¡Cuidado con tirarse de cabeza! – Solidaridad Intergeneracional
21769
post-template-default,single,single-post,postid-21769,single-format-standard,bridge-core-2.2,et_monarch,ajax_fade,page_not_loaded,,qode_grid_1400,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-20.7,qode-theme-bridge,qode_header_in_grid,wpb-js-composer js-comp-ver-6.1,vc_responsive,elementor-default,elementor-kit-27943

¡Cuidado con tirarse de cabeza!

¡Cuidado con tirarse de cabeza!

* En verano aumentan las lesiones irreversibles a causa de zambullidas
* Los más afectados son varones de 15 a 30 años por tirarse sin control

Europa Press | Madrid

Durante la época estival aumenta el número de lesiones medulares por zambullidas en ríos, playas, piscinas y pantanos. Estas lesiones, de carácter irreversible, modifican totalmente la vida de los pacientes, ya que quedan anclados a una silla de ruedas para el resto de su vida.

La Fundación del Hospital Nacional de Parapléjicos de Toledo pone en marcha cada verano la campaña informativa ‘Piénsatelo. No vayas de cabeza’, destinada a la prevención de lesiones medulares como consecuencia de las zambullidas. El Ministerio de Sanidad y la Cruz Roja se han unido este año a la campaña con el fin de prevenir accidentes en piscinas.

La campaña recuerda a los bañistas la necesidad de mantener una actitud de prudencia a la hora de lanzarse a la piscina, el río o el mar, ya que una mala zambullida puede tener consecuencias tan negativas como una lesión medular.

Como explican expertos del Hospital de Parapléjicos de Toledo, durante al año 2010 ingresaron tres pacientes de 14, 37 y 63 años por lesiones de médula producidas en los meses de verano.

Asegurarse de la profundidad

La jefa de Sección de Médico Rehabilitación y Medicina Física, la doctora Ana Esclarín ha comentado que “las zambullidas durante el verano son una causa relativamente frecuente de lesión medular en gente joven. La causa principal es tirarse de cabeza sin saber la profundidad existente, produciendo una hiperflexión de cuello o hiperextensión que provocan un daño medular. Son lesiones muy importantes que afectan a brazos y piernas que, dependiendo del impacto, serán irreversibles”.

“Seguir unas normas de sentido común y una mayor concienciación ciudadana de los peligros que suponen las zambullidas puede prevenir este tipo de accidentes. Asegurarse de la profundidad del agua o no tirarse de cabeza pueden evitar graves lesiones”, añade Esclarín.

Este tipo de lesiones medulares afecta de manera predominante a hombres entre 15 y 30 años que, impulsados por una falta de prudencia, saltan en lugares peligrosos ocasionandose graves consecuencias para su salud.

http://www.elmundo.es/elmundosalud/2011/08/05/noticias/1312562196.html



Pin It on Pinterest

Share This