Musicoterapia para la prevención de trastornos del estado de ánimo en personas mayores – Solidaridad Intergeneracional
24283
post-template-default,single,single-post,postid-24283,single-format-standard,bridge-core-2.2,et_monarch,ajax_fade,page_not_loaded,,qode_grid_1400,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-20.7,qode-theme-bridge,qode_header_in_grid,wpb-js-composer js-comp-ver-6.1,vc_responsive,elementor-default,elementor-kit-27943

Musicoterapia para la prevención de trastornos del estado de ánimo en personas mayores

Musicoterapia para la prevención de trastornos del estado de ánimo en personas mayores

La musicoterapia tienen la capacidad de mejorar el estado de ánimo de los mayores sin efectos adversos.

MÓNICA DE CASTRO
(Musicoterapeuta clínica especializada en geriatría y demencias)

Los trastornos del estado de ánimo en personas mayores tienen un impacto directo en su calidad de vida y afectan al proceso de envejecimiento activo y saludable. Actualmente su prevalencia en mayores de 65 años que viven en grandes ciudades se sitúa en torno a un 31% de la población, una cifra que hace que fácilmente se superen las 300.000 personas afectadas en una sola ciudad.

¿Cómo se está afrontando este tema? Un informe reciente desvela cifras inquietantes: más de un 25% de personas mayores de 70 años están tomando antidepresivos. Los expertos alertan que este aumento de medicalización se está llevando a cabo en muchos casos sin justificación clínica suficiente y que el uso de estos fármacos pueden producir interacciones potencialmente graves, siendo además causa de una importante tasa de mortalidad.

En el origen del problema encontramos diversos factores. Uno de los más importantes es la soledad no deseada. Sabemos que un 25% de personas mayores en ciudades viven solas y este es un factor de riesgo para sufrir trastornos del estado de ánimo, siendo la población de más de 65 años la que sufre una mayor prevalencia de depresión y ansiedad. La depresión, además, tiene una relación directa con el índice de suicidios, cuyas tasas más altas se encuentran en las personas mayores de 70 años.

Prevención

Ante estos datos y el rápido aumento de la población mayor en nuestro país, la prevención se impone como medida esencial y urgente para revertir estas tendencias. Algunas de las recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud para evitar estos problemas son promover la participación y las estrategias de afrontamiento ante la ansiedad y la depresión.

Las administraciones, ante el aumento significativo de la población de personas mayores, deberían considerar en sus planes de prevención y de rehabilitación la inclusión de terapias no farmacológicas evidenciadas sin efectos secundarios, que complementasen el uso de fármacos y pudieran revertir el efecto de sobremedicalización que se está produciendo.

La musicoterapia como servicio sanitario

La musicoterapia, como disciplina con base científica que cuida de la salud integral de la persona, puede aportar beneficios a personas de todas las edades. La música y sus elementos, utilizados con fines terapéuticos, pueden incidir en nuestro estado de salud y bienestar porque implican a muchas áreas y redes de nuestro cerebro que procesan las funciones que queremos cuidar (motricidad, aspectos cognitivos, emociones…). El musicoterapeuta es un profesional formado y comprometido a facilitar estos procesos con el fin último de ayudar a la persona a conseguir una mejor calidad de vida.

Ya en 1991 en EEUU se abordó el tema de la prevención y el bienestar de las personas mayores incluyendo la musicoterapia en los servicios sanitarios. La Cámara de Representantes y el Senado, tras considerar los informes y debates de un Comité de Expertos -entre los que se encontraban conocidos neurólogos como Oliver Sacks, musicoterapeutas relevantes y representantes de diversas Facultades de Medicina del país- declaró la musicoterapia como un servicio de apoyo y prevención dentro de los servicios de salud públicos y la incluyó en los Planes Estatales de Envejecimiento con las siguientes medidas regulatorias y de impulso:

