Dependencia Murcia – Solidaridad Intergeneracional
35837
page-template-default,page,page-id-35837,bridge-core-2.2,et_monarch,ajax_fade,page_not_loaded,,qode_grid_1400,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-20.7,qode-theme-bridge,qode_header_in_grid,wpb-js-composer js-comp-ver-6.1,vc_responsive,elementor-default,elementor-kit-27943,elementor-page elementor-page-35837

Dependencia Murcia

MURCIA

1. ¿Qué es la dependencia?

Es el estado de carácter permanente en que se encuentran las personas que, por razones derivadas de la edad, la enfermedad o la discapacidad, y ligadas a la falta o a la pérdida de autonomía física, mental, intelectual o sensorial, precisan de la atención de otra u otras personas o ayudas importantes para realizar actividades básicas de la vida diaria o, en caso de las personas con discapacidad intelectual o enfermedad mental, de otros apoyos para su autonomía personal.

2. ¿Quiénes pueden ser beneficiarios de las prestaciones de ayuda a la dependencia?

Beneficiarios:

Personas que se encuentren en situación de dependencia en alguno de los tres grados establecidos por motivo de edad, enfermedad, discapacidad, ligadas a la falta o pérdida de autonomía física, mental, intelectual o sensorial.

3. ¿Qué requisitos hay que cumplimentar para ser beneficiario?

Requisitos:

 

  • Residir en territorio español y haberlo hecho durante 5 años, de los cuales 2 deberán ser inmediatamente anteriores a la fecha de presentación de la solicitud. La persona que solicite el reconocimiento de la situación de dependencia deberá estar empadronada y vivir en un municipio de la Comunidad Autónoma Región de Murcia.

 

  • Para los menores de 5 años el periodo de residencia se exigirá a quien ejerza su guarda y custodia.

 

  • Respecto de las personas emigrantes retornadas, deberán probar el periodo de residencia de 5 años en otro país mediante certificado emitido por el consulado español en dicho país o a través de certificado del padrón de españoles residentes en el extranjero (PERE).

 

  • Las personas que reuniendo los requisitos anteriores no tengan nacionalidad española se regirán por lo establecido en la Ley Orgánica 4/2000, de 11 de enero, sobre derechos y libertades de los extranjeros en España y su integración social, así como los tratados internacionales y en los convenios que se establezcan con el país de origen. En el artículo 14 se establece que las personas extranjeras con residencia legal en España tendrán derecho a los servicios y a las prestaciones sociales, tanto a los generales y básicos como a los específicos, en las mismas condiciones que las personas de nacionalidad española.

4. ¿Dónde se presenta la solicitud?

La solicitud se puede presentar:

 

  1. Presencialmente:

 

  • En el registro correspondiente del Instituto Murciano de Acción Social.
  • En el registro correspondiente de la Consejería competente en materia de política social y en cualquier registro oficial.
  • En las oficinas de Correos mediante certificación de envío.

 

  1. Telemáticamente, con DNI electrónico, certificado digital o sistema cl@ve:

 

 

Para realizarlo, tiene que disponer del DNI electrónico habilitado.

5. ¿Qué documentos hay que presentar?

  • Solicitud inicial de reconocimiento de grado y prestaciones del sistema de la dependencia, según modelo oficial.

 

  • Fotocopia del DNI/NIE.

 

  • Si el solicitante fuera menor de 14 años será necesaria fotocopia del libro de familia.

 

  • Si se actúe por medio de representante, deberá acompañarse fotocopia del DNI/NIE del representante. También deberá acreditarse la representación por cualquier medio válido en derecho, como puede ser una declaración responsable.

 

  • Documento del Ayuntamiento correspondiente que acredite la residencia de la persona solicitante en la Región de Murcia al tiempo de presentar la solicitud.

 

  • Documento del Ayuntamiento correspondiente que acredite la residencia del solicitante en territorio español durante 5 años, de los cuales 2 deberán ser inmediatamente anteriores a la fecha de presentación de la solicitud.

 

  • Informe sobre las condiciones de salud de la persona solicitante, emitido por facultativo sanitario.

 

  • Copia de la declaración del IRPF del último ejercicio.

 

  • Documentación acreditativa delas circunstancias personales y familiares alegadas por el interesado (sanitarias, psicológicas, sociales), incluidas las de trascendencia económica.

 

Los formularios oficiales a presentar los puede localizar y descargar aquí para cumplimentarlos, o acceder  a este enlace de la web de la Región de Murcia.

6. ¿Cómo se valora la situación de dependencia?

Presentada la solicitud, el órgano competente para la instrucción del procedimiento de reconocimiento de la situación de dependencia notificará a la persona interesada el día y la hora en que haya de realizarse la valoración de la situación de dependencia.

 

Para las personas solicitantes mayores de 3 años que se encuentren en situación de dependencia el instrumento utilizado es el Baremo de Valoración (enlace) de la situación de Dependencia (BVD), con el que se valora la capacidad de la persona para llevar a cabo por sí misma las actividades básicas de la vida diaria (ABVD), así como la necesidad de apoyo de otra persona para realizarlas. Este instrumento está regulado en el Real Decreto 174/2011 y se usa en todo el territorio del Estado.

