugar y divertirse

¿Cuántos ratos al día haces cosas para divertirte, haces algo creativo o juegas? El adulto promedio no reserva huecos en su agenda para ninguna de estas tres cosas a excepción de las que formen parte de su actividad profesional. «Hay que aumentar el tiempo de disfrute, ya que la química cerebral que provoca es estupenda para sentir bienestar. Distinguimos esos momentos en los que disfrutamos porque notamos que el tiempo vuela y que nos sentimos bien», revela Gómez Baides.

3. Sentirnos conectados

Hablamos de una conexión profunda, idealmente entre personas, pero también puede ser con animales pues cuando sentimos ese tipo de conexión es como si la vida cobrase sentido.

El único problema es que a veces las prisas, el estrés y las preocupaciones hacen que no podamos encontrar momentos de calidad para compartir con nuestros seres queridos. La experta aconseja que, si nos cuesta encontrar esos ratos tendremos que tomar cartas en el asunto poniendo la búsqueda concreta de esos momentos como un objetivo.

4. Fijar, realizar y cumplir objetivos a todos los niveles

Desde planificar objetivos para el día hasta tener un propósito vital pasando por objetivos semanales, mensuales, o semestrales.

La mente funciona de forma óptima en base a objetivos o metas. Es como que se organiza cuando tiene claro su destino y también es capaz de generarnos disfrute cuando emprendemos acciones que nos permiten cumplir nuestros objetivos. Y al conseguirlos, eso también nos permite reconocer nuestros logros y celebrarlos, y dejarnos empapar de satisfacción, algo que escasea en la sociedad en la que vivimos.

5. Darnos momentos de paz

Puede ser algo muy personal eso de encontrar cuál es nuestro momento de paz. Pero, en líneas generales la experta propone varias fórmulas que suelen dar paz a casi todo el mundo: estar en la naturaleza (aunque a algunos les cueste más y tarden en darse cuenta), contemplar (la belleza, las escenas naturales, la lluvia, el viento, los árboles, las nubes, el arte…) y los ratos sin hacer nada (pero sin sentirse culpable, claro).

https://www.abc.es/bienestar/psicologia-sexo/psicologia/abci-como-salir-bucle-cansancio-y-hastio-plena-pandemia-202101150053_noticia.html#vca=rrss&vmc=abc-es&vso=fb&vli=cm-general&_tcode=N3FlZGM0 



Pin It on Pinterest

Share This