Jóvenes con discapacidad aprenden en Salamanca cómo acceder a la Universidad – Solidaridad Intergeneracional
22909
post-template-default,single,single-post,postid-22909,single-format-standard,bridge-core-2.2,et_monarch,ajax_fade,page_not_loaded,,qode_grid_1400,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-20.7,qode-theme-bridge,qode_header_in_grid,wpb-js-composer js-comp-ver-6.1,vc_responsive,elementor-default,elementor-kit-27943

Jóvenes con discapacidad aprenden en Salamanca cómo acceder a la Universidad

Jóvenes con discapacidad aprenden en Salamanca cómo acceder a la Universidad

Participan en el proyecto “Campus Inclusivos, Campus sin Límites”

EFE

Una veintena de jóvenes, diez de ellos con discapacidad visual, auditiva y física, participa en Salamanca en el proyecto “Campus Inclusivos, Campus sin Límites” con el objetivo de conocer los recursos y posibilidades que les ofrece la Universidad salmantina para cursar estudios universitarios.

El “Campus Inclusivos, Campus sin Límites” que como tal se pone en marcha por primera vez en la Universidad de Salamanca (USAL) busca, en palabras de la vicerrectora de Atención al Estudiante y Extensión Universitaria, Cristina Pita, fomentar el acceso de los jóvenes con discapacidad a la universidad, al tiempo que se sensibiliza a la comunidad universitaria acerca de sus necesidades.

La veintena de jóvenes que participará en las distintas actividades organizadas hasta el próximo 20 de julio procede de las tres sedes del Campus Miguel de Unamuno -Salamanca, Ávila y Zamora- y ha cursado cuarto de Educación Secundaria, Bachillerato o bien Ciclos Formativos de Grado Medio.

Conscientes de las dificultades que aún existen para que los jóvenes con discapacidad accedan a la Universidad, el director del Servicio de Asuntos Sociales, Antonio Fuertes Martín, ha abogado por “eliminar las posibles barreras y dificultades” con el objetivo de que el ingreso “pueda ser más factible”.

Ha expresado su convencimiento de que las facilidades que se está intentando dar a esas personas “son mayores con el paso de los años”, si bien ha constatado que queda “muchísimo por hacer” y están intentando “favorecer la integración y la inclusión, y éste -en alusión al campus- es un ejemplo, pero el trabajo es arduo y complicado”.

En este sentido, la vicerrectora, que ha cifrado en 250 alumnos – el uno por ciento- el número de alumnos con discapacidad que cursan sus estudios en la USAL, ha resaltado que la institución académica “integra cada vez más a más tipos de discapacidad” y que “hay menos barreras a la movilidad”.

Finalmente, la directora de la ONCE en Salamanca, Rosa Díaz Palmer, ha explicado que el apoyo que brinda la organización se materializa en un guía que ayuda, en un principio, a los alumnos con discapacidad visual a acceder a las distintas dependencias de la USAL, así como en ofrecer las herramientas informáticas que les son necesarias.

www.abc.es/agencias/noticia.asp?noticia=1622653



Pin It on Pinterest

Share This