 

En el caso de niños y niñas de 0 a 3 años, la valoración es realizada por personal médico. El instrumento utilizado para la valoración es la Escala de Valoración Específica (EVE), que mide la capacidad para realizar determinadas actividades, (sujetar la cabeza, ponerse de pie, andar solo, succionar, fijar la mirada…). Este instrumento está regulado en el Real Decreto 174/2011  y se usa en todo el territorio del Estado.

 

Se valorará la capacidad de la persona solicitante para llevar a cabo por sí misma las actividades básicas de la vida diaria, así como la necesidad de apoyo y supervisión para su realización.

 

El titular del órgano competente en materia de valoración de dependencia, dictará una resolución sobre el reconocimiento de la situación de dependencia en la que se determinarán los servicios o prestaciones económicas que, corresponden al solicitante.

 

Esta resolución se notificará a la persona interesada.

 

Reconocida la situación de dependencia, se procederá al reconocimiento del derecho a los servicios y prestaciones económicas del Sistema para la Autonomía y Atención a la Dependencia (SAAD) mediante la elaboración del Programa Individual de Atención (PIA).

7. ¿Qué es el Programa Individual de Atención (PIA)?

Reconocida la situación de dependencia, se establece el Programa Individual de Atención (PIA) que determinará las modalidades de intervención más adecuadas a las necesidades de la persona solicitante entre los servicios y prestaciones económicas previstos en la Ley 39/2006, que constará en la resolución que indicará también el grado de dependencia reconocido.

 

Para la elaboración del PIA, se solicitará a los servicios sociales de atención primaria del municipio de residencia del interesado la realización de un informe social, en el que se detalle la situación social, familia y del entorno de la persona en situación de dependencia.

8. Notificación de la resolución y Acceso a los servicios y prestaciones del SAAD

El plazo para resolver y notificar el reconocimiento de la situación de dependencia es máximo de 6 meses desde que se registra la solicitud inicial, si esta se entrega completa.

 

Murcia tiene un tiempo medio para comunicar la valoración del grado de la situación de dependencia de 6 meses y de resolución del servicio y/o prestación económica de 6 meses más. Es decir, mínimo un año, incumpliendo el plazo previsto en la Ley 39/2006.

 

Pasados los 6 meses que establece la ley, siempre que la persona tenga reconocida la situación de dependencia por haber sido valorada y se le haya comunicado el grado de dependencia, tendrá derecho al reintegro de las cantidades que le correspondan según su capacidad económica, que hayan sido gastadas y se acrediten para el uso de los servicios o prestaciones que forman parte del catálogo SAAD y estén registrados y acreditados ante la Región de Murcia como prestadores de servicios.

 

Hasta que no exista un reconocimiento oficial de la situación de dependencia, no existe el derecho a percibir las ayudas o servicios del catálogo con apoyo público.  Si la persona solicitante fallece sin haber recibido el reconocimiento del grado de dependencia, no tendrá derecho a percibir ninguna contraprestación.

 

Forman parte del Catálogo del Sistema para la Autonomía y Atención a la Dependencia (SAAD):

 

  • Servicio de Promoción de la Autonomía Personal.
  • Servicio de Prevención de la dependencia.
  • Servicio de Teleasistencia.
  • Servicio de Ayuda a Domicilio.
  • Servicio de Centro de Día y Noche.
  • Servicio de Atención Residencial.
  • Prestación económica de Asistencia Personal.
  • Prestación económica vinculada a la adquisición de alguno/s de los servicios anteriores.
  • Prestación económica para cuidados en el entorno familiar y apoyo a cuidados no profesionales.

9. Fases del Procedimiento para Reconocimiento de la Atención a la Dependencia

Fases del procedimiento:

 

  1. Presentación de la solicitud, con la documentación completa correspondiente.
  2. Valoración de la situación de dependencia por el Servicio de Valoración para el reconocimiento del grado de dependencia.
  3. Elaboración del PIA con la asignación del servicio y/o prestación económica.
  4. Remisión de Resolución de Grado, PIA y del Copago en su caso.

10. ¿Si no estoy de acuerdo con el resultado de la valoración?

La resolución de reconocimiento de la situación de dependencia podrá ser recurrida en Recurso de alzada en el plazo de un mes desde que se dictó.

 

Es conveniente acreditar con documentación las circunstancias de la persona solicitante, con informes médicos, psicológicos, etc. que acrediten su situación.

11. ¿Cómo se financian las prestaciones económicas y servicios de ayuda de atención a la dependencia?

Las personas beneficiarias participarán en el coste de las prestaciones y servicios en función de su capacidad económica individual.

 

La capacidad económica personal de los beneficiarios del sistema de la Autonomía y Atención a la dependencia se determinará en función de su RENTA y un porcentaje variable de su PATRIMONIO, dependiendo de la edad.

