Una persona con discapacidad física es ‘olvidada’ por la Naviera Armas en la bodega del barco durante casi tres horas – Solidaridad Intergeneracional
22354
post-template-default,single,single-post,postid-22354,single-format-standard,bridge-core-2.2,et_monarch,ajax_fade,page_not_loaded,,qode_grid_1400,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-20.7,qode-theme-bridge,qode_header_in_grid,wpb-js-composer js-comp-ver-6.1,vc_responsive,elementor-default,elementor-kit-27943

Una persona con discapacidad física es ‘olvidada’ por la Naviera Armas en la bodega del barco durante casi tres horas

Una persona con discapacidad física es ‘olvidada’ por la Naviera Armas en la bodega del barco durante casi tres horas

La silla de ruedas que la compañía debería haberle facilitado para que pudiera acceder al ascensor y desde allí a cubierta con el resto del pasaje, nunca llegó.

EUGENIA PAIZ | Santa Cruz de La Palma

Inma Pedrero, una mujer que reside en La Palma y que tiene una discapacidad física del 92%, pasó casi tres horas en la bodega del barco de Armas que cubre el trayecto Gran Canaria-Tenerife hasta que un trabajador del servicio de mantenimiento, casualmente, la encontró.

La naviera Armas ha abierto una investigación interna para determinar qué ocurrió exactamente, para lo que recabará información de todo el personal que cubría el servicio el día que tuvieron lugar los hechos, concretamente el domingo pasado, 28 de abril.

La silla de ruedas que la compañía debería haberle facilitado para que pudiera acceder al ascensor y desde allí a cubierta con el resto del pasaje, nunca llegó. Inma, sin cobertura telefónica e incapaz de salir del vehículo por sus propios medios, “pues el barco de mueve mucho y puedo caerme con mis muletas”, se vio obligada a permanecer encerrada en su vehículo. “El aire en la bodega es irrespirable, y llegó un momento en que las cosas se pusieron bastante difíciles, tengo una insuficiencia respiratoria y llegó un momento en que tuve miedo de perder el conocimiento”.

Asegura que es la tercera vez que padece las consecuencias de “la falta de coordinación del personal de la compañía Armas”, ante la que ha presentado la correspondiente queja y a la que ha denunciado frente a la Guardia Civil por el trato recibido. “Estuve una hora antes en el puerto para embarcar y hable con la policía portuaria sobre la necesidad de estar cerca del ascensor del barco y me aseguraron que no tenía de que preocuparme, que me darían prioridad y que iban a avisar al personal de tierra. Cuando subí al barco me dijeron que una persona me facilitaría una silla de ruedas porque puedo andar con mis muletas, pero no cuando el suelo es inestable y el barco, claro, se mueve mucho y no puedo tener estabilidad”.

Prosigue su relato indicando que “empece a preocuparme cuando vi que todo el mundo se había ido y que nadie había llegado con la silla de ruedas; cuando pasaron 20 minutos más la situación era angustiosa. Dos horas más tarde todavía seguía metida en mi coche. Se habían olvidado de mí y no tenía cobertura en el móvil para avisar a nadie”. Solo media hora antes de desembarco un trabajador del servicio de mantenimiento se dio cuenta de que Inma estaba en el coche.

Solo media hora antes de desembarco un trabajador del servicio de mantenimiento se dio cuenta de que Inma estaba en el coche. La afectada afirma que “me han dejado sin asistencia y esto podía haber tenido consecuencias graves”. La afectada se pregunta “qué ocurriría si en lugar de ocurrirme a mí, el despiste se produce con una persona menor de edad, con un anciano, con alguien que viaja y que puede desorientarse y que se supone que depende del personal que se olvido de que tenían una pasajera con una discapacidad a la que dejaron olvidada en la bodega de un barco. Es algo que podía haber tenido consecuencias graves”.

Inma aseguró que “cuando por fin me atendió una sobrecargo me preguntó insistente si la petición se la había hecho a personal de mantenimiento y le dije que no, que iban vestidos con un mono azul y que las personas con las que había hablado llevaban su mismo uniforme. Es más -detalló- le dije que si llamaba a todo el personal yo podría identificar perfectamente con quién había hablado” pese a lo cual “no volvió a aparecer”.

NAVIERA ARMAS ABRE UNA INVESTIGACIÓN INTERNA

En relación con el caso en cuestión, Naviera Armas ha abierto una investigación interna. Fuentes autorizadas de la naviera explicaron en un comunicado que “queremos determinar si la pasajera de verdad o no se dirigió a los empleados de Naviera Armas acreditados para tal fin”. Aseguran que la investigación abierta no ha podido concluirse “porque al ser el incidente el domingo pasado ha coincidido con el descanso del personal que estaba trabajando ese día”.

Naviera Armas ha querido subrayar tras ser preguntada por el incidente, que tiene como prioridad a los pasajeros y en particular a los discapacitados físicos “para las que disponemos de camarotes totalmente adaptados a sus necesidades, además de sillas de ruedas y un servicio personalizado cuando nos lo solicitan, lo cual se exige estrictamente al personal designado de Naviera Armas”.

lapalma.diariodeavisos.com/2013/05/01/una-persona-con-discapacidad-fisica-es-olvidada-por-armas-en-l



Pin It on Pinterest

Share This