Comer bien para envejecer mejor – Solidaridad Intergeneracional
22348
post-template-default,single,single-post,postid-22348,single-format-standard,bridge-core-2.2,et_monarch,ajax_fade,page_not_loaded,,qode_grid_1400,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-20.7,qode-theme-bridge,qode_header_in_grid,wpb-js-composer js-comp-ver-6.1,vc_responsive,elementor-default,elementor-kit-27943

Comer bien para envejecer mejor

Comer bien para envejecer mejor

El 28 de mayo de 2013, Día Nacional de la Nutrición, se han presentado los resultados de la primera encuesta nacional sobre Estilos de Vida y Longevidad. El nombre de esta jornada tiene mucho que decir: Comer bien para envejecer mejor.

Con motivo de la celebración del Día Nacional de la Nutrición, que se celebra hoy día 28 de mayo y que porta por lema ‘Comer bien para envejecer mejor‘, FESNAD (Federación Española de Sociedades de Nutrición, Alimentación y Dietética) y AESAN (Agencia de Seguridad Alimentaria y Nutrición) han presentado los resultados de la primera encuesta nacional sobre Estilos de Vida y Longevidad.

Esta encuesta se ha realizado a un pequeño grupo de personas, a un total de 242, todas ellas con edades comprendidas entre los 80 y los 104 años. Según explican estas entidades, en España hay 2.375.987 personas de entre 80 y 100 años, y 10.449 de más de 100 años. Y según la Organización Mundial de la Salud, en 2050 España se situará como el segundo país más envejecido del mundo por detrás de Japón, con cerca de un 40% de población ‘mayor’.

Las respuestas de los encuestados no son ninguna novedad, pero pensamos que tratar esta información de vez en cuando puede servir como toque de atención para recordar lo que dice el lema de esta jornada, hay que comer bien para envejecer mejor, “no sólo es prioritario poner años a la vida, sino también vida a los años”. Y según afirman los resultados de esta primera encuesta realizada a las personas que pueden hablar por experiencia propia, “una dieta frugal y actividad diaria son las claves para vivir 100 años”.

Veamos algunos detalles de las respuestas de los encuestados: Como es de suponer, más de un 30% padecieron la restricción alimenticia durante un periodo aproximado de dos años a causa de la guerra y la postguerra, no es que esto sea positivo para la salud porque el organismo no recibe los nutrientes necesarios, pero sí es saludable, según los expertos, comer pequeñas cantidades. Este es un mensaje que no se deja de lanzar en la actualidad, es preferible comer a menudo y poco, que pocas veces y mucha cantidad.

Cerca del 10% de los encuestados declararon que su salud actual no era buena, y los que respondieron que tenían buena salud afirmaron que habían vivido la mayor parte de su vida en una población rural y que diariamente consumían tres o más piezas de fruta. A esto hay que sumar que seguían una dieta de temporada, también rica en verduras y pescado. El 63’4% de los encuestados consideran que han llevado una alimentación normal, enmarcada en la Dieta Mediterránea, y que han mantenido un peso adecuado.

Al respecto, han hecho mención a un estudio realizado el año pasado, también con motivo del Día Nacional de la Nutrición, sobre la influencia de los abuelos en la alimentación de los niños, concluyendo con los siguientes mensajes clave:

* Los abuelos son el último bastión de la dieta mediterránea en España.
* Dos de cada tres abuelos prepara a los niños su comida habitual.
* El 67% de los nietos no comen de todo, especialmente verdura y pescado.
* La familia juega un papel esencial en la transmisión de buenas conductas alimentarias a los niños.
* Es preciso luchar contra la pérdida de los “platos de cuchara” en los hogares españoles.
* El Día Nacional de la Nutrición defiende que “Enseñar a comer es enseñar a crecer”.

Contemplar la pirámide de la Dieta Mediterránea del estilo de vida actual es conocer las conclusiones del estudio sobre estilos de vida y longevidad: Tener buenos hábitos alimenticios, realizar actividad física diaria y disfrutar de una vida social activa.

Volvemos a destacar uno de los puntos antes mencionados: “La familia juega un papel esencial en la transmisión de buenas conductas alimentarias a los niños”, adquirir buenos hábitos desde la infancia hace se convierta en su forma de vida. Si igual que se les enseña a leer se les aleccionara sobre la alimentación, la salud y el bienestar, el futuro de la población se dibujaría de otra manera, con menor incidencia de sobrepeso y obesidad, y con unos mayores más sanos.

www.gastronomiaycia.com/2013/05/28/comer-bien-para-envejecer-mejor/



Pin It on Pinterest

Share This