Recomiendan suplementos de calcio y vitamina D a partir de los 65 años para prevenir la osteoporosis.

Recomiendan suplementos de calcio y vitamina D a partir de los 65 años para prevenir la osteoporosis.

Esta enfermedad afecta a la densidad mineral y la calidad de los huesos.

65Ymás 19/10/2023

Enlace noticia original

Practicar ejercicio y llevar una dieta mediterránea son los consejos del doctor del Servicio de Medicina Interna del Hospital Universitario 12 de Octubre de Madrid, Ramón Costa, para prevenir la osteoporosis, al tiempo que ha aconsejado la toma de suplementos como calcio y vitamina D para personas mayores de 65 años que «no lleven a cabo una dieta correcta o tengan factores de riesgo».

«Cuando hablamos de factores de riesgo nos referimos a personas que con 65 años tienen bajo peso. Además, hay que incluir a pacientes que hayan tomado corticoides durante un periodo de su vida, ya que favorecen el riesgo de fracturas. Hay que tener en cuenta a las personas que no lleven una dieta adecuada o que tienen hábitos poco saludables como el tabaco y el alcohol, además de las que tienen predisposición genética, que son cerca del 30 por ciento de las que padecen la enfermedad», ha explicado Costa en un desayuno informativo organizado por la Asociación Nacional de Informadores de la Salud (ANIS) en el marco del Día Mundial de la Osteoporosis, que se celebra el 20 de octubre.

La osteoporosis es una enfermedad que afecta a la densidad mineral y la calidad de los huesos, lo que puede producir una disminución de la masa ósea que provoca un hueso frágil y con más posibilidad de romperse.

En la actualidad, la osteoporosis afecta al 22,5 por ciento de las mujeres y al 6,8 por ciento de los hombres en España, en concreto, casi tres millones de personas sufren osteoporosis en España, además, el diagnóstico se retrasa un promedio de tres años desde que hay señales de la enfermedad en el paciente. Se calcula que la enfermedad tiene un coste sanitario anual de 4.300 millones de euros.

Por estos datos, los especialistas recomiendan la prevención de esta patología y advierten que en España «se producen unas 285.000 fracturas al año en España». «Por ejemplo, la gravedad de una fractura de cadera en una persona de unos 85 años tiene el mismo impacto que un ictus. El 30 por ciento de las personas de avanzada edad que sufren una fractura de este tipo mueren durante el primer año, otro 30 por ciento tienen una gran dependencia y solo el 40 por ciento recuperan la funcionalidad previa», ha subrayado Costa.

De ahí que el especialista haya hecho hincapié en la toma de suplementos para prevenir esta enfermedad y ha puesto como ejemplo algunos países europeos en los que «hay más hábito». «Los niveles de insolación en España son mayores que en Suecia y Noruega, pero, aunque no lo parezca, los niveles de vitamina D que se obtienen a través del sol son parecidos», ha informado.

«En Suecia y Noruega toman suplementación, hacen mejor la prevención que nosotros porque están concienciados de la poca vitamina D que adquieren a través de los rayos del sol», ha matizado Costa.

El especialista ha explicado que para el diagnóstico de la osteoporosis se mide la densidad mineral ósea mediante la absorciometría dual de rayos X, una prueba que se conoce como densitometría ósea. «Esta prueba se debería llevar a cabo en las mujeres mayores de 65 años y en los hombres a partir de los 70 años», ha añadido.

Para el tratamiento de la patología, Costa ha informado que se emplean fármacos antirresortivos, que se combinarán con suplementos de vitamina D y calcio. «Si una persona tiene un tratamiento de osteporosis con antirresortivos, debe seguir con la ingesta de calcio y vitamina D a través de suplementos. Según varios estudios, el tratamiento por sí solo no funciona, solo con la combinación de vitamina D y calcio», ha indicado.

La práctica de ejercicio

En el desayuno informativo también ha participado el doctor José Luís Baquero, coordinador la Asociación Española con Osteoporosis y la Artrosis (AECOSAR) y la Osteoarthritis Foundation International (OAFI), quien ha recomendado el deporte para prevenir «esta enfermedad silente».

«Por ejemplo, el deporte de impacto, como correr, estimula la osificación -proceso mediante el que se forman los huesos-, por eso es muy recomendable que las personas jóvenes corran», ha resaltado Baquero.

«El músculo tiene un papel muy importante, es el encargado de sujetar la articulación y eso nos proporciona estabilidad para evitar caídas. Por eso es recomendable la realización de ejercicios anaeróbicos para fortalecer los músculos y evitar caídas y fracturas», ha explicado.

En este sentido, Costa ha asegurado que «no es necesario que sean ejercicios con mancuernas» y que cada activad se debe adaptar al paciente. «Levantarse un número de veces de la silla puede ser beneficioso para algunas personas de avanzada edad», ha añadido Costa, que ha asegurado que «las personas con buena dieta y ejercicio adecuado reducen el riesgo».



Pin It on Pinterest

Share This