Las cerezas son ricas en melatonina, una hormona natural contra el envejecimiento – Solidaridad Intergeneracional
22807
post-template-default,single,single-post,postid-22807,single-format-standard,bridge-core-2.2,et_monarch,ajax_fade,page_not_loaded,,qode_grid_1400,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-20.7,qode-theme-bridge,qode_header_in_grid,wpb-js-composer js-comp-ver-6.1,vc_responsive,elementor-default,elementor-kit-27943

Las cerezas son ricas en melatonina, una hormona natural contra el envejecimiento

Las cerezas son ricas en melatonina, una hormona natural contra el envejecimiento

Su vida es corta de mayo a junio. Y por ello posiblemente resulta imprescindible consumir cerezas cuando están en temporada.

Las cerezas son saludables y eficaces para mantener el equilibrio y la depuración que nuestro cuerpo necesita.

Gracias a su rico contenido en flavonoides, así como en vitaminas A y C, las cerezas y picotas se convierte en un potentísimo antioxidante, es decir, combate eficazmente el envejecimiento celular. Esta propiedad nos ofrece importantes beneficios que redundan en el mantenimiento tanto de nuestra salud como del cuidado de nuestra piel.
Propiedades remineralizantes y tonificantes depurativas

A ello hay que sumar su alto contenido en oligoelementos: hierro, calcio, fósforo, azufre, y sobre todo potasio, así como zinc, cobre, magnesio, cobalto, etc.

Estos componentes confieren a las cerezas propiedades remineralizantes y tonificantes para el organismo. Además gracias a su contenido de antocianos favorece una mejor circulación al mejorar el estado de los vasos sanguíneos, por lo que también actúan sobre la celulitis.

Con altos contenidos tanto de flavonoides como de potasio, tienen poder diurético y depurativo.

Son eficaces en la eliminación de líquidos, por tanto, facilitan poder adelgazar sin riesgo de desequilibrio mineral, además tienen la propiedad de atenuar la sensación de hambre.

También hay que tener presente que sus ácidos naturales actúan como estimulantes de las glándulas digestivas y que por contener pectina –fibra vegetal soluble- tienen asímismo un efecto laxante.
Potentes antioxidantes que controlan la inflamación

Las picotas y cerezas contienen ácido elágico, una sustancia natural que se ha demostrado que inhibe la reproducción de células cancerígenas y sus propiedades antioxidantes también potencian este efecto.

Por otra parte, gracias a su contenido en polifenoles ayudan a controlar la inflamación y por lo tanto el dolor, sobre todo en zumo. También gracias a las antocianinas eliminan el ácido úrico, y por todo ello tienen por tanto una acción analgésica y depurativa que se conoce y emplea desde tiempos del imperio romano.

Estos pequeños frutos , gracias a su bajo contenido en grasas, su efecto antioxidante, su citado poder antiinflamatorio y su acción de mejora sobre los niveles de colesterol ayudan a reducir ciertos niveles perjudiciales y contribuyen así a prevenir enfermedades cardiovasculares.
Propiedades reguladoras del ciclo sueño-vigilia

Según han demostrado estudios de la Universidad de Extremadura, las cerezas que se cultivan en ell Valle del Jerte cuentan con unas propiedades potenciadoras del sistema inmune, únicas en todo el mundo. La cereza del Jerte posee tres sustancias muy beneficiosas para el ser humano: triptófano, serotonina y melatonina.

Por una parte, el triptófano y la serotonina impulsan durante el día la actividad y el buen estado de ánimo y, por la noche, la hormona melatonina actúa como un excelente favorecedor del sueño, regulando el ciclo sueño-vigilia.

Estos tres componentes son lo realmente importante y diferenciador de esta fruta producida en Extremadura frente a otras variedades cultivadas, bajo un sistema de cultivo intensivo.

www.sabormediterraneo.com/salud/cerezas.html



Pin It on Pinterest

Share This