 

La capacidad económica personal del beneficiario será la correspondiente a su renta, incrementada en un 5% de su patrimonio a partir de los 65 años, en un 3% de los 35 a los 65 años y en un 1% a los menores de 35 años.

 

Se considera RENTA los ingresos del beneficiario, derivados tanto de su trabajo como del capital, así como cualesquiera otros sustitutivos de aquellos. Por ejemplo, la pensión propia, o el 50% de la pensión del cónyuge, si no se tiene propia.

 

Se considera PATRIMONIO del beneficiario el conjunto de bienes y derechos de contenido económico de que sea titular, con deducción de las cargas y gravámenes que disminuyan su valor, así como de las deudas y obligaciones personales de las que deba responder. Por ejemplo, en caso del matrimonio con bienes gananciales, el 50% de lo adquirido en el matrimonio, más lo propio, que puede haber sido heredado.

 

Sólo se tendrá en cuenta la vivienda habitual para el cálculo de la capacidad económica personal, cuando la prestación que reciba el beneficiario sea de atención residencial a través de la Red de Servicios Sociales Pública, concertada, o privada mediante una prestación vinculada a este servicio, siempre que no resida en la vivienda habitual él cónyuge o personas dependientes del beneficiario.

 

La Ley indica que nadie quedará fuera de la cobertura del Sistema por no disponer de recursos económicos. La capacidad económica mínima de la persona beneficiaria vendrá referenciada a la cuantía mensual del Indicador de Renta de Efectos Múltiple (IPREM), que en 2020 el importe mensual es de 537,84€. Si la capacidad económica es máximo el IPREM, no existe copago.

 

La participación de la persona beneficiaria en el coste del servicio (copago) se hará de forma progresiva, mediante la aplicación de un porcentaje en función de su capacidad económica hasta alcanzar como máximo el 90% del coste del servicio.

Leer más...

Tipos de Servicios

1. SERVICIO DE PROMOCIÓN DE LA AUTONOMÍA PERSONAL Y PREVENCIÓN DE LA DEPENDENCIA

Objeto: prevenir el agravamiento de la situación de dependencia, así como disponer y ordenar los recursos, apoyos y asistencias de todo tipo que contribuyan a incrementar la autonomía y la vida independiente de las personas en situación de dependencia, para desarrollar y mantener la capacidad personal de controlar, afrontar y tomar decisiones acerca de cómo vivir.

 

Tipos de servicios:

 

  • Asesoramiento.
  • Orientación.
  • Asistencia y formación en tecnologías de apoyo y adaptaciones que contribuyan a facilitar la realización de las actividades de la vida diaria.
  • Habilitación.
  • Terapia ocupacional.
  • Otros programas de intervención que se establezcan con la misma finalidad.

 

Personas destinatarias: personas en situación de dependencia.

 

Intensidad: estará en función de los servicios y programas propios en la medida en que los precise la persona en situación de dependencia, de acuerdo con su PIA.

 

Se puede distinguir la intensidad genérica de la especializada. La intensidad genérica está dirigida a toda clase de personas en situación de dependencia, que promoverá para ellas la máxima autonomía posible en atención a sus circunstancias.

 

La intensidad especializada está dirigida a personas con discapacidad intelectual y personas con enfermedad mentales, así como aquella otras con dificultades perceptivo-cognitivas.

 

 

Coste del servicio: dependiendo del grado de dependencia reconocido y de la intensidad del servicio:

 

  • Hasta 15 horas, para los Grados II y III 326 €, para el Grado I 183 € al mes.
  • De 16 a 25 horas, para los Grados II y III 542 €, para el Grado I 305 € al mes.
  • De 26 a 37 horas, para los Grados II y III 800€, para el Grado I 450€ al mes.

 

 

Compatibilidad con otras prestaciones: es compatible con todos los servicios y prestaciones del SAAD.

2. SERVICIO DE TELEASISTENCIA

Objeto: atender a las personas beneficiarias mediante el uso de tecnologías de la comunicación y de la información y apoyo de los medios personales necesarios, en respuesta inmediata ante situaciones de emergencia, inseguridad, soledad y aislamiento, con el fin de favorecer la permanencia de la persona usuaria en su vivienda habitual.

 

Actuaciones que ofrece:

 

  • Apoyo inmediato.
  • Seguimiento permanente desde el centro de atención mediante llamadas telefónicas periódicas.
  • Movilización de recursos ante situaciones de emergencia sanitaria, doméstica o social.
  • Funciones de agenda, para recordar a la persona beneficiaria datos importantes de salud, de toma de medicamentos, gestiones…

 

Personas destinatarias: personas en situación de dependencia.

 

Intensidad: 24 horas al día durante todos los días del año.

 

Requisitos de acceso:

 

  • No padecer deficiencias importantes de audición y/o expresión oral, que impidan o imposibiliten el cumplimiento de la finalidad de este servicio.
  • Disponer de los medios necesarios para la instalación del servicio.

 

Coste del servicio: será gratuito para las personas beneficiarias cuyo Programa Individualizado de Atención (PIA) lo reconozca y su capacidad económica no supere el IPREM.

