¿Por qué dormimos peor después de los 65 años?.

¿Por qué dormimos peor después de los 65 años?.

Los problemas para dormir pueden aparecer con el paso de los años.

Stefano Traverso

Enlace noticia original

Es muy probable que mientras nos vamos haciendo mayores, van empezando a aparecer los problemas para dormir, despertares en mitad de la noche y que todo eso conlleve a sentir sueño durante el día. Todos esos trastornos pueden estar relacionados tanto con la edad, como con los hábitos diarios y las enfermedades.

La doctora Nieves Fernández Letamendi, especialista en geriatría del Hospital Quirónsalud Zaragoza, indica que los trastornos del sueño son muy habituales en las consultas de geriatría. Se estima que el 50% de la población mayor de 65 años presenta algún trastorno de sueño. Entre los más habituales se destacan la somnolencia diurna, la dificultad para empezar el sueño o para mantenerlo durante la noche.

¿Por qué duermen peor los mayores de 65?

Son muchos los factores que pueden llegar a alterar el sueño de una persona mayor. Los malos hábitos para el descanso es una de las causas más comunes que como resultado, deterioran la calidad del sueño.

Cabe resaltar que los problemas para adaptarse a una nueva vida, como la jubilación, la viudedad o ingresos hospitalarios son otras causas que también pueden llegar a afectar.

Además, existen ciertas enfermedades como insuficiencia cardíaca, enfermedad pulmonar obstructiva crónica o EPOC, apnea del sueño, síndrome de piernas inquietas, demencia, dolor, cáncer, depresión o diabetes que pueden estar relacionadas con los diferentes trastornos del sueño.

¿Qué pasa si dormimos mal?

Los trastornos del sueño afectan la calidad de vida de una persona mayor de forma más o menos grave. Algunas consecuencias de no dormir bien pueden ser: fatiga durante el día, bajo estado de ánimo, irritabilidad, mayor riesgo de caídas, incremento de mortalidad, depresión y deterioro cognitivo.

¿Cómo dormir bien después de los 65 años?

El tratamiento para dormir bien consiste en incorporar una serie de medidas de higiene del sueño, que pueden ser acompañadas por la toma de un medicamento. La especialista en geriatría del Hospital Quirónsalud Zaragoza, la doctora Nieves Fernández Letamendi, nos brinda las 14 medidas para dormir mejor:

  1. No beber demasiados líquidos por la tarde.
  2. No consumir cafeína o teína después del mediodía.
  3. No beber alcohol ni fumar desde horas antes de acostarse.
  4. Establecer una hora para ir a la cama y también para levantarse, incluso los fines de semana y festivos.
  5. Utilizar la cama solo para dormir, y evitar otras actividades, como ver la televisión, escuchar la radio, hablar por teléfono o comer.
  6. Estar en la cama el tiempo suficiente.
  7. Evitar las siestas o que duren menos de media hora.
  8. Pasear como mínimo una hora al día con luz solar y, al menos, tres horas antes de acostarse en la cama.
  9. Mantener unas buenas condiciones ambientales en la habitación, como la temperatura, la ventilación, la luz y los ruidos.
  10. Realizar ejercicios de respiración lenta y relajada antes de ir a la cama también es beneficioso para dormir mejor.
  11. Evitar cenas abundantes.
  12. No ir a la cama con hambre.
  13. No usar el ordenador desde dos horas antes de ir a la cama.
  14. Levantarse de la cama y hacer algo relajante, como leer o beber un vaso de leche, en caso de no conciliar el sueño en media hora. Y regresar a la cama en cuanto se comience a sentir sueño de nuevo.

¿Cuándo acudir al médico?

Todos los trastornos del sueño pueden ser diferentes, por lo que dependiendo de cuál se trate, necesitará un enfoque y un tratamiento distinto. También es importante tener en cuenta que estos problemas para dormir suelen volverse más crónicos, lo que hace más difícil obtener resultados.

Si los problemas para dormir continúan por más de dos semanas, incluso después de seguir algunos de los hábitos recomendados, es importante acudir a un especialista para su valoración. Así se puede evaluar cada caso, conocer el trastorno y poder pautar el tratamiento y las medidas necesarias.



Pin It on Pinterest

Share This