Betty, graduada en enfermería a los 84 años: "No dejes que nadie te detenga". – Solidaridad Intergeneracional
43565
post-template-default,single,single-post,postid-43565,single-format-standard,bridge-core-2.2,et_monarch,ajax_fade,page_not_loaded,,qode_grid_1400,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-20.7,qode-theme-bridge,qode_header_in_grid,wpb-js-composer js-comp-ver-6.1,vc_responsive,elementor-default,elementor-kit-27943

Betty, graduada en enfermería a los 84 años: “No dejes que nadie te detenga”.

Betty, graduada en enfermería a los 84 años: “No dejes que nadie te detenga”.

La mujer se matriculó en 1995, pero tuvo que dejar los estudios para cuidar de sus hijos.

Laura Moro

Enlace noticia original

Cada vez más personas mayores deciden seguir estudiando o cumplir su sueño de graduarse después de tantos años. Este es el caso de Betty Sandison, una mujer de 84 años que acaba de obtener su título de enfermera.

Casi décadas después de haber empezado sus estudios, Betty ha conseguido terminar el grado de enfermería, algo que no pudo hacer en su momento porque conoció a su marido y pronto formaron una familia, lo que le impidió terminar la carrera.

En 1995, la mujer se matriculó en la Universidad de Minnesota, y 67 años más tarde ha aprobado los 30 créditos que le faltaban para ser oficialmente enfermera: “Me gustaría animar a las personas mayores a ir a clases, a seguir aprendiendo y no solo sentarse frente a la televisión”, explicó la mujer en una entrevista que ha publicado la Universidad de Minnesota.

Fue en 2013 cuando Betty volvió a las aulas, después de hacer una lista de deseos: “Salí a almorzar con amigos y estábamos hablando de listas de deseos y cosas que queríamos hacer. Dije que siempre quise graduarme“, comenta.

“No dejes que nadie te detenga”

Sin embargo, aún tuvo que esperar hasta 2018 para poder inscribirse. Y es que la mujer tuvo varios problemas, uno de ellos aprender a manejar un ordenador. Pero con perseverancia y paciencia, Betty aprendió todo lo que necesitaba y pudo continuar su estudios: “Cuanto más te alejas de la universidad y de escribir documentos y navegar por la jerarquía del mundo académico, se vuelve realmente intimidante“, asegura.

“Este es un mundo completamente diferente al que crecí“, explica Betty, que no ha tenido ningún problema con sus nuevos compañeros de clase. “Los estudiantes han sido muy serviciales y muy agradables. Te hacen sentir bien”.

Aunque el coronavirus retrasó la graduación de la mujer, el pasado 7 de mayo consiguió su título de graduada de enfermería y tachó de su lista de deseos la graduación: “Simplemente, pura alegría, pura satisfacción de haber alcanzado mi objetivo de caminar por Northrop Mall”.

Tienes que hacer lo que quieres hacerNo dejes que nadie te detenga“, concluye la mujer, que después de muchos años ha conseguido cumplir su sueño.



Pin It on Pinterest

Share This