EBAU: ¿Qué titulación elegir? Cinco consejos para los jóvenes preuniversitarios que todavía no lo tienen claro. – Solidaridad Intergeneracional
38897
post-template-default,single,single-post,postid-38897,single-format-standard,bridge-core-2.2,et_monarch,ajax_fade,page_not_loaded,,qode_grid_1400,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-20.7,qode-theme-bridge,qode_header_in_grid,wpb-js-composer js-comp-ver-6.1,vc_responsive,elementor-default,elementor-kit-27943

EBAU: ¿Qué titulación elegir? Cinco consejos para los jóvenes preuniversitarios que todavía no lo tienen claro.

EBAU: ¿Qué titulación elegir? Cinco consejos para los jóvenes preuniversitarios que todavía no lo tienen claro.

A la hora de tomar la decisión se encuentran con universidades públicas y privadas, titulaciones y especializaciones para todos los gustos, disciplinas más clásicas y más innovadoras, propuestas formativas presenciales.

S.F

Enlace noticia original

Comienza el mes de junio y, con él, llegan las pruebas de acceso a la Universidad para todos aquellos alumnos que terminan el segundo curso de Bachiller y quieren optar por la formación universitaria. Es un momento clave que va a determinar qué centro académico y qué titulación elegirán para el próximo curso, y esto condicionará, sin ninguna duda, su futuro profesional y también, de algún modo, el personal.

Los perfiles de los alumnos son muy diversos. Desde los más exigentes, aquellos con altas capacidades que no se conforman con una simple carrera y se decantan por un doble grado, hasta los que quieren hacer de su afición una profesión y eligen titulaciones relacionadas con el desarrollo de videojuegos, la animación o el diseño ; pasando por los que dan prioridad a la profesión con la que creen que van a ganar más dinero, los que eligen pensando en el centro universitario que les pilla más cerca de casa, los que lo hacen para seguir la saga familiar…

A la hora de tomar la decisión se encuentran con universidades públicas y privadas, titulaciones y especializaciones para todos los gustos, disciplinas más clásicas y más innovadoras, propuestas formativas presenciales, virtuales o híbridas, cursadas en español o en inglés, en España o en el extranjero… El abanico es muy amplio, y no todos los alumnos tienen claro qué elegir. Algunos, de hecho, mantienen las dudas hasta el final y se la juegan en el último momento.

Desde el centro universitario U-tad han elaborado estos cinco consejos para aquellos jóvenes que se encuentran en esta situación y, a fecha de hoy, con la EBAU sobre sus cabezas, todavía no han sido capaces de tomar la decisión definitiva:

No elijas algo porque otros lo hacen o porque es lo que otros esperan de ti. Busca tu propia motivación, pues de lo contrario, es muy probable que abandones la carrera ante el primer obstáculo. O peor aún, que después de todo el esfuerzo, cuando la termines veas claro que no es eso a lo que quieres dedicarte.

No te quedes solo con los nombres de las titulaciones: investiga, busca referencias de personas que trabajan en una determinada profesión que te permitan tener una idea clara de cómo es realmente trabajar en ese sector. Hay titulaciones que se idealizan por lo que nos evocan, pero luego esa imagen nada tiene que ver con la realidad.

Compara los planes de estudios de una misma titulación en diferentes universidades, puede haber grandes diferencias en el contenido de las materias, en las metodologías que se aplican, en el uso de herramientas innovadoras que se integran en el proceso formativo, en la calidad de las prácticas que se ofrecen, en los acuerdos con otras universidades, instituciones o empresas de los respectivos sectores…

Si dudas entre varias opciones que a priori te gustan, ten en cuenta la empleabilidad, las salidas profesionales de cada una de ellas. Es importante dedicarte a algo que te inspira, pero tampoco es recomendable dar la espalda a la realidad: el objetivo de toda titulación es encontrar un trabajo que te permita poner en práctica lo aprendido y ganarte la vida.

Sé ambicioso, pero realista. Ganar dinero es importante, pero no es el mejor punto de partida. Mejor empieza por pensar, de acuerdo con tus cualidades y habilidades, en qué puedes aportar más valor y destacar, sintiéndote bien con lo que haces. El tiempo, tu esfuerzo y también el factor suerte serán los que determinen tu evolución.



Pin It on Pinterest

Share This