Las 10 formas de mimar a las personas cuidadoras – Solidaridad Intergeneracional
45157
post-template-default,single,single-post,postid-45157,single-format-standard,bridge-core-2.2,et_monarch,ajax_fade,page_not_loaded,,qode_grid_1400,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-20.7,qode-theme-bridge,qode_header_in_grid,wpb-js-composer js-comp-ver-6.1,vc_responsive,elementor-default,elementor-kit-27943

Las 10 formas de mimar a las personas cuidadoras

Las 10 formas de mimar a las personas cuidadoras

Los cuidadores no profesionales necesitan saber pedir ayuda y tiempo de desconexión para sentirse bien y poder atender correctamente a su ser querido enfermo o dependiente

S.F

enlace noticia original

Las personas cuidadoras, quienes juegan un papel imprescindible en la sociedad actual, suelen atender a enfermos en situación de dependencia, ya sea de manera transitoria o definitiva, para que puedan ver cubiertas sus sus necesidades básicas y, de esta forma, contribuir a la mejora de su calidad de vida.

En el marco de la celebración del Día Internacional de las Personas Cuidadoras, que se celebra el día 5 de noviembre con el objetivo de reconocer la labor que ejercen los cuidadores profesionales y familiares. estos últimos se ven en muchas ocasiones de la noche a la mañana, desempeñando una labor para la que no estaban preparados y que deben aprender poco a poco sobre la marcha de los cuidados que ofrecen a su ser querido.

Muchos de ellos, sufren agotamiento, estrés emocional, falta de tiempo para uno mismo, problemas de conciliación personal y laboral… Pero, este problema vigente en la sociedad, no es una novedad. En 2017, las estadísticas ya hablaban por sí solas. Según los datos de la Encuesta Nacional de Salud, cerca de 4,4 millones de personas de 15 o más años cuidaban en España, al menos una vez a la semana, de alguna persona mayor o de alguien con una dolencia crónica sin que ese cuidado forme parte de su trabajo. De estas personas, aproximadamente 2,6 millones son mujeres y 1,8 millones son hombres.

En muchos casos, la dedicación que requieren las personas es considerablemente elevada: casi 2 millones de estos cuidadores dedicaban 20 o más horas semanales a la prestación de cuidados no profesionales a otras personas con problemas de salud, teniendo que dejar de lado otras responsabilidades o reduciendo su tiempo de desconexión.

¿Y quién cuida de las personas cuidadoras?

La persona cuidadora se ve expuesta con frecuencia a situaciones de estrés, sobrecarga física y emocional e, incluso, aislamiento social. En muchas ocasiones, tienen que reducir o abandonar su actividad laboral para dedicarse a los cuidados de terceros.

Aunque, hoy en día, existe un abanico muy grande de posibles acciones para mejorar la calidad de vida de las personas cuidadoras, el apoyo que reciben sigue siendo muy escaso.

Por este motivo, en el marco de la Celebración del Día Internacional de las Personas Cuidadoras, Mar Santamaria, farmacéutica responsable de Atención Farmacéutica de PromoFarma, comparte el ‘Decálogo para mimar a los cuidadores’.

Este listado, recoge los motivos por los que se deben sentir orgullosos de cuidar de los demás, a pesar de todos los sacrificios y esfuerzos que esto conlleva, y los hábitos y consejos para hacerlo de la manera más llevadera posible:

—Cuidar a otras personas es una labor que requiere mucha dedicación física y mental. Una tarea ingente y no siempre visibilizada, así que puedes sentirte muy orgulloso por llevarla a cabo.

—Estate atento si en tu vida aparece en algún momento cualquier indicio del «síndrome del cuidador», caracterizado por un gran agotamiento. Detectarlo y pedir ayuda a tiempo es fundamental.

—No abandones tu propio cuidado. Tú lo mereces tanto como los demás.

—Deberías poder pedir ayuda a tu entorno siempre que lo necesites.

—También deberías poder contar con recursos, herramientas y medios de apoyo adecuados.

—Recuerda que puedes contactar con organizaciones de tu entorno y asociaciones de pacientes que brindan apoyo a las familias.

—Siempre puedes contar con los profesionales sanitarios: médico de referencia, personal de enfermería, farmacéutico de proximidad, y profesionales de servicios sociales y comunitarios.

—Es importante que incorpores a tu día a día tiempo para la desconexión y el descanso.

—Es aconsejable que compartas tus preocupaciones y evites el aislamiento.



Pin It on Pinterest

Share This