La atención temprana y el acceso a la educación, retos para la infancia con discapacidad.

La atención temprana y el acceso a la educación, retos para la infancia con discapacidad.

Más de 172.000 en España.

Redacción

Enlace noticia original

La lucha contra la pobreza y la protección social, los servicios de atención temprana, recursos de apoyo, accesibilidad y acceso a la educación son los principales retos a los que deben hacer frente los niños y jóvenes con discapacidad, más de 172.000 en España.

Así se puso de manifiesto en la jornada ‘Retos para la infancia con discapacidad en el marco de la garantía infantil’, celebrada este lunes en Fundación ONCE. El encuentro estuvo presidido por el vicepresidente ejecutivo de la entidad, Alberto Durán, y contó con la asistencia de la directora general de Derechos de la Infancia y Adolescencia del Ministerio de Derechos Sociales y Agenda 2030, Lucía Losoviz. En ella participaron representantes del movimiento de la discapacidad.

En su intervención, Alberto Durán insistió en la importancia de atender la discapacidad de forma específica en la educación. Advirtió de que “dejar fuera de una infancia inclusiva a los niños con discapacidad hará más difícil su inserción posterior”. Desde esta perspectiva, apostó por empezar a trabajar por la verdadera normalización de las personas con discapacidad desde que son muy pequeñas. “Las familias, los colegios y las administraciones tenemos mucho camino por delante”, por lo que considera que jornadas de reflexión conjuntas como ésta son muy necesarias.

Por su parte, Losoviz repasó algunos de los datos sobre la pobreza infantil que recoge el Plan de Acción Estatal para la Implementación de la Garantía Infantil Europea (GIE) 22-30. Explicó que además de la pobreza infantil monetaria o económica, también existe pobreza infantil en cuanto al acceso a los servicios esenciales, a la educación gratuita, la asistencia sanitaria, la alimentación sana o el acceso a una vivienda adecuada.

En su opinión, hay que incidir de manera específica en el caso de los niños con discapacidad, los niños sin hogar, los que están en centros de acogida o los que se encuentran en situaciones familiares precarias. “Hay que poner el foco en la etapa infantil, para que la transición a la edad adulta sea lo más plena e inclusiva posible”, aseveró.

La jornada contó también con la participación de Ana Sastre, responsable de infancia de Fundación ONCE, y de José Luis Martínez Donoso, director general de la misma entidad, quien se encargó de clausurarla.

Entre las asociaciones de personas con discapacidad presentes estuvieron Aspace, Aprem, Aspaym, ADEE, Autismo España, CNSE, Cocemfe, Confae, Confederación Salud Mental, Cermi, Daño Cerebral, Down España, Fiapas, Fundación Lesionado Medular, ONCE y Predif.

Los representantes de todas ellas han contado, como base para el análisis, con el informe ‘El despliegue de la Garantía Infantil en las niñas y los niños con discapacidad: programa de acción’, elaborado por el Observatorio Estatal de la Discapacidad, dependiente del Real Patronato sobre Discapacidad.

Se han basado también en la Encuesta de Discapacidad, Autonomía personal y situaciones de Dependencia 2020 del Instituto Nacional de Estadística, que indica que en España hay actualmente 172.000 niños y adolescentes con discapacidad de entre 2 y 15 años, un 66% varones.

PLAN DE ACCIÓN ESTATAL

El Gobierno aprobó el pasado año el Plan de Acción Estatal para la Implementación de la Garantía Infantil Europea (2022-2030), la herramienta principal con la que España podrá en marcha la Garantía Infantil Europea (GIE), una Recomendación del Consejo de la Unión Europea destinada a romper el círculo de la pobreza infantil.

El objetivo de la GIE es garantizar que todos los niños, niñas y adolescentes en la Unión Europea tengan acceso a seis derechos básicos: educación y cuidado infantil, educación y actividades extraescolares, al menos una comida saludable por día lectivo, asistencia sanitaria, vivienda adecuada y alimentación saludable.



Pin It on Pinterest

Share This