* Defendió la musicoterapia como un servicio llevado a cabo por un musicoterapeuta titulado.
* Añadió la musicoterapia a las listas de:
– servicios públicos de apoyo a las personas mayores con el objetivo de mantener su autonomía o favorecer su regreso a la vida normal tras un periodo de institucionalización.
– servicios diseñados para conseguir y mantener el bienestar físico y mental de personas mayores.
– servicios diseñados para satisfacer las necesidades especiales y la calidad de vida de las personas mayores, especialmente aquellas con mayor riesgo de exclusión por su situación socioeconómica.
* Definió la musicoterapia como un servicio preventivo al mismo nivel que los chequeos de salud rutinarios o los consejos nutricionales.
* Empezó a poner en marcha y apoyar estudios de investigación que permitieran avanzar en el conocimiento de los beneficios que la musicoterapia aporta a las personas mayores.
* Dio apoyo a la formación de profesionales.

Beneficios de la musicoterapia preventiva para mayores

Los programas de musicoterapia diseñados específicamente y orientados personas mayores, tienen la capacidad de mejorar el estado de ánimo sin efectos adversos. El musicoterapeuta profesional tiene competencias clínicas y musicales que le permiten establecer unos objetivos terapéuticos y alcanzarlos mediante técnicas musicoterapéuticas científicamente evidenciadas.

Es importante también el conocimiento que el musicoterapeuta haya ido adquiriendo del colectivo con el que trabaja. El trabajo musicoterapéutico varia según las necesidades de cada persona o grupo: oncología, demencias, neonatología, autismo, salud mental o personas en riesgo de exclusión social, por poner sólo algunos ejemplos, presentan necesidades y requieren abordajes completamente distintos que sólo un profesional con largo recorrido específico puede abordar con garantías.

Numerosos estudios avalan el uso de la musicoterapia profesional en personas mayores para mejorar los síntomas de los trastornos del estado de ánimo, especialmente la depresión. Sabemos que un programa de musicoterapia que incluya actividad física durante un periodo de entre 3 y 6 meses reduce la ansiedad y la depresión. También existe evidencia de que la música, puede mejorar la calidad del sueño en personas mayores.

Para este colectivo, el musicoterapeuta diseña programas y actividades que estimulan los potenciales de los participantes adaptándose a sus posibles limitaciones, teniendo siempre como finalidad que su participación sea una experiencia satisfactoria, aumente su autoestima y favorezca su relación con los demás.

Un programa de musicoterapia preventivo para personas mayores tiene múltiples beneficios:

* Favorece la participación activa a través de actividades con el canto, tocar instrumentos, componer canciones, bailar, etc.
* Mejora la implicación de la persona en su entorno
* Abre una nueva vía de comunicación verbal y no verbal
* Estimula la activación física: fuerza, equilibrio, elasticidad…
* Impulsa el interés para participar en otras actividades sociales no musicales
* Fomenta la expresión emocional
* Mejora la autoestima

El Programa ‘Música para la Salud’, un ejemplo de éxito

Un buen ejemplo lo encontramos en el Programa de Musicoterapia ‘Música para la Salud’, un programa grupal preventivo que se diseñó y llevó a cabo durante los años 2013 a 2015 para la Fundació Agrupació, junto a otras actividades que fomentaban el envejecimiento activo y saludable.

En las 5 ediciones que se realizaron participaron un total de 76 personas de edades comprendidas entre los 60 y los 85 años. La estructura y actividades diseñadas perseguían ejercitar aspectos que se enmarcaron en cuatro grandes áreas:

* Cognitivos: memoria, lenguaje y atención/concentración
* Físicos: movilidad, respiración, relajación muscular
* Emocionales: estado anímico, autoestima, expresión emocional
* Psicosociales: participación, comunicación y relación

La experiencia percibida por los participantes, recogida en encuestas, fue muy positiva. A lo largo de las cinco ediciones se realizó una medición de la autopercepción del estado de ánimo -a través de un test basado en la escala Observed Emotions Rating Scale -OERS. Cada participante registraba cómo se sentía antes y después de cada sesión.

geriatricarea.com/musicoterapia-para-la-prevencion-de-trastornos-del-estado-de-animo-en-personas-may



Pin It on Pinterest

Share This