Salud pone en marcha la campaña de verano de prevención por altas temperaturas – Solidaridad Intergeneracional
22813
post-template-default,single,single-post,postid-22813,single-format-standard,bridge-core-2.2,et_monarch,ajax_fade,page_not_loaded,,qode_grid_1400,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-20.7,qode-theme-bridge,qode_header_in_grid,wpb-js-composer js-comp-ver-6.1,vc_responsive,elementor-default,elementor-kit-27943

Salud pone en marcha la campaña de verano de prevención por altas temperaturas

Salud pone en marcha la campaña de verano de prevención por altas temperaturas

Está diseñada con el objeto de reducir los posibles efectos nocivos para la salud asociados al calor, principalmente entre la población vulnerable, niños y ancianos, en caso de aumento extremo de las temperaturas.

PALMA DE MALLORCA – EUROPA PRESS

La Conselleria de Salud Pública y Consumo de las Islas Baleares, a través de la Dirección General de Salud y Consumo, ha iniciado la campaña de prevención por altas temperaturas que lleva a cabo cada verano. Esta campaña está diseñada con el objeto de reducir los posibles efectos nocivos para la salud asociados al calor, principalmente entre la población vulnerable, niños y ancianos, en caso de aumento extremo de las temperaturas.

Este sistema de información y alerta por olas de calor, que a nivel nacional está coordinado por el Centro Nacional de Epidemiología, recoge las temperaturas registradas cada día y las previsiones para los cuatro siguientes y las clasifica en cuatro niveles, de menor a mayor riesgo con el fin de mantener informados tanto a los profesionales socio-sanitarios como a la población general de la posibilidad de que se registren fuertes subidas de temperatura que puedan tener efectos nocivos sobre la salud.

De esta forma, los profesionales socio-sanitarios pueden prever con tiempo la intervención más adecuada, y se refuerza durante estos días la campaña informativa entre la población en general con el fin de recordar los consejos y medidas preventivas que hay que tomar ante una ola de calor.

La prevención -mediante la difusión de consejos a la población-, el refuerzo asistencial -con el incremento de personal en los centros de salud y los hospitales- y la creación de un dispositivo de información y vigilancia son los tres ejes sobre los cuales se basa el programa de acción de la Consejería para tratar de reducir los efectos nocivos que pueden tener las altas temperaturas en la salud.

La población de riesgo o la más vulnerable a los efectos del calor son los ancianos, los mayores de 80 años, personas mayores que vivan solas, mayores enfermos y niños.

CONSEJOS DE PREVENCIÓN

Los consejos informativos van dirigidos a la población en general, con una atención especial a la población de riesgo, como por ejemplo los niños, los enfermos crónicos y las personas mayores de 65 años, así como a las personas que trabajan al aire libre. Además, como cada año, se pide la colaboración a los consejos insulares, a los ayuntamientos y a la Cruz Roja.

Los mensajes se centran en medidas preventivas para hacer frente al calor: se tienen que consumir más líquidos (sobre todo beber mucha de agua y tener cuidado en que los niños y la gente mayor beban), reducir la actividad física, evitar las comidas copiosas, ponerse ropa fresca y refrescarse a menudo.

Asimismo, recomendaciones en la compra y el uso de los alimentos, como por ejemplo no romper la cadena de frío, manipularlos de manera adecuada, conservarlos correctamente mediante refrigeración, lavar y desinfectar la fruta y la verdura, entre otras.

MÁXIMA DE 35 GRADOS Y MÍNIMAS DE 22 GRADOS

Además, se ha puesto en marcha un dispositivo de información y vigilancia que tiene como función saber de manera anticipada cuando habrá una ola de calor. En caso de que sea así, será útil para saber la incidencia real sobre la salud, mediante indicadores relativos a las demandas asistenciales.

De acuerdo con el Ministerio de Sanidad, se han establecido cuatro niveles según las temperaturas umbrales máximas y mínimas establecidas -en el caso de las Islas Baleares son 35 de máxima y 22 de mínima-.

Si las previsiones (a cinco días) de las temperaturas indican que se superará de manera simultánea el umbral de la temperatura máxima y la mínima se establece el Nivel 0 (verde): ausencia de riesgo; nivel 1 (amarillo): riesgo bajo; nivel 2 (naranja): riesgo mediano; nivel 3 (rojo): riesgo alto.

El nivel 1 (amarillo) se activa cuando en un plazo de cinco días hay uno o dos días consecutivos con temperaturas superiores a los umbrales establecidos. Si superan los umbrales tres o cuatro días consecutivos se activa el nivel 2 (naranja). Finalmente, se activa el nivel 3 (rojo) cuando, durante 5 días, las temperaturas superan los umbrales establecidos.

El Ministerio de Sanidad comunica diariamente a las comunidades autónomas el nivel en que se encuentran. Cada uno de estos niveles lleva implícita la activación de determinadas medidas.

noticias.lainformacion.com/meteorologia/informacion-general-sobre-los-eventos-climatologicos/salud-p



Pin It on Pinterest

Share This