Las quemaduras solares en la infancia se relacionan con un aumento estadístico de melanoma en la edad adulta. – Solidaridad Intergeneracional
43582
post-template-default,single,single-post,postid-43582,single-format-standard,bridge-core-2.2,et_monarch,ajax_fade,page_not_loaded,,qode_grid_1400,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-20.7,qode-theme-bridge,qode_header_in_grid,wpb-js-composer js-comp-ver-6.1,vc_responsive,elementor-default,elementor-kit-27943

Las quemaduras solares en la infancia se relacionan con un aumento estadístico de melanoma en la edad adulta.

Las quemaduras solares en la infancia se relacionan con un aumento estadístico de melanoma en la edad adulta.

Los expertos insisten en el uso de cremas fotoprotectoras de factor 50 o superior y el uso de barreras físicas.

S.F

Enlace noticia original

Con motivo del Día Mundial contra el Cáncer de Piel, que cada año se celebra el 13 de junio, los dermatólogos aprovechan la ocasión para concienciar a la población sobre la adopción de hábitos saludables para disminuir la aparición de carcinomas cutáneos e informar sobre la importancia de las revisiones de la piel.

De hecho, la Clínica Dermatológica Internacional (CDI) y la Unidad de Dermatología de Ruber Internacional Mirasierra, en colaboración con los laboratorios dermotológicos Avène, lanzan de nuevo la campaña #notequemesconelsol, una iniciativa del Doctor Ricardo Ruiz que consiste en concienciar en los colegios de la importancia de aplicarse protección solar, con una serie de charlas e iniciativas en torno al uso del fotoprotector.

Según datos del informe ‘Hábitos de fotoprotección‘, realizado por el Laboratorio Farmacéutico Español IFC, solo 1 de cada 10 españoles tiene buenos hábitos frente la exposición solar, pese a que más del 90% de los especialistas recomiendan el uso de protectores solares con FPS 50+.

Urge, por tanto, que las familias eduquen a sus hijos desde bien pequeños.

Además, tal y como explica el Dr. Jaime González del Tánago Diago, dermatólogo de IMQ, «debido a que la radiación ultravioleta está relacionada con la aparición de los cánceres de piel más frecuentes, tomar medidas para evitar sus efectos nocivos es esencial para la prevención de lesiones malignas. Es especialmente importante evitar las quemaduras solares durante la infancia, ya que estas se han relacionado con un aumento estadístico de melanoma en la edad adulta».

Por ello, los especialistas recomiendan tanto el uso de cremas fotoprotectoras de factor 50 o superior, como el uso de barreras físicas (camiseta, gorra, gafas de sol). «Las personas de piel y ojos claros tienen que tener especial cuidado porque son más sensibles a la radiación ultravioleta y tienen un riesgo mayor de padecer cáncer de piel. En el caso de los hombres, es muy recomendable el uso de gorra o sombrero desde que comienzan las primeras señales de calvicie, ya que al incidir el sol directamente en el cuero cabelludo, aumenta el riesgo de padecer cáncer de piel en esta localización», añade el experto.

Sin embargo, el informe ‘Hábitos de fotoprotección’ muestra que 2 de cada 5 personas ha sufrido quemaduras solares graves y más de la mitad de los jóvenes no se reaplica la crema solar durante el día.

«Es necesario que los más jóvenes sean conscientes de los riesgos que conlleva tomar el sol sin precauciones y que la mejor forma de prevenir los futuros problemas es protegerse de él», comenta Virginia Aznar, representante de la asociación de pacientes Melanoma España. «Por ello, recomendamos evitar la exposición solar durante las horas centrales del día y en el caso de que esto no sea posible, debe de ser de forma responsable. Se deben usar cremas solares con un factor de protección alto, ropa que proteja del sol como gorras, gafas de sol y hay que evitar las cabinas de bronceado», añade.

Melanoma: el menos frecuente pero más peligroso

El concepto «cáncer de piel» abarca un amplio abanico de carcinomas de distinta causa y evolución muy diferente. Con relativa frecuencia se habla en los medios sobre el melanoma, ya que «a pesar de representar menos del 7% de los cánceres de piel, es el responsable del 65% de las muertes por cáncer cutáneo. Gracias a las campañas de concienciación llevadas a cabo anualmente, se ha conseguido que la gente consulte más pronto ante la aparición de una mancha sospechosa en la piel. De esta manera, se ha logrado detectar y tratar los melanomas en estadios más tempranos, cuando el pronóstico es aún muy bueno, con una tasa de supervivencia superior al 90%», explica el dermatólogo de IMQ.

Se estima que en España se diagnosticarán 7.474 casos de melanoma cutáneo en 2022, lo que supone un aumento del 18% respecto a las cifras de 2021 (6.108 casos). Según datos de la Sociedad Española de Oncología Médica (SEOM), es uno de los tipos de cáncer cuya prevalencia está aumentando más en Occidente debido a los hábitos de exposición solar.

No obstante, el más común de todos los cánceres de piel es con diferencia el carcinoma basocelular. «Los dermatólogos estamos acostumbrados a diagnosticar varios casos nuevos de carcinoma basocelular a diario. Incluso se da con relativa frecuencia que a un paciente que consulta por otro motivo se le detecte en la exploración física un carcinoma del cual no se había percatado», pone de manifiesto el Dr. González del Tánago.

Autoexploración

Los expertos recomiendan también la importancia de la autoexploración periódica de la piel para la detección temprana del melanoma. «Si se identifica una lesión pigmentada (similar a un lunar) de reciente aparición, que crece, presenta áreas de distinto color o bordes irregulares, se debe consultar con el dermatólogo. El diagnóstico temprano y un tratamiento precoz de la lesión maligna hacen que el pronóstico sea excelente en la mayoría de los casos», concluye el Dr. González del Tánago.



Pin It on Pinterest

Share This