Los aragoneses mayores de 65 años que trabajan se duplican desde 2007 – Solidaridad Intergeneracional
23811
post-template-default,single,single-post,postid-23811,single-format-standard,bridge-core-2.2,et_monarch,ajax_fade,page_not_loaded,,qode_grid_1400,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-20.7,qode-theme-bridge,qode_header_in_grid,wpb-js-composer js-comp-ver-6.1,vc_responsive,elementor-default

Los aragoneses mayores de 65 años que trabajan se duplican desde 2007

Los aragoneses mayores de 65 años que trabajan se duplican desde 2007

Casi 7.000 personas siguen empleadas en la comunidad pese a superar la edad de jubilación. La mayor parte son autónomos que se ven obligados a prolongar su vida laboral por falta de cotización

JORGE HERAS PASTOR

La crisis ha puesto patas arriba el mercado laboral, que presenta nuevos patrones y tendencias que han marcado máximos históricos. Así ocurre con los trabajadores mayores de 65 años, cuyo número no ha dejado de crecer por diferentes factores. En Aragón hay actualmente unos 6.900 ocupados que superan la edad legal de jubilación, según se desprende de la última Encuesta de Población Activa de 2016 (segundo trimestre). En el mismo periodo del 2007, el año que señala el inicio de la crisis, había unos 3.400.

El grueso de este colectivo está formado por trabajadores por cuenta propia, con 3.900 aragoneses, una cifra que se ha triplicado en los últimos nueve años (1.300 en el 2007). En ese mismo periodo, el incremento del volumen de asalariados con más de 65 años ha sido más moderado, de 2.100 a 3.000 personas. De estos, la mayor parte pertenecen al sector privado (2.400), mientras que apenas 700 lo hacen en el público (en el 2014 llegó a haber solo 200). En este último caso, la Administración ha aplicado, en el marco de las políticas de austeridad, la jubilación forzosa en colectivos de funcionarios como los médicos, donde era habitual la prolongación de la vida laboral durante algunos años.

A la luz de estos datos, el perfil del colectivo de trabajadores más longevos de la comunidad está claramente ligados a los profesionales autónomos (el 56%), pero también a los hombres. No en vano, el 70% (4.800 personas) son varones frente a 2.100 mujeres. Este porcentaje aún es algo mayor entre los no asalariados (el 74%).

En el periodo más duro de la crisis, entre el segundo trimestre del 2012 y el primero del 2014, el número de ocupados con más de 65 años cayó desde los 4.200 hasta los 2.800. La recuperación de la economía iniciada desde entonces ha hecho recuperar el número de personas mayores que continúa trabajando: 4.000 más en dos años.

A LA FUERZA

¿Obligación o devoción por el trabajo? Para Álvaro Bajén, secretario general de Unión de Profesionales y Trabajadores Autónomos (UPTA) de Aragón, en la mayoría de los casos “no les queda otro remedio que prolongar su vida laboral”, al menos entre quienes forman parte del régimen por cuenta propia. “Los habrá que quieren seguir trabajando, pero casi todos lo hacen porque no tienen suficiente carrera de cotización para poder jubilarse”, explica. Otros, añade, optan por esta opción porque han estado cotizando por la base mínima y quieren aumentar así las futuras cuantías de su retiro.

Ante este problemas, UPTA ha propuesto al Gobierno que articule un mecanismo para propiciar que los autónomos en estas circunstancias puedan anticipar la jubilación mediante su reemplazo por trabajadores más jóvenes que asuman su negocio, siguiendo el concepto del llamado contrato relevo. “De esta manera se lograría además que no se perdiera ningún empleo”, apunta.

La estadística de la Seguridad Social revela que Aragón tenía, al cierre de junio, 4.618 afiliados mayores de 65 años (3.584 con entre 65 y 69 años y 1.034 con más de 69). Esta cifra se ha incrementado un 31% en relación al 2010 (últimos disponible), cuando había 3.513. Por regímenes, el de autónomos vuelve a ser mayoritario: el 65% del total, es decir, 3.042 cotizantes.

El diferencial que existe entre los datos de la EPA y los de las Seguridad Social se debe, en gran parte, a que hay personas que compatibilizan el cobro de su pensión de jubilación (al 50%) con una actividad profesional. En estos casos, no se paga la cuota de autónomos (RETA).

www.elperiodicodearagon.com/noticias/economia/aragoneses-mayores-65-anos-trabajan-duplican-2007_1142



Pin It on Pinterest

Share This