Más del 56% de los mayores de 55 años experimentó sentimiento de soledad durante el confinamiento. – Solidaridad Intergeneracional
39474
post-template-default,single,single-post,postid-39474,single-format-standard,bridge-core-2.2,et_monarch,ajax_fade,page_not_loaded,,qode_grid_1400,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-20.7,qode-theme-bridge,qode_header_in_grid,wpb-js-composer js-comp-ver-6.1,vc_responsive,elementor-default,elementor-kit-27943

Más del 56% de los mayores de 55 años experimentó sentimiento de soledad durante el confinamiento.

Más del 56% de los mayores de 55 años experimentó sentimiento de soledad durante el confinamiento.

Se sufrió más entre las mujeres y en la población de 65 a 79 años con peor salud y menos estudios.

Enlace noticia original

65Ymás

En España, el confinamiento derivado de la pandemia de la covid-19 aisló domiciliariamente a la población del 14 de marzo al 21 de junio del 2020. Este confinamiento tuvo distintos impactos sobre la ciudadanía: entre otros aspectos, se agudizó entre la población el sentimiento de soledad, un problema de salud pública que afecta en gran medida a la población en edad avanzada, así lo pone de manifiesto el estudio “Soledad durante el confinamiento: una epidemia dentro de la pandemia de la covid-19”,  impulsado por el Observatorio Social de la Fundación ”la Caixa”  y elaborado por los investigadores Juan Manuel García González (Universidad Pablo de Olavide, UPO), Rafael Grande (Universidad de Málaga),Inmaculada Montero (UPO) y Dolores Puga (Consejo Superior de Investigaciones Científicas).

Según este estudio, más de la mitad de los mayores de 55 años (un 56,4%) experimentó sentimiento de soledad durante el confinamiento por Covid-19, un dato que registró un incremento de nueve puntos con respecto a antes de la pandemia (47,3%), según un estudio de El Observatorio Social de la Fundación ”la Caixa”. Este escenario afectó más a quienes no se sentían solos antes de que se produjera esta situación.

Concretamente, de febrero a abril de 2020, fue la soledad emocional (referida a la falta de relaciones de confianza) la que aumentó del 25% al 36%, mientras que la soledad social (referida a la falta de relaciones con el grupo social) descendió del 26% al 18%. Asimismo, la soledad moderada pasó del 40% al 52% mientras que la severa disminuyó del 7,4% al 4,7%.

Conocer cómo afecta el confinamiento al sentimiento de soledad es fundamental para establecer medidas preventivas. Asimismo, permite diseñar intervenciones para reducir las consecuencias negativas de la soledad en la salud de las personas y en sus relaciones familiares y sociales. La investigación sobre la que se basa el estudio analizó los cambios respecto al sentimiento de soledad en la población entre febrero y abril del 2020. Para ello, se realizó una encuesta a 750 personas mayores de 55 años residentes en Andalucía.

Mayor sensación de soledad

La sensación de soledad entre la población aumentó por la pandemia de la covid-19. Los resultados de la encuesta muestran que durante el confinamiento, en relación con la situación previa a la implantación de esta medida, el sentimiento de soledad entre la población andaluza mayor de 55 años aumentó del 47% al 57%. La soledad moderada se incrementó del 40% al 52% y la severa disminuyó del 7,4% al 4,7%. Por lo tanto, durante el confinamiento, más de la mitad de la población andaluza mayor de 55 años declaró sentirse sola, si bien la soledad considerada más grave decreció notablemente.

Cabe señalar que las personas que previamente se sentían más solas encontraron un mayor apoyo por parte de sus redes familiares y de amistades, posiblemente conocedoras de su situación. Dos tercios de las personas con soledad severa y un tercio de las que experimentaban soledad moderada antes de que se introdujera la medida para paliar la pandemia manifestaron que su nivel de soledad había disminuido durante el confinamiento. En cambio, entre las personas que no sentían soledad anteriormente, la situación inédita e inesperada de confinamiento pudo motivar la aparición de este sentimiento en niveles moderados y, quizá, solo coyunturales.



Pin It on Pinterest

Share This