El paro baja en más de 48.000 personas en marzo y rompe con los incrementos de los dos primeros meses del año.

El paro baja en más de 48.000 personas en marzo y rompe con los incrementos de los dos primeros meses del año.

La Seguridad Social registra el mejor marzo de la serie histórica, con una ganancia de 206.410 afiliados.

Redacción

Enlace noticia original

El número de desempleados registrados en las oficinas del Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE) descendió en 48.755 personas durante el mes de marzo (-1,67%), situándose en los 2.862.260 parados. De esta forma, el desempleo vuelve a descender de los 2,9 millones que se superaron con los incrementos que se encadenaron en los dos primeros meses del año 2023.

La caída del paro de marzo es muy superior a la que se produjo el mismo mes del año anterior, cuando la bajada fue de solo 2.921 personas, según los datos publicados este martes por el Ministerio de Trabajo y Economía Social, que reflejan que el retroceso en el desempleo es el mayor porcentualmente desde 2002 para el tercer mes del año.

Además, el desempleo acumula un descenso de 246.503 personas (-7,93%) en los últimos 12 meses. En términos desestacionalizados, el paro registrado bajó en marzo de este año en 38.737 personas.

Por sectores, el paro registrado desciende en los cuatro sectores: 42.789 personas (-2,05%) en los servicios; 3.898 (-1,76%) en la construcción; 3.419 (-1,47%) en la industria, y 2.648 (-2,28%) en la agricultura. Sin embargo, el colectivo Sin Empleo Anterior aumenta en 3.999 (1,55%) en marzo.

Entre tanto, el desempleo masculino se sitúa en 1.143.937, al descender en 22.858 hombres (-1,96%) y el femenino en 1.718.323, después de disminuir en marzo en 25.897 mujeres (-1,48%).

En comparativa interanual, el paro masculino baja en 133.398 (-10,44%) y el femenino cae en 113.105 (-6,18%).

JÓVENES

De su lado, el desempleo de los jóvenes menores de 25 años desciende en el mes de marzo en 267 personas (-0,12%) respecto al mes anterior. El paro de 25 y más años baja en 48.488 (-1,80%).

erritorialmente, el paro registrado en marzo de 2023 solo crece en Madrid, en 1.013 personas, y desciende en las otras 16 comunidades autónomas. Las caídas en cifras absolutas más acusadas se producen en: Andalucía (-15.284), Canarias (-5.775) y Castilla y León (-4.446).

En cuanto a las provincias, el desempleo registrado desciende durante marzo en 49, encabezadas por Sevilla (-4.053), Málaga (-3.685) y Las Palmas (-3.323). Aumenta en las 3 restantes, produciéndose los incrementos más acusados en Madrid (1.013), Ceuta (197) y Ourense (32).

CONTRATACIÓN

Por otro lado, el número total de contratos registrados durante el mes de marzo ha sido de 1.315.095, lo que supone una bajada de 356.746 (-21,34%) sobre el mismo mes del año 2022. Por su parte, la contratación acumulada en los dos primeros meses de 2023 ha alcanzado una cifra de 3.600.646, lo que supone 1.111.584 contratos menos (-23,59%) que en igual periodo del año anterior.

En marzo de 2023 se han registrado 615.674 contratos de trabajo de carácter indefinido, que representan el 46,82% del total, lo que se traduce en un incremento de 101.997 (19,86%) sobre igual mes del año anterior. En magnitudes acumuladas, se han realizado 1.639.180 contratos por tiempo indefinido hasta marzo de 2023, representando un ascenso de 569.990 (53,31%) sobre el mismo periodo del año 2022.

Los contratos indefinidos del mes de marzo se dividen, en cuanto a la duración de su jornada, en 284.208 a tiempo completo, 150.557 a tiempo parcial y 180.909 fijos discontinuos. Respecto a marzo de 2022: los primeros han subido 23.386 (8,97%), los segundos se han incrementado en 3.704 (2,52%) y los últimos suben en 74.907 (70,67%).

En términos acumulados, los contratos indefinidos a tiempo completo alcanzan de enero a marzo de este ejercicio un total de 751.286, un aumento de 170.768 (29,42%) que en igual periodo del año 2022. Los contratos indefinidos a tiempo parcial suponen un total de 391.712, registrando un aumento de 83.056 (26,91%) en relación al mismo periodo del año anterior.

Mientras, los contratos de carácter temporal registrados en el mes de marzo de 2023 han sido 699.421, representando el 53,18% del total. Son 458.743 (-39,61%) menos que el mismo mes del año anterior.

En términos acumulados, en los tres primeros meses de 2023 se han registrado 1.961.466 contratos temporales, lo que supone un descenso de 1.681.574 (-46,16%) sobre el mismo periodo del 2022.

En cuanto a la duración de su jornada, los contratos temporales en el mes de febrero se dividen en 470.610 a tiempo completo y 228.811 a tiempo parcial. Comparado con el mismo mes del año anterior, los primeros se han reducido en 312.984 (-39,94%) y los segundos han disminuido en 145.759 (-38,91%).

En el acumulado de enero a marzo de 2023, los contratos temporales a tiempo completo han sido 1.337.301, presentando un descenso de 1.165.804 contratos (-46,57%), respecto al mismo periodo del año anterior. Por su parte, los contratos temporales a tiempo parcial suman 624.165 para el mismo periodo de 2023, siendo 515.770 (-45,25%) menos que en el mismo periodo de 2022.

