La Cruz Roja y Agbar pagarán 4 meses el agua a ancianos que viven en pobreza – Solidaridad Intergeneracional
22420
post-template-default,single,single-post,postid-22420,single-format-standard,bridge-core-2.2,et_monarch,ajax_fade,page_not_loaded,,qode_grid_1400,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-20.7,qode-theme-bridge,qode_header_in_grid,wpb-js-composer js-comp-ver-6.1,vc_responsive,elementor-default,elementor-kit-27943

La Cruz Roja y Agbar pagarán 4 meses el agua a ancianos que viven en pobreza

La Cruz Roja y Agbar pagarán 4 meses el agua a ancianos que viven en pobreza

Los beneficiarios deben ser mayores de 65 años, titulares del contrato de suministro de agua potable de uso doméstico en vigor para la vivienda habitual y disponer de la acreditación de la Cruz Roja para acceder al derecho de la percepción de la ayuda.

EFE

La Cruz Roja y Aguas de Barcelona (Agbar) han firmado un convenio por el que se comprometen a pagar el suministro de agua corriente a aquellas personas mayores que se encuentren “en grave situación de dificultad social”, aunque sólo lo harán por un período de cuatro meses y sin incluir los impuestos.

El acuerdo, suscrito por el presidente de la Cruz Roja en Cataluña, Josep Marqués, y el director general de Agbar, Ignacio Escudero, establece que el Fondo de Solidaridad de la Fundación Agbar sufragará el pago de los recibos del agua doméstica a las personas mayores sin recursos.

La ayuda complementaria se otorga por un período de cuatro meses y se ha estimado en base a una vivienda de 3 personas y a un consumo de 100 litros por persona y día (9 m3 al mes), que es el consumo que la Organización Mundial de la Salud determina para cubrir las necesidades básicas.

Para obtener estas ayudas, los beneficiarios deben ser mayores de 65 años, titulares del contrato de suministro de agua potable de uso doméstico en vigor para la vivienda habitual y disponer de la acreditación de la Cruz Roja para acceder al derecho de la percepción de la ayuda.

Con la confirmación del derecho a la bonificación, se aplazan las facturas pendientes de pago con la correspondiente reapertura del suministro en caso de que se haya aplicado el corte por impago y se garantizará la continuidad del suministro durante los cuatro meses siguientes.

Según ha informado la Cruz Roja y Agbar, la bonificación no se aplicará a los tributos asociados al consumo de agua incluidos en la factura, como el canon del agua, la tasa de alcantarillado o la tasa metropolitana de tratamiento y deposición de residuos municipales (TMTR) y el IVA.

Los municipios que integran el ámbito de prestación de servicios de Aguas de Barcelona y que, por tanto, se podrán beneficiar de los acuerdos del convenio, son: Badalona, Barcelona, Begues, Les Botigues de Sitges, Castelldefels, Cerdanyola del Vallés, Cornellà de Llobregat, Esplugues de Llobregat, Gavà, L’Hospitalet, Montcada i Reixac, Montgat y Sant Adrià del Besòs.

También Sant Boi, Sant Climent, Sant Feliu de Llobregat, Sant Joan Despí, Sant Just Desvern, Santa Coloma de Cervelló, Santa Coloma de Gramenet, Pallejà, El Papiol, Torrelles de Llobregat y Viladecans.

El pago de los suministros, como el agua corriente, en los hogares catalanes que se encuentran en mayor riesgo de exclusión social es un hecho identificado por la Cruz Roja a través de los sucesivos estudios del Observatorio de Vulnerabilidad y que tiene que ver con la llamada pobreza energética.

De hecho, en junio de 2012, con la publicación del tercer estudio del Observatorio de Vulnerabilidad bajo el título de “El impacto de la crisis en las personas mayores”, se constató que el 73,8 % de los mayores encuestados que son beneficiarios de los proyectos de lucha contra la pobreza de la Cruz Roja han tenido que cambiar sus hábitos para reducir el consumo energético y de agua corriente.

Este ahorro se ha producido básicamente reduciendo la limpieza del hogar, la higiene personal e, incluso, accediendo más a menudo a las fuentes públicas.

www.abc.es/agencias/noticia.asp?noticia=1454969



Pin It on Pinterest

Share This