Estreñimiento infantil: así podrás evitarlo este verano. – Solidaridad Intergeneracional
34167
post-template-default,single,single-post,postid-34167,single-format-standard,bridge-core-2.2,et_monarch,ajax_fade,page_not_loaded,,qode_grid_1400,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-20.7,qode-theme-bridge,qode_header_in_grid,wpb-js-composer js-comp-ver-6.1,vc_responsive,elementor-default

Estreñimiento infantil: así podrás evitarlo este verano.

Estreñimiento infantil: así podrás evitarlo este verano.

Consejos para una correcta alimentación y señales de alarma para saber cuándo llevar a los menores al médico.

Laura Peraita

El cambio de rutinas alimentarias durante el verano muchas veces provoca en los más pequeños de la casa estreñimiento. Pasan más tiempo entretenidos jugando al aire libre y a veces se les «olvida» ir al baño. «Si a esto se le añade —apunta Belén Alonso Carrasco, nutricionista, Técnico de I+D de Nutribén (Alter Farmacia)— la pérdida de agua que se puede tener durante el verano se dan las condiciones que pueden favorecer la aparición de este problema de tránsito».

¿Cuáles son las principales señales de que nuestro hijo padece estreñimiento?

Existen varias, pero las más habituales son: Deposiciones de consistencia dura con menos frecuencia (menos de 3 a la semana), observar alguna gotita de sangre en el exterior de las heces, dolor al realizar la deposición, dolor estomacal y tripa hinchada.

¿Qué alimentos debe evitar?

Es habitual que se le esté dando algunos alimentos que pueden estar favoreciendo el estreñimiento como el plátano, quesos grasos, zanahorias, refrescos con azúcar, arroz, chocolate o patatas. Una practica que muchas madres desconocen es que las manzanas sin piel pueden favorecer este proceso, si las damos con piel no.

¿Qué hay que darles en estos casos con mayor frecuencia?

Cuando los niños padecen estreñimiento los síntomas pueden mejorar con la dieta y por ello es aconsejable darles frutas (enteras mejor para no perder fibra) como las naranjas, las ciruelas o el kiwi.

El yogur es una buena opción ya que favorece un equilibrio adecuado de la microbiota. Los cereales integrales favorecen el tránsito al tener un elevado contenido en fibra a diferencia de los refinados que la pierden durante el proceso.

Es importante además que les mantengamos suficientemente hidratados, ya que en esta época es muy común la deshidratación, que favorece en gran medida la aparición del estreñimiento.

¿Cómo puedo prevenirlo, además de con la alimentación?

Lo más importante para evitar esta situación es prestar especial atención a la alimentación de los más pequeños siguiendo las pautas anteriores y teniendo en cuenta el importantísimo papel del consumo de agua durante el verano. Los horarios más o menos constantes de las comidas ayudan a favorecer el tránsito.

¿Qué síntomas puede provocarle?

Dolor de tripa, tripa hinchada, rastros de heces en la ropa interior, deposiciones duras y con dolor, evitar ir al baño y poner posturas extrañas para aguantarse, menos de tres deposiciones a la semana…

¿Hay algún remedio natural que ayude a evitar el estreñimiento?

Darle una cucharada de aceite de oliva en ayunas, siempre y cuando no se esté tratando un problema de sobrepeso. Por supuesto, no hay remedio más natural que la alimentación para que el tránsito funcione de la mejor manera posible cuando no tenemos una patología.

¿Cuándo hay que alarmarse?

Cuando los síntomas perduran más de dos semanas y su situación no mejora con la dieta o el tratamiento que se le está dando se debe acudir al médico. También si vomita, está perdiendo peso, se queja de mucho dolor en el abdomen, si se siente hinchado o cuando existe un sangrado del recto.

https://www.abc.es/familia/vida-sana/abci-estrenimiento-infantil-podras-evitarlo-este-verano-202007280126_noticia.html



Pin It on Pinterest

Share This