Un estudio relaciona el consumo de alimentos ultraprocesados con problemas de salud mental en los adolescentes.

Un estudio relaciona el consumo de alimentos ultraprocesados con problemas de salud mental en los adolescentes.

La compra de alimentos y bebidas ultraprocesadas se ha triplicado en España en las últimas décadas y los adolescentes son los principales consumidores.

Agencias

Enlace noticia original

Un estudio realizado por la Universidad Autónoma de Barcelona (UAB) relaciona el consumo de alimentos y bebidas ultraprocesadas con problemas psicosociales asociados a la salud mental en adolescentes. La investigación la han llevado a cabo el Instituto de Ciencia y Tecnología Ambientales de la Universidad Autónoma de Barcelona (ICTA-UAB) y el Instituto de Investigación Biomédica de Girona (IDIBGI).

También han colaborado la Facultad de Medicina y el Instituto de Neurociencias, ambos de la UAB, y la Agencia de Salud Pública de Barcelona, y se han analizado los hábitos de medio millar de adolescentes españoles de entre 13 y 18 años.

Según el estudio, la compra de alimentos y bebidas ultraprocesadas se ha triplicado en España en las últimas décadas, y son los adolescentes los principales consumidores de este tipo de productos industriales caracterizados por la baja cantidad de nutrientes, el alto contenido calórico y la presencia de aditivos que los hacen muy atractivos, sabrosos y adictivos.

Ánimo bajo, ansiedad y falta de atención

El informe analiza la relación que existe entre la ingesta de ultraprocesados y las dificultades psicosociales -como el bajo estado de ánimo, sensaciones de ansiedad o problemas de atención-, u otros problemas de conducta con los demás, teniendo en cuenta el consumo diario de frutas y verduras y el nivel de actividad física semanal de los participantes, variables con efectos positivos contrastados para la salud mental.

La investigación muestra una asociación directa entre un elevado consumo de alimentos y bebidas ultraprocesadas, el malestar emocional y los problemas de conducta, y destacó la asociación con el bajo estado de ánimo reportado por las personas adolescentes que participaron en el estudio. La mayoría de los participantes indicó haber consumido embutidos, galletas y carnes procesadas (50-60%) y productos de chocolate, aperitivos, bebidas de chocolate y salsas (40-50%).

Los adolescentes consumen menos de dos raciones al día de frutas y verduras

En cuanto al consumo de frutas y verduras, los adolescentes declararon un consumo medio de 1,93 raciones/día, muy alejado de las cinco raciones al día recomendadas, y afirmaron realizar actividad física una media de 2,9 días a la semana. Además, un 26,2% de los participantes presentó algún tipo de problema psicosocial: un 33,9% relacionado con malestar emocional, principalmente depresión o ansiedad, un 9,5% en lo referente a problemas de atención y un 3,9 % relacionado con problemas de tipo conductual.

Por sexos, las chicas mostraron una mayor problemática psicosocial en todas las esferas (26,4% frente a 22,2%, respectivamente), especialmente en relación con el estado de ánimo bajo y las sensaciones de ansiedad, exceptuando los problemas de conducta, que fueron similares entre ambos sexos.



Pin It on Pinterest

Share This