Catorce kilómetros en compañía – Solidaridad Intergeneracional
22108
post-template-default,single,single-post,postid-22108,single-format-standard,bridge-core-2.2,et_monarch,ajax_fade,page_not_loaded,,qode_grid_1400,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-20.7,qode-theme-bridge,qode_header_in_grid,wpb-js-composer js-comp-ver-6.1,vc_responsive,elementor-default,elementor-kit-27943

Catorce kilómetros en compañía

Catorce kilómetros en compañía

Cerca de dos mil personas se suman a la tradicional marcha, que este año cumple su XXVIII aniversario, auspiciada por Asprosub

B. BLANCO GARCÍA

La solidaridad no entiende de crisis y este año la tradicional marcha de Asprosub ha visto incrementado su número de participantes, alcanzando casi las dos mil personas. A ninguno de ellos le ha importado madrugar el domingo para cumplir con lo que, para muchos zamoranos, es ya casi una tradición. Es el caso de Domingo Fernández, uno de los «veteranos» de esta marcha. «No es muy larga, se hace llevadera», reconocía tras completar los catorce kilómetros de la ruta. El estar acompañado por familiares y amigos también hace más agradable el camino. «Todo está organizado perfectamente, es ideal, así que espero que sigan así muchos años», agradecía, mientras esperaba su pequeña recompensa tras la hazaña colectiva: una planta entregada por los voluntarios que ha sido cultivada en los viveros que la asociación tiene en Morales.

Precisamente dar a conocer las instalaciones de Asprosub es otro de los objetivos de esta marcha. Tras siete kilómetros de ruta, una vez llegados a Morales del Vino, los participantes pueden comprobar la gran labor que se realiza en la asociación a través de las diversas actividades que se desarrollan allí. Visita y tiempo para reponer fuerzas, gracias a un completo avituallamiento formado por empanada, fruta, bebida y postre, a elegir entre arroz con leche o natillas.

Entre la amplia participación, destacaba la presencia de gente de todas la edades, desde bebés de tan solo cuatro meses de edad, como el caso de Katia González Rubio, hasta grandes caminantes de 91 años, como Eugenio García Arroyuelo, natural de Fuentesaúco. También se podía encontrar a noveles en esta marcha, como Víctor Segovia. «Nos hemos apuntado porque en el colegio animaron a participar a mi hijo y él me convenció para que lo acompañara», reconocía.

El presidente de la asociación, Patricio Santana, aseguraba tras la marcha que esta había sido «perfecta», gracias a la participación y al tiempo «que este año nos ha acompañado». De hecho, el sol había animado a que pocos minutos antes de la salida se apuntaran doscientos participantes más, lo que asegura que la recaudación de este año supere los 15.000 euros de la pasada edición.

«Hemos hecho un llamamiento para que la sociedad nos vuelva a respaldar y ha respondido», agradecía Santana, quien adelantaba que se espera que el Centro de Día de Toro pueda estar abierto «antes de finales de año», mientras que Asprosub ya está inmerso en otro proyecto en El Puente de Sanabria, tras la cesión por parte del Ayuntamiento de las antiguas escuelas del pueblo.

«Lo que queremos es llevar servicios a las zonas, no que la gente se tenga que desplazar. A cualquier persona le gusta poder continuar en su entorno y nuestros usuarios con más motivos, porque allí tienen su familia, sus amigos y sus conocidos, por lo que la asistencia se hace de manera más normalizada», argumenta el presidente.

www.laopiniondezamora.es/zamora/2012/10/08/catorce-kilometros-compania/632493



Pin It on Pinterest

Share This