Un 15% de los mayores de 65 años pasa más de un día sin salir de casa – Solidaridad Intergeneracional
23395
post-template-default,single,single-post,postid-23395,single-format-standard,bridge-core-2.2,et_monarch,ajax_fade,page_not_loaded,,qode_grid_1400,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-20.7,qode-theme-bridge,qode_header_in_grid,wpb-js-composer js-comp-ver-6.1,vc_responsive,elementor-default,elementor-kit-27943

Un 15% de los mayores de 65 años pasa más de un día sin salir de casa

Un 15% de los mayores de 65 años pasa más de un día sin salir de casa

El diseño de los barrios, si son más “paseables” y cuentan con más servicios, hace que los ancianos que viven en ellos hagan más actividad física, lo que favorece su envejecimiento activo y saludable.

EFE – BARCELONA

Un 15,5% de las personas mayores de 65 años que viven en la región metropolitana de Barcelona pasan más de un día cada semana sin salir de casa, porcentaje que se eleva al 21% en los mayores de 75 años, según un estudio de la Universidad Autónoma de Barcelona (UAB), que revela las diferencias entre barrios con urbanismos que invitan a pasear o a quedarse en casa.

La investigación, hecha por la investigadora del Instituto de Ciencia y Tecnología Ambientales (ICTA-UAB) Carme Miralles y del Departamento de Geografía Oriol Marquet, se ha llevado a cabo en municipios de la Región Metropolitana de Barcelona con encuestas a 12.000 personas.

La muestra ha comparado a los ancianos residentes en barrios catalogados como “vitales”, es decir, muy transitados, con comodidades, instalaciones y servicios cercanos, y “no vitales”, que están más aislados, dispersos y poco transitados.

El estudio concluye que el diseño de los barrios, si son más “paseables” y cuentan con más servicios, hace que los ancianos que viven en ellos hagan más actividad física, lo que favorece su envejecimiento activo y saludable.

El trabajo establece que el diseño y la “caminabilidad” de los barrios influye de manera determinante en los índices de actividad física que realizan las personas mayores que residen.

Así, los mayores de 65 años que viven en barrios más concurridos y con más comodidades y comercios son menos sedentarios, caminan más y hacen trayectos a pie más largos que los residentes en zonas más “aisladas” y “poco transitadas”.

Los autores del estudio destacan que la falta de actividad física es un factor de riesgo de padecer obesidad, patologías mentales, problemas cardiovasculares, distintos tipos de cáncer y artritis, responsables del 6% de la mortalidad.

El estudio evidencia que el 15,5% de los mayores de 65 años pasa más de un día sin salir de casa, un dato que se amplía al 21,2% en el grupo de los mayores de 75 años con tasas aún más elevadas entre las mujeres mayores (25,5%).

En este contexto, “caminar se presenta como una actividad preventiva adecuada, segura y accesible para las personas mayores”, destacan los autores, que han analizado cómo la tipología del entorno urbano -y no sólo la edad y el género- puede influir en el número de desplazamientos de las personas mayores y en los niveles de actividad física realizados durante sus caminatas.

Los resultados confirman que vivir en un entorno urbano vital contribuye a hábitos de movilidad saludable, dado que la proximidad a los destinos y la presencia de gente paseando anima a las personas mayores a salir más de casa, caminar más a menudo y durante más minutos que los que viven en zonas “no vitales”.

Esta relación directa entre la “vitalidad/caminabilidad” del barrio y el envejecimiento activo tiene una incidencia más marcada en los hombres de edad avanzada que en las mujeres.

En concreto, en los barrios “no vitales”, el 20% de los hombres mayores de 75 años son personas “inmóviles” (no salen de casa) mientras que en los “vitales” la cifra disminuye hasta el 13%.

Los hombres que viven en zonas consideradas vitales realizan al día un 11,3% más viajes que los que residen en áreas más aisladas.

Los mayores de 65 años que viven en barrios “vitales” caminan en un 76,7% de sus desplazamientos, una cifra que se reduce al 56,8% en las zonas “no vitales”.

Por el contrario, el coche particular es utilizado sólo en el 10,2% de los desplazamientos originados en los barrios “vitales”, cifra que aumenta hasta el 20% en el caso los barrios “no vitales”.

Los resultados evidencian que los hombres caminan más minutos que las mujeres (86,6 frente 57,7 minutos) y que vivir en un entorno “vital” significa andar un 20% más, ya que se dedica una media de 4,8 minutos más diarios a los desplazamientos a pie (72,1 minutos en las áreas vitales y 67,3 minutos en las no vitales).

www.lavanguardia.com/vida/20151004/54437020458/un-15-de-los-mayores-de-65-anos-pasa-mas-de-un-dia-si



Pin It on Pinterest

Share This