Sólo dos de cada 10 mujeres mayores de 55 años cobran prestación por desempleo contributiva en CyL, según UGT – Solidaridad Intergeneracional
21644
post-template-default,single,single-post,postid-21644,single-format-standard,bridge-core-2.2,et_monarch,ajax_fade,page_not_loaded,,qode_grid_1400,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-20.7,qode-theme-bridge,qode_header_in_grid,wpb-js-composer js-comp-ver-6.1,vc_responsive,elementor-default,elementor-kit-27943

Sólo dos de cada 10 mujeres mayores de 55 años cobran prestación por desempleo contributiva en CyL, según UGT

Sólo dos de cada 10 mujeres mayores de 55 años cobran prestación por desempleo contributiva en CyL, según UGT

EUROPA PRESS. 08.03.2011

Sólo dos de cada diez mujeres mayores de 55 años cobran prestación por desempleo de modalidad contributiva en Castilla y León frente a cinco de cada diez hombres, mientras el resto lo hace en la modalidad asistencial, según el informe ‘La situación laboral de las mujeres’ que presentó UGT.

La secretaria regional para la Igualdad de UGT, Patricia García, hizo hincapié en las diferencias que aún existen entre mujeres y hombres y considera que la jornada que se celebra este martes, Día Internacional de la Mujer Trabajadora, tiene que servir para reafirmarse en la labor de lucha por la igualdad real en el mercado de trabajo.

Asimismo, además considera que es un día festivo que no se puede olvidar y tiene que servir de “fiesta” para todas las mujeres que trabajan día a día en lograr la igualdad, pero añadió que también debe servir de “reconocimiento” de aquellas mujeres que tuvieron una labor muy importante para llegar a la situación actual.

García, en declaraciones recogidas por Europa Press, pidió una reflexión para pensar que se han tenido avances pero que aún queda “mucho camino” por recorrer para llegar a esa igualdad.

En cuanto a los datos que refleja el informe, destacó que la tasa de paro ha disminuido entre hombres y mujeres, que es de sólo dos puntos, pero incidió en que se debe a que los hombres han perdido empleo por la situación de crisis, que ha destruido empleo en los sectores más “masculinizados”.

Además, indicó que sigue existiendo una “brecha salarial” por el mero hecho de ser mujer, que cobran menos que los hombres en un mismo puesto de trabajo y tienen que trabajar 53 días más para cobrar lo mismo.

Más años de trabajo

Patricia García explicó que la diferencia salarial se debe a que existen algunos pluses y complementos dados por una serie de cuestiones que el empresario entiende como por ejemplo por el “esfuerzo físico” en el caso de los hombres.

Por otro lado, explicó que también hay cuestiones relativas a la antigüedad, ya que las mujeres se acaban de incorporar al mercado, lo que hace que los salarios sean más altos para los hombres. Además, esto supone que las pensiones que estaban cobrando las mujeres no sean contributivas, lo que a su vez conlleva un “empobrecimiento mayor” de la población.

UGT explicó que el estudio releja que en la Comunidad no sólo no despega la población activa femenina, que no alcanza el 47,5 por ciento de la actividad —según los datos del último trimestre de 2010—, sino que además indica que en los dos últimos años se ha ralentizado e incluso en el último año ha descendido.

El sindicato alertó sobre esta situación, tanto si es por el abandono del mercado de trabajo como si el motivo está en la emigración, ya que puede ahondar más en el grave problema de la despoblación que sufre la Comunidad.

Además, en el caso de las mujeres trabajadoras, el paso por la situación de desempleo muestra una peor realidad, que es que del total de las personas desempleadas que perciben prestaciones por desempleo sólo el 40 por ciento son mujeres, con una cuantía media diaria un 15 por ciento inferior al de los hombres desempleados. Asimismo, sólo dos de cada diez mujeres mayores de 55 años cobran prestación por desempleo de modalidad contributiva frente a cinco de cada diez hombres, el resto lo hace en la modalidad asistencial.

En cuanto a los contratos, el comportamiento es similar, indicó UGT, que concretó que de las contrataciones a tiempo parcial que se formaliza a mujeres (más del 80 por ciento) únicamente el 32 por ciento la eligen para continuar estudios o para formarse. Los motivos principales que se alegan y que se solapan son los cuidados familiares (98,62 por ciento); otras obligaciones familiares (95,68 por ciento) y no encontrar trabajo a la jornada completa que permita la conciliación (81 por ciento).

Permisos para mujeres

Por otra parte, del total de excedencias por cuidado de hijos, el 94 por ciento han sido solicitadas por mujeres, 97 de cada cien permisos lo son por maternidad y 98 de cada 100 mujeres inactivas que están dispuestas a trabajar no pueden buscar empleo por razones familiares (cuidados o responsabilidades en el ámbito del hogar).

UGT considera que los datos de los dos últimos años ponen de manifiesto no sólo la paralización de medidas y estrategias específicas, sino que incluso apuntan hacia un retroceso que conlleva la “intolerables vulneración de derechos ya adquiridos” de una “inmensa parte” de la ciudadanía europea.

La presentación del informe se enmarca en su Encuentro de Igualdad, en el que participaron unos 170 sindicalistas que analizaron las diferentes herramientas para trabajar por la igualdad.

Entre los participantes asistieron las sindicalistas Consuelo de León y Maria del Carmen Manzano, quienes explicaron sus experiencias desde el punto de vista laboral y sindical.

Consuelo de León explicó que desde muy joven empezó en el mundo sindical para reivindicar la igualdad y trabajaba en una empresa en la que había “muchísima discriminación”, fundamentalmente salarial. Ahora, indicó, han pasado muchos años y aunque aún hay trato discriminatoriio “poco a poco” se van solventando problemas, aunque no se consigue llegar a la igualdad plena.

Por su parte, Manzano, trabajadora de Helios y sindicalista de UGT, incidió en que ha cambiado la política salarial y antes se cobraba un plus por ser hombre, algo que ahora se ha ido solventando aunque quede “algún escollo”.

Por otra parte, puso de manifiesto los problemas de conciliación de la vida laboral y familiar, ya que a pesar de que los hombres aportan cada vez más, las mujeres son las que “más pierden” y tienen que “luchar” con el trabajo, la casa, los niños, etcétera. “Siempre pierde más la mujer a la hora de pedir una reducción de jornada o tiempo, ya que es siempre la mujer”, dijo.

www.20minutos.es/noticia/981830/0/



Pin It on Pinterest

Share This