Los mayores vascos prestan más ayuda de la que reciben – Solidaridad Intergeneracional
21319
post-template-default,single,single-post,postid-21319,single-format-standard,bridge-core-2.2,et_monarch,ajax_fade,page_not_loaded,,qode_grid_1400,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-20.7,qode-theme-bridge,qode_header_in_grid,wpb-js-composer js-comp-ver-6.1,vc_responsive,elementor-default,elementor-kit-27943

Los mayores vascos prestan más ayuda de la que reciben

Los mayores vascos prestan más ayuda de la que reciben

Los mayores vascos prestan más ayuda de la que reciben
El 45% ofrece su atención, pero sólo el 33% de la tercera edad la recibe
A. ELORZA. – Vitoria – 14/10/2010

Se acabaron los estereotipos que desdibujan la realidad. Un estudio presentado por el Departamento de Empleo y Asuntos Sociales en el Parlamento ayer deja claro que, lejos de ser un problema, las personas mayores son la solución. Y es que las personas de la tercera edad a partir de 65 años) prestan más ayuda de la que reciben. Un 45,2% de ellos dan algún tipo de ayuda informal, mientras que sólo un 33,6% la recibe.

Todavía 130.000 personas viven en edificios sin ascensor

Empleo y Asuntos Sociales prepara un plan de acción para este colectivo

Los apoyos de las personas mayores se centran más que nada en el cuidado de los más pequeños. El 77% de los 1.200 encuestados este año tiene nietos, y de ellos el 43% los cuida, en más de la mitad de los casos más de una vez por semana. El director de Servicios Sociales, Alfonso Gurpegui, ilustró la importancia de la ayuda de los mayores así: “si los abuelos hicieran huelga de brazos caídos, el país se colapsaría”.

“Las familias, hijas y esposas siguen constituyendo un ejército de protección social invisible”, aseguró la consejera, Gemma Zabaleta. Y es que, de los mayores que necesitan ayuda, el 83% la recibe -preocupa sobremanera el 17% restante-. De estos el 53% lo recibe únicamente de su propia familia. Este lazo lo demuestra también otro dato: un 75,6% de los encuestados contacta con sus padres todos o casi todos los días, algo que facilita el que más del 60% de los padres vive a menos de un kilómetro de sus hijos. Sin embargo, es mayor el número de hijos que viven en casa de sus padres que al revés. Un halo de positividad en boca de los mayores recorre todo el documento. El 81% es tan feliz como en su juventud y sólo el 12,3% piensa que su salud es mala. Sin embargo, la calidad de vida es baja en el 48,7% de los casos.

El perfil de este colectivo ha ido cambiando desde que en 1993 se hiciera un estudio similar. Las personas mayores tienen más ingresos (la mayoría recibe entre 600 y 900 euros mensuales), están cada vez mejor preparadas, la mayoría viven en pareja (56,6%) son activas (nueve de diez hacen deporte, el 64% a diario) y autónomas (el 80%). Este colectivo aumenta cada año y se hace más longevo. Hoy, 409.537 personas en Euskadi tienen más de 65 años, uno de cada cinco vascos. Un 5% superan los 80 años, pero en 2060 “casi la mitad de la población de Euskadi será octogenaria”, según Zabaleta.

La consejera hizo hincapié en la necesidad de adaptar los recursos a las nuevas demandas. El 61% de las personas prefieren recibir ayuda en su propia casa y solo el 11,8% aboga por una residencia, lo que genera la necesidad de potenciar recursos como la teleasistencia.

Pero no todo es positivo. La accesibilidad de las viviendas sigue siendo deficiente: un 35,6% viven en edificios sin ascensor, en torno a 130.000 personas, y el 90% debe subir algún tramo de escaleras. La soledad también es uno de los problemas a los que se debe hacer frente en los próximos años, el número de personas solas está aumentando y ya llega al 24,7%, más entre los octogenarios.

www.elpais.com/articulo/pais/vasco/mayores/vascos/prestan/ayuda/reciben/elpepuespvas/20101014elpvas_



Pin It on Pinterest

Share This