Ser obesos nos hace más viejos – Solidaridad Intergeneracional
22974
post-template-default,single,single-post,postid-22974,single-format-standard,bridge-core-2.2,et_monarch,qode-page-transition-enabled,ajax_fade,page_not_loaded,,qode_grid_1400,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-29.4,qode-theme-bridge,qode_header_in_grid,wpb-js-composer js-comp-ver-6.1,vc_responsive,elementor-default,elementor-kit-27943

Ser obesos nos hace más viejos

Ser obesos nos hace más viejos

En una sociedad que idolatra la juventud, la dieta mediterránea es un instrumento de primer orden para retrasar el deterioro del organismo que el sobrepeso acelera

JOSÉ J. GAFORIO | JAÉN

La sociedad actual idolatra la juventud. Todo el mundo quiere ser joven o, por lo menos, aparentarlo. Para alcanzar la quimera de la eterna juventud, recurrimos a la cirugía estética, a la cosmética, etc. Todas estas medidas no hacen más que ocultar a la vista los efectos inevitables de la edad pues, es la salud de nuestras células y tejidos la que determina este parámetro. El tiempo deja huella en nuestro organismo, es ley de vida. Es imposible detener sus efectos, aunque, sí los podemos lentificar. Por el contrario, también se pueden acelerar si descuidamos determinados aspectos. ¿Cómo mitigar el envejecimiento celular causado por el paso del tiempo?

La edad de un individuo está directamente relacionada con la mayor probabilidad de desarrollar determinadas enfermedades. De la misma forma, sabemos que la obesidad incrementa el riesgo de padecer estas mismas enfermedades (diabetes tipo 2, enfermedad cardiovascular, osteoartritis, ciertos tipos de cáncer, etc). De aquí se deduce que, la obesidad incrementa la edad biológica de nuestras células y tejidos. Es decir, la obesidad acelera el envejecimiento.

Edad biológica

Realmente, es difícil constatar esta aceleración de la edad biológica puesto que, no está claro cómo medir la edad de nuestras células y tejidos. Recientemente, se ha publicado un artículo muy interesante en la revista PNAS (Proceedings of the National Academy of Sciences) cuyo primer autor es Steve Horvath, que aborda y demuestra esta relación. Utiliza como biomarcador de la edad celular ciertas alteraciones en el ADN, concretamente cuantifica sus niveles de metilación. Los resultados obtenidos utilizando este biomarcador epigenético son realmente inesperados. Los autores han encontrado una correlación significativa entre el peso corporal y la edad epigenética de los tejidos hepáticos. Es decir, la obesidad acelera el envejecimiento celular.

El artículo nos revela el motivo por el que las personas obesas sufren un desarrollo temprano de patologías que están relacionadas con la edad avanzada, entre las que se encuentran la diabetes tipo 2 o ciertos tipos de cáncer. Se aportan así nuevas evidencias que inciden en la importancia de mantener un peso corporal adecuado.

Irreversible

Otro aspecto interesante que resalta el mismo artículo es que, la aceleración del envejecimiento celular, no es reversible a corto plazo después de una pérdida rápida de peso tras una cirugía bariátrica (por ejemplo, bypass gástrico). Si examinados en conjunto todos estos datos, no cabe duda que, seguir habitualmente una dieta saludable es un escudo que nos protege del envejecimiento celular.

2014 es el año internacional de la Dieta Mediterránea que, además, fue declarada por la UNESCO en 2010 como Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad. Ahora tenemos una nueva excusa para seguir la Dieta Mediterránea, considerada el paradigma de dieta saludable.

www.ideal.es/jaen/jaen/201410/20/obesos-hace-viejos-20141019211323.html



Pin It on Pinterest

Share This