 

Los beneficiarios cuya capacidad económica supere el IPREM entre una y dos veces contribuirán con el 50% del precio.

 

Los beneficiarios cuya capacidad económica sea superior a dos veces el IPREM contribuirán con el 100% del precio.

 

El coste de referencia será igual al precio medio de los contratos de prestación que suscriba la Comunidad de la Región de Murcia.

 

IPREM: Indicador de Renta de Efectos Múltiple, que en 2020 el importe mensual es de 537,84€.

 

Compatibilidad con otras prestaciones: es compatible con todos los servicios y prestaciones económicas, salvo con el servicio de atención residencial y con la prestación económica vinculada a la adquisición de un servicio de atención residencial.

3. SERVICIO DE AYUDA A DOMICILIO (SAD)

Objeto: atención personal en la realización de las actividades básicas de la vida diaria (ABVD) y la cobertura de las necesidades domésticas, posibilitando la permanencia de la persona beneficiaria en el domicilio el mayor tiempo posible.

 

Tipo de servicios:

 

  • Atenciones de carácter personal: apoyo en el aseo y cuidados personales, ayuda en la ingesta de alimentos, ayuda a la movilidad dentro del domicilio, compañía en el domicilio, acompañamiento fuera del hogar para la realización de diversas gestiones, facilitar actividades de ocio y otras actividades que puedan facilitar una relación con el entorno.
  • Atenciones de carácter doméstico, aquellas que se realicen de forma cotidiana en el hogar, como lavado y planchado de ropa, adquisición y preparación de alimentos, limpieza y mantenimiento de la vivienda.

 

 

Personas destinatarias: personas en situación de dependencia.

 

Intensidad: estará en función del Programa Individualizado de Atención (PIA) y se determinará en numero de horas mensuales de servicios asistenciales, mediante intervalos según el grado de dependencia:

 

  • Grado III, Gran dependencia: entre 55 y 70 horas mensuales.
  • Grado II, Dependencia severa: ente 30 y 55 horas mensuales.
  • Grado I, Dependencia moderada: entre 12 y 30 horas mensuales.

 

 

Coste del servicio: la participación de la persona beneficiaria se determinará mediante la aplicación de las siguientes fórmulas:

 

Hasta 20 horas mensuales:

 

PB = ((0,5 × IR × CEB) / IPREM) – (0,4 × IR)

 

De 21 a 45 horas mensuales:

 

PB = ((0,4 × IR × CEB) / IPREM) – (0,3 × IR)

 

De 46 a 70 horas mensuales:

 

PB = ((0,3333 × IR × CEB) / IPREM) – (0,25 × IR)

 

 

PB: Participación de la persona beneficiaria.

IR: Coste hora servicio de ayuda a domicilio.

CEB: Capacidad económica de la persona beneficiaria.

 

El precio de referencia del servicio se fija en 14 euros por hora, para los servicios relacionados para la atención personal y en 9 euros por hora para los servicios relacionados con la atención de las necesidades domésticas o del hogar.

 

La participación del beneficiario en el servicio estará determinada por la intensidad del mismo, reconocida en el PIA con la aplicación de la fórmula anterior.

 

La persona beneficiaria participará en el coste del servicio, en todo caso, con 20 euros mensuales, si la cuantía obtenida en la aplicación de la fórmula resulta negativa o inferior a esta cantidad.

 

Compatibilidad con otras prestaciones: es incompatible con todos los servicios y prestaciones, salvo con el servicio de teleasistencia y con el servicio de promoción de la autonomía y prevención de las situaciones de dependencia.

4. SERVICIO DE CENTRO DE DÍA Y NOCHE

Objeto: ofrece una atención integral durante el periodo diurno o nocturno, a las personas en situación de dependencia, con el objetivo de mejorar o mantener el nivel de autonomía personal y apoyar a las familiar o cuidadores.

 

Tipo de centros:

 

  • Centro de día para menores de 65 años.
  • Centro de día para mayores.
  • Centro de día para de atención especializada por la especificidad de los cuidados que ofrecen.
  • Centros de noche.

 

Servicios y programas que ofrecen:  

 

  • Servicios básicos: de manutención y de asistencia en las actividades básicas de la vida diaria.
  • Servicios terapéuticos: de atención social, atención psicológica, terapia ocupacional y cuidados de la salud.
  • Otros servicios complementarios: de peluquería, podología, cafetería o cualquier otro que se preste.
  • Programas de intervención terapéutica: terapias funcionales, cognitivas y psicoafectivas, socializadoras.
  • Programas sanitarios: alimentación y nutrición, aseo e higiene; programas de intervención con familias y cualquier otro que se realice.

 

Cuando sea necesario se garantizará el transporte para la asistencia al centro.

 

Personas destinatarias: personas en situación de dependencia.

 

Intensidad: estará en función de los servicios que precise la persona dependiente atendiendo a su grado de dependencia, de acuerdo con su PIA.