DATOS DE LA SEGURIDAD SOCIAL

La Seguridad Social ganó en marzo 206.410 afiliados, lo que supone un incremento intermensual del 1,02%, hasta superar los 20.370.000 ocupados. Se trata de la mayor subida de la serie histórica para el tercer mes del año, según los datos publicados este martes por el Ministerio de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones.
En concreto, el número de afiliados medios se sitúa así en 20.376.552 (10.778.350 hombres y 9.598.202 mujeres), la cifra más alta en la serie. Son 542.049 afiliados más que hace un año, lo que representa un crecimiento del 2,73% interanual.

Además, la subida de este mes de marzo es superior al aumento de 140.232 ocupados del mismo mes del pasado año.

Por regímenes, el general sumó 193.076 afiliados en marzo respecto a febrero, un 1,15% más, hasta un total de 16.991.837. Todos los sectores de actividad registraron un aumento de afiliados, y en particular, la hostelería, con 71.808 afiliados; la construcción, con 14.957; la administración pública, Defensa y Seguridad Social obligatoria, al sumar 14.938 cotizantes, y las actividades sanitarias y servicios sociales (13.624).

El régimen de autónomos también creció en marzo respecto a febrero y lo hizo en 11.185 cotizantes, un 0,34% más, hasta totalizar 3.322.236 afiliados. Prácticamente todas las actividades lograron aumentos de empleo. Destacaron la hostelería (2.118), la construcción (1.851) y las actividades científicas y técnicas (1.489).

Por su parte, el régimen del mar registró 2.161 afiliados más, un 3,64%, hasta los 61.522, y el régimen del carbón perdió 11 afiliados, un 1,18%, hasta los 958 cotizantes.

En comparativa interanual, el régimen general se incrementó en 542.262 afiliados (+3,3%). En cambio, el de autónomos perdió 1.301 cotizantes (-0,04%).

De su lado, el régimen del mar mostró un balance positivo respecto a marzo de 2022, con 1.122 afiliados más (1,86%), y en el caso del carbón fue negativo (35 personas menos, un 3,56%).

Por comunidades autónomas, todas registraron aumentos de afiliación respecto a febrero. Las que se anotaron mayores alzas en términos absolutos fueron Andalucía (44.657), Cataluña (33.358), Islas Baleares (29.853) y Comunidad de Madrid (23.660).

En términos porcentuales, destaca el avance de Islas Baleares, con un 6,44% de crecimiento, seguida de Andalucía, con un 1,36%.

DATOS DESESTACIONALIZADOS

En términos desestacionalizados, la Seguridad Social ganó en marzo 151.943 afiliados, alcanzando así los 20.532.371. El crecimiento del empleo en marzo cierra un trimestre en el que se han sumado 291.477 ocupados, lo que supone la mayor subida histórica en un primer trimestre del año.

El ritmo de crecimiento en marzo es de más del triple que el promedio de los tres meses anteriores. El nivel actual supera en 1,1 millones de personas el número de afiliados que existía antes del inicio de la pandemia (febrero 2020).

El departamento dirigido por José Luis Escrivá subraya que el crecimiento del empleo es notable en sectores de alto valor añadido como informática y telecomunicaciones, cuyo número de afiliados ha crecido un 20,8% respecto a los que registraba antes de la pandemia, o actividades profesionales, científicas y técnicas, que presenta un crecimiento del 12,4%. De hecho, uno de cada cuatro afiliados se incorpora a estos sectores altamente productivos.

Mientras, todas las comunidades autónomas presentan niveles de empleo superiores a los que tenían antes de la pandemia. Destaca el aumento de la afiliación en la mitad sur del país y en los archipiélagos, con un incremento del empleo superior al 5,9%.

En cuanto al tipo de empleo, en marzo, el porcentaje de afiliados con contrato temporal se ha reducido hasta alcanzar el mínimo histórico del 14% de los afiliados (antes de la reforma laboral, la media era del 30%). En conjunto, ahora hay 2,6 millones de afiliados más con contrato indefinido que en diciembre de 2021, el último mes antes de la entrada en vigor de la reforma.

Otro indicador del incremento de la estabilidad es el aumento de la duración media de los contratos. Entre enero y marzo de este año, ha crecido en 47 días en comparación con las cifras del mismo periodo de 2019, último año homologable anterior al impacto de la pandemia, según Seguridad Social.

JÓVENES

En otro orden de cosas, el crecimiento promedio del empleo entre los jóvenes es más del doble de la media. En concreto, en 2022 fue del 8%, frente al 4% del total de afiliados. Este aumento es especialmente notorio en los sectores más productivos, como actividades sanitarias y sociales, informática y telecomunicaciones y actividades profesionales y técnicas.

En el caso de los menores de 30 años, la temporalidad se ha reducido en 32 puntos respecto al nivel que tenía antes de la reforma laboral en vigor, pasando del 53% al 21%.

Por otra parte, el número de trabajadores en ERTE se mantiene en torno a las 15.000 personas.

Finalmente, Seguridad Social pone en valor que el dinamismo en el mercado laboral está contribuyendo a reforzar el sistema de pensiones, y la relación de cotizante / pensionista alcanza el 2,41, el nivel más alto de la década.



Pin It on Pinterest

Share This