Frenar el envejecimiento podría estar cada vez más cerca – Solidaridad Intergeneracional
45164
post-template-default,single,single-post,postid-45164,single-format-standard,bridge-core-2.2,et_monarch,ajax_fade,page_not_loaded,,qode_grid_1400,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-20.7,qode-theme-bridge,qode_header_in_grid,wpb-js-composer js-comp-ver-6.1,vc_responsive,elementor-default,elementor-kit-27943

Frenar el envejecimiento podría estar cada vez más cerca

Frenar el envejecimiento podría estar cada vez más cerca

Unos investigadores logran rejuvenecer a un ratón con células madre

65 y mas.

Enlace noticia original

Un equipo de la Universitat de València (UV), liderado por la profesora Consuelo Borrás, del Departamento de Fisiología de la Facultat de Medicina, ha demostrado que el uso de derivados de células madre previene la fragilidad, mejora la salud y disminuye la edad biológica en ratones viejos.

La investigación, que se acaba de publicar en la revista ‘Science Advances’, propone que el tratamiento con vesículas extracelulares de jóvenes puede promover un envejecimiento saludable, según ha informado la institución académica en un comunicado. Según la UV, el envejecimiento se asocia con un mayor riesgo de fragilidad, discapacidad y mortalidad. Las investigaciones buscan estrategias para “retrasar” los cambios asociados con el envejecimiento y la fragilidad.

Así, el equipo de investigación de la UV ha tratado animales viejos con pequeñas vesículas extracelulares (sEV) derivadas de células madre mesenquimales adiposas (ADSC) de animales jóvenes, y ha encontrado “una mejora en varios parámetros generalmente alterados con el envejecimiento, como la coordinación motora, la fuerza de agarre, la resistencia a la fatiga, la regeneración del pelaje y la función renal, así como una importante disminución de la fragilidad”, ha apuntado Borrás.

Según el estudio, los ADSC-sEVs promueven un efecto proregenerativo y una disminución en el estrés oxidativo, la inflamación y los marcadores de senescencia en el músculo y el riñón. “Es más, la edad epigenética (una forma de calcular la edad biológica de alguien) es menor en tejidos de ratones viejos tratados con ADSC-sEV y su metaboloma cambia a un perfil más juvenil”, ha concluido.

Desde el equipo de la Universitat proponen que el tratamiento con vesículas extracelulares de jóvenes puede promover un envejecimiento saludable.



Pin It on Pinterest

Share This