Dar patadas o gritar mientras duermes podrían ser las primeras señales del párkinson. – Solidaridad Intergeneracional
42286
post-template-default,single,single-post,postid-42286,single-format-standard,bridge-core-2.2,et_monarch,ajax_fade,page_not_loaded,,qode_grid_1400,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-20.7,qode-theme-bridge,qode_header_in_grid,wpb-js-composer js-comp-ver-6.1,vc_responsive,elementor-default,elementor-kit-27943

Dar patadas o gritar mientras duermes podrían ser las primeras señales del párkinson.

Dar patadas o gritar mientras duermes podrían ser las primeras señales del párkinson.

El descubrimiento podría ayudar a detener a tiempo esta enfermedad.

65Ymás

Las personas que dan patadas o gritan mientras duermen podrían sufrir párkinson en el futuro, asegura una investigación que se ha llevado a cabo en Canadá. El estudio cree que este tipo de transtorno del sueño podría tratarse de una señal de la enfermedad.

La investigación puede marcar un antes y un después en la forma de estudiar esta enfermedad, aún desconocida para los científicos. El estudio cree que estuciando estas señales se podrán desarrollar nuevos tratamientos para intentar detener la demencia.

Normalmente, durante la fase REM del sueño, nuestros músculos se relajan y no se mueven, pero algunas personas con ciertos desórdenes hacen gestos, dan puñetazos o patadas y gritan, en función de lo que están soñando en ese momento. Se sabe que este problema es un síntoma de algunos trastornos cerebrales, entre ellos el párkinson, según determinan los expertos. Sin embargo, la razón exacta detrás de este vínculo no está clara y sólo algunos científicos creen que la causa podría ser un pequeño problema en la parte del cerebro que regula el sueño.

Pero en algunos casos, los trastornos del sueño tienen lugar mucho antes de que se manifiesten los principales síntomas de estas enfermedades, por lo que los médicos del Hospital General de Montreal querían verificar si las personas, que más allá de los problemas del sueño gozan de buena salud, tenían más posibilidades de padecer enfermedades degenerativas.

Así, se analizó el caso de 93 personas, de una edad promedio de 65 años, con este desorden que se manifiesta en la fase REM del sueño, la etapa en la que se producen los sueños y el sueño es más profundo. Siguiendo de cerca estos casos durante cinco años, los expertos hallaron que 26 individuos desarrollaron enfermedades neurodegenerativas: 14 sufrieron párkinson, 7 demencia con cuerpos de Lewy, 4 alzhéimer, mientras que uno desarrolló una trastorno que presenta tanto síntomas de alzhéimer como de demencia, conocido como atrofia multisistémica.

Podría detectarse prematuramente

“Este importante descubrimiento puede aumentar nuestro entendimiento de cómo se desarrolla la demencia o el párkinson y ayudarnos a detectarla prematuramente”, según explica en el estudio publicado por la revista Neurology, la doctora Susanne Sorensen, directora de investigación de la Sociedad Británica de Alzheimer. “Si se profundiza la investigación tal vez podamos incluso detener a tiempo esta enfermedad, cuyos efectos son devastadores”, concluyó Sorensen.

De este modo, los investigadores sostienen que un mayor conocimiento de los problemas que enfrentan los pacientes con desórdenes del sueño no sólo serviría para tratarlos de manera más adecuada, sino que en el futuro se podrían desarrollar tratamientos para proteger a los pacientes de la progresión de la enfermedad.



Pin It on Pinterest

Share This