Los menús de las residencias de mayores en España son de mala calidad – Solidaridad Intergeneracional
24490
post-template-default,single,single-post,postid-24490,single-format-standard,bridge-core-2.2,et_monarch,ajax_fade,page_not_loaded,,qode_grid_1400,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-20.7,qode-theme-bridge,qode_header_in_grid,wpb-js-composer js-comp-ver-6.1,vc_responsive,elementor-default,elementor-kit-27943

Los menús de las residencias de mayores en España son de mala calidad

Los menús de las residencias de mayores en España son de mala calidad

Que lleva a un aporte menor de energía y proteínas de las recomendadas y a un nivel de calidad nutricional deficiente.

SERGIO GÓMEZ

¿Hay dietistas-nutricionistas trabajando en las residencias de mayores españoles? De acuerdo a una una investigación realizada por la Universidad de Granada parece que no. Según el estudio realizado, hay un alto nivel de desnutrición en estos centros y los menús analizados tiene un déficit de alimentos y un aporte excesivo de dulces y azúcar.

Mala calidad y falta de personal

La investigación de la Universidad de Granada señala que los menús analizados en estas instituciones no alcanzan las recomendaciones mínimas de verduras, fruta, productos lácteos, aceite de oliva, legumbres, o frutos secos y, en cambio, se produce un aporte excesivo dulces y azúcar. Esto lleva a un aporte menor de energía y proteínas de las recomendadas y a un nivel de calidad nutricional deficiente.

Los investigadores evaluaron los menús de tres residencias de mayores de Granada durante 14 días y han demostrado que estos no cumplían las recomendaciones de fibra, potasio, magnesio, yodo, vitamina D, E y ácido fólico. Analizaron con un programa informático todos y cada uno de los alimentos.

La dietista-nutricionista Ana Isabel Rodríguez Rejón, una de las autoras de la investigación, fue testigo de la elaboración de los menús y de las raciones servidas a los comensales.

La investigadora señala que la calidad del servicio de los menús en las residencias “presenta deficiencias porque no se ajustan a las preferencias y necesidades de los residentes”. “A ello se suma la falta personal, y el hecho de que no se controla el peso de los residentes ni se evalúa su estado nutricional de forma habitual, entre otras carencias”, añadía.

Estos resultados han llevado a que Rodríguez Rejón señale el peligro de no tener dietistas-nutricionistas en las residencias de mayores y la importancia de estos para una vida sana en las personas mayores:

“Estos profesionales podrían diseñar menús aceptables, adecuados y nutritivos para los residentes, aportar recetas al personal de cocina, controlar y cambiar los menús cuando fuera necesario, y concienciar al personal de la residencia de la importancia de la nutrición en este colectivo. Así, la calidad de las comidas de las residencias y el cuidado nutricional de los mayores que viven en ellas mejorarían significativamente. Con ello cabría esperar una disminución de la prevalencia de desnutrición y otros síndromes geriátricos en este colectivo, y así sus negativas consecuencias.”

canales.okdiario.com/vida-sana/2017/12/25/alimentacion-residencias-mayores-82201



Pin It on Pinterest

Share This