El envejecimiento de la población dispara los casos de degeneración macular – Solidaridad Intergeneracional
23391
post-template-default,single,single-post,postid-23391,single-format-standard,bridge-core-2.2,et_monarch,ajax_fade,page_not_loaded,,qode_grid_1400,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-20.7,qode-theme-bridge,qode_header_in_grid,wpb-js-composer js-comp-ver-6.1,vc_responsive,elementor-default,elementor-kit-27943

El envejecimiento de la población dispara los casos de degeneración macular

El envejecimiento de la población dispara los casos de degeneración macular

La DMAE afecta a menos de 1 persona de cada 10 en la población general, pero a partir de los 85 años aumenta a 1 de cada 3

EFE

El envejecimiento de la sociedad española, con una de las esperanzas de vida más altas, ha provocado que enfermedades como la Degeneración Macular Asociada a la Edad (DMAE) sean cada vez más comunes.

La DMAE afecta a menos de 1 persona de cada 10 en la población general, pero a partir de los 85 años aumenta a 1 de cada 3, ha explicado hoy la oftalmóloga especialista en retina y vítreo del Instituto de Microcirugía Ocular (IMO), Anniken Burés, que acaba de publicar el libro divulgativo “El médico en casa: Comprender la Degeneración Macular”.

La oftalmóloga ha informado de que “las personas mayores tienen menos recursos para suplir el déficit visual que comporta la patología y menos capacidad de adaptación a la nueva situación”, por lo que aumenta su dependencia y falta de autonomía.

A menudo, esta patología provoca que los ancianos salgan menos a la calle porque no reconocen los nombres de las calles o las personas con las que se cruzan, sufren caídas accidentales y tienen dificultades para hacer actividades cotidianas.

En este sentido, minimizar el impacto de la DMAE e intentar frenar su avance requiere detectarla a tiempo y, para ello, según los especialistas, es fundamental que pacientes y familiares conozcan bien sus síntomas y acudan precozmente al oftalmólogo.

Este es el objetivo del libro, editado por Amat con la colaboración de la Fundación IMO, Bayer y la Sociedad Española de Especialistas en Baja Visión.

Según el doctor Rafael Navarro, coautor del manual junto a Burés, “la pérdida de visión, el deslumbramiento excesivo, la deformación de objetos y líneas y la aparición de manchas centrales en el campo de visión son señales de alerta característicos y pueden aparecer de forma más o menos brusca en función del tipo de DMAE”.

Aunque el envejecimiento sigue siendo considerado el catalizador de la enfermedad, los especialistas apuntan a que los factores genéticos son cruciales y que los ambientales, el más importante de los cuales es el tabaco, también tienen una gran influencia, en la DMAE.

agencias.abc.es/agencias/noticia.asp?noticia=1993468



Pin It on Pinterest

Share This