 

Coste del servicio: la participación se determinará mediante la aplicación de la siguiente fórmula matemática:

 

                             C=P ((R/I) -1) x 0,2       

 

C= La participación de la persona usuaria o copago en euros

P= Precio de referencia del servicio en euros

R= Capacidad económica en euros

I= Indicador Público de Renta de Efectos Múltiples (IPREM)

 

Los precios de referencia de los Servicios de Centro de Día y Centro de Noche serán los siguientes:

 

a) En centro de día y de noche para mayores: 700€ al mes.

 

b) En centro de día y noche para menores de 65 años:

 

    • Grados III y II, hasta 15 horas:448€/mes. De 16 a 25 horas: 744€/mes. De 26 a 37 horas: 1100€/mes.
    • Grado I, hasta 15 horas: 265 €/mes. De 16 a 25 horas: 440€/mes. De 26 a 37 horas: 650€/mes.

 

c) En centro de día y noche de atención especializada:

 

    • Grados III y II, hasta 15 horas 652 €/mes. De 16 a 25 horas: 1083€/mes. De 26 a 37 horas: 1600€/mes.
    • Grado I, hasta 15 horas: 408 €/mes. De 16 a 25 horas: 677€/mes. De 26 a 37 horas: 1000€/mes.

 

Si conlleva gasto de manutención o transporte, dicho porcentaje de participación podrá alcanzar el cien por cien del precio de referencia.

 

Compatibilidad con otras prestaciones: es incompatible con todos los servicios y prestaciones económicas, salvo con el servicio de teleasistencia y con el servicio de promoción de la autonomía personal de intensidad genérica.

5. SERVICIO DE ATENCIÓN RESIDENCIAL

Objeto: ofrecer una atención integral continuada, de carácter personal, social y sanitario, que se prestará en centros residenciales, teniendo en cuenta la naturaleza de la dependencia, el grado de a misma e intensidad de cuidados que precise la persona. Puede tener carácter permanente o temporal.

 

Estancia temporal: es la permanencia en régimen de alojamiento, manutención y atención en un establecimiento residencial, única y exclusivamente por un periodo de tiempo limitado y predeterminado, durante el cual los usuarios de tales estancias tendrán los mismos derechos y obligaciones que el resto de residentes.

 

  • Circunstancias que determinen la estancia temporal:

 

  1. Atención de situaciones temporales de convalecencia.
  2. Enfermedad o internamiento hospitalario del cuidador no profesional.
  3. Necesidad de descanso, vacaciones, fines de semana o formación del cuidador no profesional.
  4. Ausencia de familiares o personas que puedan prestar al solicitante
  5. cuidados post-hospitalarios para la inmediata incorporación a su medio habitual.
  6. Precisar el beneficiario tratamiento, seguimiento o atenciones especiales
  7. durante un periodo limitado que aconseje este recurso.

 

Las estancias temporales en centro residencial estarán en función de la disponibilidad de plazas del Sistema para la Autonomía y Atención a la Dependencia en la Comunidad Autónoma de la Región de Murcia y del número de personas atendidas mediante cuidados en el entorno familiar.

 

Servicios y programas que ofrece:

 

  • Servicios básicos: de alojamiento, manutención y de asistencia en las actividades básicas de la vida diaria.

 

  • Servicios terapéuticos: de atención social, atención psicológica, terapia ocupacional y cuidados de la salud.

 

  • Otros servicios complementarios: de peluquería, podología, cafetería, o similares.

 

  • Programas de intervención especializada según el tipo de necesidades derivadas del grado y nivel de dependencia del beneficiario.

 

Personas destinatarias: personas en situación de dependencia.

 

Intensidad: estará en función de los servicios del centro que precisa la persona con dependencia, de acuerdo con su PIA, pudiendo ser permanente o temporal.

 

La atención generalmente será de 24 horas al día los 365 días del año.

 

Coste del servicio: las personas beneficiarias contribuirán al coste del mismo del siguiente modo:

 

  • Si el beneficiario tiene una capacidad económica inferior al precio de referencia incrementado en el 20 por ciento del IPREM, participará con el importe íntegro de su capacidad económica, descontándole el 20 por ciento del IPREM al mes para gastos personales.

 

  • Si el beneficiario tiene una capacidad económica igual o superior al precio de referencia incrementado en el 20 por ciento del IPREM por mes, participará con una cuantía igual a dicho precio de referencia.

 

La prestación del servicio de atención residencial se garantizará en todo caso, a quienes carezcan de ingresos suficientes.

 

Los precios de referencia del Servicio de Atención Residencial serán los siguientes:

 

a) En Residencia de personas mayores en situación de dependencia:

 

  • En Residencia para personas mayores: 1.600 €/mes
  • En Residencia gero-psiquiátrica: 1.800 €/mes

 

b) En Centro de atención a personas en situación de dependencia, en razón de los distintos tipos de discapacidad:

 

  • En Residencia para personas con enfermedad mental: 2.100 €/mes.
  • En Residencia para personas con discapacidad intelectual: 2.300 €/mes.
  • En Residencia para personas con discapacidad física: 2.200 €/mes.
  • En Residencia de atención especializada: 3.300 €/mes

 

La determinación de la participación económica de la persona beneficiaria del servicio de atención residencial se realizará teniendo en cuenta la capacidad económica en función de la renta líquida que perciba el usuario y su patrimonio.

