¿Sabes que es ENVEJECIMIENTO ACTIVO? – Solidaridad Intergeneracional
25269
post-template-default,single,single-post,postid-25269,single-format-standard,bridge-core-2.2,et_monarch,ajax_fade,page_not_loaded,,qode_grid_1400,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-20.7,qode-theme-bridge,qode_header_in_grid,wpb-js-composer js-comp-ver-6.1,vc_responsive,elementor-default,elementor-kit-27943

¿Sabes que es ENVEJECIMIENTO ACTIVO?

¿Sabes que es ENVEJECIMIENTO ACTIVO?

Pues basado en el reconocimiento que las Naciones Unidas tiene sobre los derechos humanos y en los principios que defienden como son la independencia, la participación, la dignidad, el cuidado y la autorrealización, la Organización Mundial de la Salud (OMS) definió en 1990 el envejecimiento activo, como el proceso de aprovechar al máximo las oportunidades existentes para lograr bienestar físico, psíquico y social durante toda la vida, con el objetivo de extender la calidad, la productividad y esperanza de vida a edades avanzadas. Este nuevo paradigma se relaciona con la productividad que las personas mayores ofrecen más allá de los 65 años. Los estereotipos asocian tradicionalmente a la vejez, con enfermedades, dependencia y falta de productividad o no activas. Nuestra realidad no coincide con esta opinión, y cada día son más las personas mayores que se convierten en recursos potenciales para su familia y para la Comunidad, contribuyendo con sus actividades, remuneradas o voluntarias, al desarrollo socio-económico.

Este modelo de envejecimiento facilita el aprendizaje a cualquier edad. La plasticidad del cerebro favorece aprender siempre, solo requiere interés y curiosidad. Aprender no solo es el trabajo de los niños, trabajar no solo es responsabilidad de los adultos y el retiro será el destino de algunos mayores, otros querrán o necesitarán seguir trabajando. Este paradigma del envejecimiento activo admite la posibilidad de entrar y salir del mercado laboral diferentes veces a lo largo de la vida; es más flexible y procura la conciliación laboral y familiar y la corresponsabilidad familiar, tan necesarias para incrementar la tasa de reposición; y proclama a su vez la jubilación no obligatoria, el alargamiento de las carreras profesionales, etc. Los 65 años dejan de ser la edad dorada de retiro y frontera entre el trabajo y jubilación. Hemos de desaprender y volver a aprender lo que el conocimiento científico aporta, adaptándonos a los nuevos tiempos porque los 65 años de ahora tampoco son los de antes.

PERSPECTIVA DE GÉNERO.

El envejecimiento nos afecta a todos, pero una de sus características mundiales, es su feminización. Hasta la fecha, las mujeres viven más que los hombres, una media de 5 años en España. A estos años no suelen faltarle dificultades, físicas, sociales, económicas, etc. Las mujeres a lo largo de la historia han estado más expuestas que los hombres a experiencias de discriminación en el acceso a la educación, alimentación, trabajo, servicios sanitarios y sociales y al poder político. La acumulación de desventajas implica que las mujeres mayores son más pobres y sufren más discapacidades que los hombres. Viven más, pero con peor calidad de vida. Cuanto antes diseñemos políticas que no perjudiquen a las mujeres, antes comenzaremos a poner remedio a esta situación.

Envejecer activamente, es más que envejecer saludablemente. Es ser actor principal de la propia vida. Los años no pueden ser peldaños que nos alejen de la realidad del día a día. Se trata de implicarse, no solo en la semana cultural del pueblo, sino de forma continua en temas de su interés como pueden ser: sociales, políticos, económicos, espirituales, culturales…, sea en su entorno próximo o no, a elección de cada uno. Se trata de estar VIVO.

Conservar la salud va a posibilitar la independencia que es la clave de bóveda para envejecer activamente. La buena alimentación basada en productos reales, de proximidad, de temporada, procesados en casa; la actividad física diaria junto al no consumo de tóxicos (alcohol, tabaco, etc.) y las buenas relaciones sociales y familiares son los condimentos ideales para ver siempre el vaso medio lleno para lograr el objetivo de vivir mucho y bien.

Después esta el azar de nuestros genes que hace de nosotros lo quiere.

Ana Isabel Esteban
Presidenta de Solidaridad Intergeneracional y de la Fundación Padrinos de la Vejez



Pin It on Pinterest

Share This