La discapacidad intelectual cuesta a las familias 20.000 euros al año – Solidaridad Intergeneracional
23206
post-template-default,single,single-post,postid-23206,single-format-standard,bridge-core-2.2,et_monarch,ajax_fade,page_not_loaded,,qode_grid_1400,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-20.7,qode-theme-bridge,qode_header_in_grid,wpb-js-composer js-comp-ver-6.1,vc_responsive,elementor-default,elementor-kit-27943

La discapacidad intelectual cuesta a las familias 20.000 euros al año

La discapacidad intelectual cuesta a las familias 20.000 euros al año

Las familias vascas que cuentan entre sus miembros con una persona con alguna clase de discapacidad intelectual afrontan un sobreesfuerzo económico anual de 19.758 euros.

EFE – BILBAO

Según el estudio “El sobreesfuerzo económico que la discapacidad intelectual ocasiona en la familia 2014”, presentado hoy por la Federación Vasca de Asociaciones en Favor de las Personas con Discapacidad Intelectual FEVAS, la inversión puede variar entre 13.770 y 47.504 euros en función del grado de discapacidad y de si viven en su hogar, o en una residencia.

Se estima que 5,03 por cada 1.000 habitantes sufren alguna discapacidad intelectual, lo que significa 8.698 personas en Euskadi, que van de la discapacidad leve a la gran discapacidad de Grado III.

Mikel Pulgarín, secretario de la Junta General de FEVAS, prefiere hablar de “inversión”, y no de gasto para la familia, y asegura que es “demasiado alta como para que se mire a otro lado”. Su esfuerzo sigue “sin estar suficientemente reconocido por los poderes públicos”.

Las familias afectadas, representadas por FEVAS, reclaman medidas para poder compatibilizar la vida profesional y el desarrollo personal con la atención que brindan a sus familiares discapacitados. Porque “si falla la familia, falla todo”, ha asegurado Pulgarín.

Reclaman, además, ayudas para las personas con discapacidad leve, “las grandes olvidadas”, para las que se deberían diseñar planes específicos, porque aunque no estén contabilizados al sufrir una discapacidad inferior al 33%, sus familias también incurren en sobreesfuerzos derivados de su condición.

Este sobreesfuerzo económico se ha calculado considerando el tiempo de atención que las familias han de brindar, los costes económicos directos derivados de la discapacidad, y los costes de oportunidad, en comparación con las medidas compensatorias como son las prestación económicas, en servicios y las exenciones y bonificaciones fiscales.

Pese a las dificultades que sufren estas familias, la situación es mejor que en el año 2008, fecha del anterior informe. Y, según Ricard Valls, director del informe, el esfuerzo es comparativamente menor en Euskadi que en el resto de comunidades autónomas.

En el País Vasco las “políticas favorecen mucho el papel de las familias”, modelo que FEVAS defiende.

www.deia.com/2015/04/21/sociedad/euskadi/la-discapacidad-intelectual-cuesta-a-las-familias-20000-eur



Pin It on Pinterest

Share This