Fútbol inclusivo, la discapacidad no impide ninguna capacidad – Solidaridad Intergeneracional
24526
post-template-default,single,single-post,postid-24526,single-format-standard,bridge-core-2.2,et_monarch,ajax_fade,page_not_loaded,,qode_grid_1400,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-20.7,qode-theme-bridge,qode_header_in_grid,wpb-js-composer js-comp-ver-6.1,vc_responsive,elementor-default,elementor-kit-27943

Fútbol inclusivo, la discapacidad no impide ninguna capacidad

Fútbol inclusivo, la discapacidad no impide ninguna capacidad

Una cita deportiva, con Del Bosque de testigo, donde los pequeños fueron los protagonistas y donde mostraron que todo el mundo es diferente y siempre se puede aprender de alguien.

ALEJANDRA GONZÁLEZ

«El día más feliz de sus vidas», era una de las frases más repetidas entre los asistentes y jugadores del Festival Naturhouse de Fútbol Inclusivo, un evento que une a niños con discapacidades y a pequeñas promesas de los principales equipos de Primera división. Una cita donde el deporte quedó en un segundo plano, ya que el compañerismo y el trabajo en equipo se llevaron el protagonismo entre los 150 futbolistas.

El terreno de juego solo estaba limitado por vallas, no por aptitudes. Así, pudo verse a un niño invidente del Barcelona emocionado por marcar un penalti para su equipo. «Tener discapacidad no impide ninguna capacidad», afirmó Marc Vives, director de la Fundación Itinerarium, encargada de concienciar sobre el deporte inclusivo, consiguiendo que cada vez sean más clubes los que se unen al proyecto. «El objetivo es la diversión entre los más pequeños, pero, sobre todo, que se aprecie que todo el mundo necesita en su vida a alguien que le llene, que le haga ver cosas que antes ni apreciaba».

Al comienzo de cada partido sonaban los himnos de los equipos, entre los que se encontraba el Real Madrid, Barcelona, Atlético de Madrid o Rayo Vallecano. Cuatro jugadores de la cantera y cuatro chicos con discapacidad integraban los equipos, agrupando niños y niñas, sin distinción de sexo. Durante los encuentros –dos tiempos de veinte minutos cada uno– los jugadores rotaban para que todos tuvieran la oportunidad de participar. Primaba una bonita norma para motivar a los pequeños: si todos los componentes de un equipo tocan el balón, se pita penalti a favor.

El proyecto surgió hace tres años y desde entonces ha estado respaldado por el exseleccionador nacional Vicente del Bosque. Fiel en cada cita y acto que se lleva a cabo, el salmantino afirmó que era «un día especial para los chavales, para el fútbol inclusivo y una iniciativa muy importante para ir concienciando poco a poco a la sociedad».

Actualmente, 25 clubes de toda España tienen categoría inclusiva, un número muy pequeño si se tiene en cuenta que solo es el 10% del total de equipos. Xavier Estrada, árbitro internacional y uno de los máximos colaboradores de este tipo de deporte, abogó por la importancia de «normalizar las cosas, recordando que todos somos diferentes y siempre se puede aprender de cualquier persona».

Se entrenan una vez a la semana y cada mes se reúnen con los niños de la cantera para transmitirles valores positivos. «A una persona con discapacidad se le puede tener en cuenta como a cualquier otra. Si esto se aprende desde pequeños, será mejor para todos en un futuro», aseguró Lia Beel, invidente y atleta paralímpica española.

Más allá de la jornada que vivieron hace uno días, queda lo aprendido y los valores transmitidos entre los más pequeños e, incluso, entre los asistentes. Más de 2.000 personas llenaron las gradas con risas, aplausos y emoción al ver a sus hijos disputando uno de los partidos. «Por todo lo que aportan, nos enriquecemos más los que colaboramos que los propios niños», concluyó Estrada.

www.abc.es/familia/educacion/abci-discapacidad-futbol-inclusivo-discapacidad-no-impide-ninguna-capac



Pin It on Pinterest

Share This