 

Compatibilidad con otras prestaciones: es incompatible con todos los servicios y prestaciones económicas, salvo con los servicios de prevención y promoción de la autonomía.

Tipos de Prestaciones Económicas

1. Prestación Económica de ASISTENCIA PERSONAL

Objeto: contribuir a los gastos derivados de la contratación de un asistente personal durante un número de horas, que posibiliten mayor autonomía en el ejercicio de las actividades básicas de la vida diaria a las personas con dependencia, a fin de facilitarles el acceso a la educación o al trabajo, así como a una vida más autónoma y normalizada.

 

Requisitos de acceso a la prestación:

 

  • Tener reconocido cualquier grado de dependencia, aunque la Región Murciana sigue indicando que solo es posible para el Grado III o gran dependencia,
  • Que la persona beneficiaria, por si misma o a través de su representante legal, tenga capacidad para determinar los servicios que requiere. Para ejercer su control e impartir instrucciones al asistente personal de cómo llevarlos a cabo.
  • Que el programa individualizado de Atención (PIA) determine la adecuación de esta prestación.

 

Requisitos para ser asistente personal:

 

  • No ser cónyuge, ni persona unida por análoga relación de afectividad o pariente por consanguinidad, afinidad o adopción, hasta el tercer grado de parentesco.
  • Ser mayor de 18 años.
  • Residir legalmente en España.
  • Prestar sus servicios mediante contrato con empresa especializada, o directamente, en virtud de contrato laboral o de prestación de servicios con la persona beneficiaria, en el que se incluirán las condiciones y directrices para la prestación del mismo, propuestas por la persona beneficiaria y, en su caso, las cláusulas de confidencialidad que se establezcan.
  • Cumplir con las obligaciones relativas a su afiliación y alta establecidasen materia de Seguridad Social cuando la relación entre la persona beneficiaria y su asistente personal esté basada en un contrato laboral o de prestación de servicios.
  • Reunir las condiciones de idoneidad para prestar los servicios derivados de la asistencia personal establecidas en el Programa Individual de Atención.
  • En el caso de que la persona encargada de la asistencia personal preste sus servicios a través de empresa especializada, ésta habrá de reunir los requisitos adecuados en materia de acreditación de Centros y Servicios de la Comunidad Autónoma de la Región de Murcia y si es de forma autónoma también es necesario estar acreditado ante la Administración regional.

 

 

 

Personas destinatarias: personas en situación de dependencia que tengan reconocido algunos de los grados, a pesar de que la Región de Murcia no trasladado a su normativa los cambios producidos en la Ley 39/2006 en 2011 y siguientes años.

 

Cuantía de la prestación: las cuantías de la prestación económica de asistencia personal que percibirán las personas beneficiarias se calculará aplicando la siguiente fórmula:

 

P = A (11I – R)/10I

 

P = Prestación económica que recibe el beneficiario en euros

A= Prestación económica fijada anualmente, en euros

R = Capacidad económica del beneficiario en euros

I = Indicador Público de Renta de Efectos Múltiples (IPREM)

 

Se garantiza que los beneficiarios de la Prestación económica de asistencia personal perciban, en todo caso, el cuarenta por ciento de la cuantía establecida anualmente para esta prestación económica.

 

Las cuantías máximas para la prestación económica de asistencia personal son las siguientes:

 

  • Grado III o Gran dependencia: máxima: 715,07 euros/mes.
  • Grado II o Dependencia severa: máxima: 426,12 euros/mes.
  • Grado I o Dependencia Moderada: máxima: 300 euros/mes.

 

Compatibilidad con otras prestaciones: será incompatible con todos los servicios y prestaciones económicas, salvo con el servicio de teleasistencia y con los servicios de promoción y prevención de las situaciones de dependencia.

2. Prestación Económica VINCULADA a la ADQUISICIÓN de un SERVICIO/s

Objeto: contribuir a la financiación del coste del servicio que se determine en el PIA cuando por inexistencia o insuficiencia de servicios públicos o concertados no sea posible el acceso a los mismos.

 

Esta prestación podrá vincularse a cualquiera de los servicios anteriores cuando se presten por un centro o entidad privado debidamente acreditado ante la Comunidad Autónoma.

 

Requisitos de acceso a la prestación:

 

  • Reunir los requisitos específicos para el acceso al servicio de atención al que se vincula la prestación.
  • Tener plaza u obtener la prestación del servicio, en centro o entidad privada debidamente acreditada para la atención a la dependencia.
  • Que el programa individualizado de atención (PIA) determine la adecuación de esta prestación.

 

 

Personas destinatarias: personas en situación de dependencia.

