Uno de cada cuatro ancianos que se fracturan la cadera muere durante el siguiente año – Solidaridad Intergeneracional
22767
post-template-default,single,single-post,postid-22767,single-format-standard,bridge-core-2.2,et_monarch,ajax_fade,page_not_loaded,,qode_grid_1400,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-20.7,qode-theme-bridge,qode_header_in_grid,wpb-js-composer js-comp-ver-6.1,vc_responsive,elementor-default,elementor-kit-27943

Uno de cada cuatro ancianos que se fracturan la cadera muere durante el siguiente año

Uno de cada cuatro ancianos que se fracturan la cadera muere durante el siguiente año

En tanto que un 20% de los que eran autónomos para caminar antes de la rotura necesitan un ingreso en residencia.

SERVIMEDIA

Un 24% de las personas mayores que se fracturan la cadera, una de las dolencias más comunes entre los ancianos y provocada habitualmente por la unión entre la osteoporosis y las caídas, fallece a lo largo del año siguiente, en tanto que un 20% de los que eran autónomos para caminar antes de la rotura necesitan un ingreso en residencia.

Así lo ha afirmado Vincenzo Malafarina, médico geriatra del Hospital San Juan de Dios de Pamplona, en el VII Congreso de la Sociedad Navarra de Geriatría y Gerontología, que se clausura este sábado en Bilbao conjuntamente con el XIII Congreso de la Asociación Vasca de Geriatría y Gerontología.
Malafarina señaló que en España se producen cada año unas 210.000 fracturas, de las que 40.000 son de cadera, y de éstas el 70% son una segunda fractura.

Añadió que, en paralelo al envejecimiento de la población, el número de fracturas anuales ascenderá en 2025 hasta las 286.000, de las que 60.000 serán de cadera.

Como el riesgo de caerse se duplica entre las personas mayores que ya han tenido una fractura de cadera, Malafarina propuso a familias, a cuidadores y al propio paciente que prevengan una nueva caída eliminando “las barreras físicas que puedan llevar a caer, como las mesillas, las alfombrillas que pueden resbalar o los trastos tirados por el suelo”.

“Hay que vigilar que el tipo de medicamentos que toma la persona no sea el causante de un posible desvanecimiento o caída, como puede ocurrir con los tranquilizantes, los hipnoinductores (somníferos) o aquellos que bajan la tensión”, advirtió.

También recomendó el desarrollo de algún tipo de actividad física, mantener un estilo de vida saludable, no fumar y limitar el consumo de alcohol.

noticias.lainformacion.com/asuntos-sociales/adultos-mayores-y-ancianos/uno-de-cada-cuatro-ancianos-q



Pin It on Pinterest

Share This