 

Cuantía de la prestación: la cuantía mensual de la prestación vinculada al servicio se establece en función del coste del servicio y la capacidad económica, de conformidad con lo siguiente:

 

CPE = IR + CM – CEB

 

CPE: Cuantía de la prestación económica.

IR: Coste del servicio.

CM: Cantidad para gastos personales de la persona beneficiaria para cada tipo de servicio, que se obtiene de la diferencia entre la capacidad económica de la persona beneficiaria, menos el copago que le correspondería para el caso de recibir el servicio público de que se trate.

CEB: Capacidad económica de la persona beneficiaria.

 

Las cuantías máximas para la prestación económica vinculada a la adquisición de un servicio son las siguientes:

 

  • Grado III o Gran dependencia: máxima: 715,07 euros/mes.
  • Grado II o Dependencia severa: máxima: 426,12 euros/mes.
  • Grado I o Dependencia Moderada: máxima: 300 euros/mes.

 

Compatibilidad con otras prestaciones: será incompatible con todos los servicios y prestaciones económicas, salvo con el servicio de teleasistencia y con los servicios de promoción y prevención de las situaciones de dependencia.

3. PRESTACIÓN ECONOMICA PARA CUIDADOS EN EL ENTORNO FAMILIAR Y APOYO A CUIDADORES NO PROFESIONALES

Objeto: contribuir a la cobertura de los gastos derivados de la atención prestada en su domicilio, a quien se encuentra en situación de dependencia, por persona de su familia, o de su entorno, no vinculadas a un servicio de atención profesionalizada, cuando se reúnan las condiciones de acceso establecidas.

 

Requisitos de acceso a la prestación:

 

  • Que los cuidados que se deriven de la situación de dependencia del beneficiario se estén prestando en su entorno familiar con carácter previo a la solicitud de reconocimiento de la situación de dependencia.
  • Que la atención y cuidados a prestar por el cuidador se adecuen a las necesidades de la persona dependiente, en función de su grado de dependencia.
  • Que se den las condiciones adecuadas de convivencia y de habitabilidad de la vivienda, para el desarrollo de los cuidados necesarios, en el mismo domicilio de la persona en situación de dependencia o, en el caso de distintos domicilios, que su proximidad física permita dispensar una atención pronta y adecuada a la misma.
  • Las personas en situación de dependencia en Grado I, deberán convivir con la persona cuidadora en el mismo domicilio.
  • Que el PIA determine la adecuación de esta prestación y que se dan las adecuadas condiciones de convivencia y relación. No se admitirá en el Programa Individual de Atención que una persona en situación de dependencia que estuviera atendida en un servicio deje de hacerlo, para poder percibir esta prestación económica.
  • La concesión de esta prestación debe conllevar la designación de una persona cuidadora principal, que deberá asumir la responsabilidad del cuidado, aunque en el ejercicio de las funciones de cuidado pueda estar apoyada por otras personas. En el caso de varias personas cuidadoras que se sucedan de forma rotatoria, con cambio o no de domicilio de la persona en situación de dependencia, se determinarán claramente los períodos de tiempo que corresponden a cada una de ellas, dentro del período del año natural, sin que pueda establecerse para cada una de las mismas, un período continuado inferior a tres meses.

 

Requisitos para ser persona cuidadora no profesional:

 

Ser mayor de 18 años y estar en plenitud de facultades y disponibilidad para ejercer esta tarea.

 

Con carácter excepcional, cuando existan razones debidamente acreditadas que lo aconsejen, el cuidador podrá ser menor de 18 años y mayor de 16 años.

 

  • Residir legalmente en España y figurar empadronado en cualquiera de los municipios de la Comunidad Autónoma de la Región de Murcia, o fuera de ésta, siempre que sea limítrofe con el municipio de la persona beneficiaria.
  • Ser cónyuge, persona unida por análoga relación de afectividad o pariente por consanguinidad, afinidad o adopción, hasta el tercer grado de parentesco.
  • Contar con la capacidad física y psíquica suficiente para desarrollar adecuadamente por sí misma las funciones del cuidado y apoyo, que básicamente se refieren a proporcionar ayuda a otra persona en las actividades básicas de la vida diaria.
  • Que la persona cuidadora cuente con tiempo de dedicación suficiente para atender a la persona beneficiaria en aquellas situaciones en que necesita ayuda para realizar las actividades básicas de la vida diaria.
  • Tener disponibilidad para prestar el cuidado y atención de forma adecuada y continuada durante un periodo mínimo de un 1 año, excepto que por circunstancias sobrevenidas e imprevisibles no pueda completar este período.
  • No estar vinculado a un servicio de atención profesionalizada.

 

En el caso de que la persona en situación de dependencia tenga su domicilio en un entorno caracterizado por insuficiencia de recursos públicos o privados acreditados, por la despoblación, o con circunstancias geográficas o de otra naturaleza que impidan o dificulten otras modalidades de atención, o no tenga cónyuge o pariente, en los términos anteriores, que figure empadronado en un municipio de la Región de Murcia o, teniéndolo, no pueda hacerse cargo de sus cuidados, el órgano competente para resolver, podrá autorizar la prestación de cuidados no profesionales, por parte de una persona de su entorno que, aun no teniendo el grado de parentesco señalado, resida en el municipio de la persona dependiente o en uno vecino, y lo haya hecho durante el periodo previo de un año.

 

La persona cuidadora no familiar no podrá tener la consideración de empleada o empleado del hogar en el domicilio de la persona beneficiaria, ni la atención y cuidados podrán desarrollarse en el marco de cualquier otra relación contractual, ya sea laboral o de otra índole.

 

Asimismo, las personas a las que se les conceda la prestación económica para cuidados en el entorno familiar habrán de estar recibiendo esta modalidad de atención previamente a la solicitud, y por lo que se refiere a la persona cuidadora, ésta ha de reunir los requisitos de idoneidad indicados.

 

En ningún caso, se podrá ser cuidador no profesional en el entorno familiar de más de dos dependientes.

 

Personas destinatarias: personas en situación de dependencia.

 

 

Cuantía de la prestación: la cuantía mensual de la prestación económica de cuidados en el entorno familiar y apoyo a cuidadores no profesionales, se establece de conformidad con la siguiente fórmula matemática:

 

CPE = (1.33 × Cmax) – (0,44 × CEB × Cmax) / IPREM

 

CPE: Cuantía de la prestación económica.

Cmax: Cuantía máxima de la prestación económica.

CEB: Capacidad económica del beneficiario.

 

Las cuantías máximas para la prestación económica de cuidados en el entorno familiar y apoyo a cuidadores no profesionales son las siguientes:

 

  • Grado III o Gran dependencia: máxima: 387,64 euros/mes.
  • Grado II o Dependencia severa: máxima: 268,79 euros/mes.
  • Grado I o Dependencia Moderada: máxima: 153 euros/mes.

 

 

Compatibilidad con otras prestaciones: es incompatible con todos los servicios y prestaciones económicas, salvo con el servicio de teleasistencia.

Decreto-Ley n.º 3/2016, de 1 de junio, por el que se modifica el régimen de participación económica de las personas beneficiarias de determinadas prestaciones del Sistema de Autonomía y Atención a la Dependencia en la Comunidad Autónoma de la Región de Murcia.

 

Decreto-Ley 3/2015, de 7 de octubre, por el que se modifican los requisitos de acceso a la prestación económica de Cuidados en el Entorno Familiar y Apoyo a Cuidadores no profesionales del Sistema de la Dependencia así como la intensidad en su prestación y se regula la acreditación de las Comunidades Hereditarias para reclamar los atrasos devengados y no percibidos por las personas dependientes fallecidas.

 

Decreto n.º 74/2011, de 20 de mayo, por el que se regula el procedimiento para el reconocimiento de la situación de dependencia y del derecho a los servicios y prestaciones económicas del Sistema para la Autonomía y Atención a la Dependencia en la Comunidad Autónoma de la Región de Murcia y se establece el régimen de infracciones y sanciones.

 

Decreto n.º 306/2010, de 3 de diciembre, por el que se establecen la intensidad de protección de los servicios, la cuantía de las prestaciones económicas, las condiciones de acceso y el régimen de compatibilidad de las prestaciones del sistema para la autonomía y atención a la dependencia en la Comunidad Autónoma de la Región de Murcia.

 

Decreto n.º 126/2010, de 28 de mayo, por el que se establecen los criterios para determinar la capacidad económica de los beneficiarios y su participación en la financiación de las prestaciones económicas y servicios del sistema de autonomía y atención a la dependencia en la Comunidad Autónoma de la Región de Murcia.

 

Orden de 27 de junio de 2011 de la Consejería de Política Social, Mujer e Inmigración, por la que se establecen los precios públicos por la prestación de los servicios del Sistema de Autonomía y Atención a la Dependencia y del Sistema de Servicios Sociales con financiación Pública en la Comunidad Autónoma de la Región de Murcia.

 

Orden de 29 de enero de 2010 de la Consejería de Presidencia y Administraciones Públicas, por la que se configura la opción Técnico Valorador en Dependencia dentro del Cuerpo Técnico.

 

Orden de 18 de abril de 2007, de la Consejería de Trabajo y Política Social, por la que se crea la Comisión de Participación Territorial para el Desarrollo e Implantación del Sistema Murciano de Atención a la Dependencia.

 

Orden de 9 de abril de 2007, de la Consejería de Trabajo y Política Social, por la que se crea la Oficina Regional de Información y Atención a la Dependencia y a la Discapacidad.

Se puede consultar en enlace del IMSERSO los últimos datos mensuales relativos a la gestión del Sistema para la Autonomía y Atención a la Dependencia, realizada por los distintos órganos gestores de las Comunidades y Ciudades Autónomas.

Desde la web de los Servicios Sociales de La Rioja se puede encontrar información relativa al reconocimiento de la situación de dependencia. Se puede contactar a través del teléfono de atención a la ciudadanía 900 700 333.

Pin It on Pinterest

Share This