Casi tres de cada diez mujeres vascas tienen un contrato a tiempo parcial. – Solidaridad Intergeneracional
42586
post-template-default,single,single-post,postid-42586,single-format-standard,bridge-core-2.2,et_monarch,ajax_fade,page_not_loaded,,qode_grid_1400,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-20.7,qode-theme-bridge,qode_header_in_grid,wpb-js-composer js-comp-ver-6.1,vc_responsive,elementor-default,elementor-kit-27943

Casi tres de cada diez mujeres vascas tienen un contrato a tiempo parcial.

Casi tres de cada diez mujeres vascas tienen un contrato a tiempo parcial.

El salario medio de ellas es un 19% menor que el que perciben los hombres y también cobran menos pensión.

NTM

Enlace noticia original

El 28% de las mujeres trabaja con un contrato a tiempo parcial en Euskadi frente al 9% de los hombres. Además, en el sector de las empleadas del hogar, el 90% son mujeres, según el Instituto Vasco de Estadística, Eustat.

Los datos del informe elaborado con motivo del Día Internacional de la Mujer, apuntan a que las condiciones laborales de las mujeres ocupadas son más precarias que la media de la población en aspectos relevantes, como el tipo de contrato, la jornada laboral o la flexibilidad horaria.

En la Comunidad Autónoma Vasca, en 2020, el 28% de las mujeres trabajaba a tiempo parcial frente al 9% de los hombres. Además, el trabajo en fin de semana siempre afecta al 18% de las mujeres y al 10% de los hombres, y una jornada de seis a siete días la realizan el 18% de las mujeres y el 13 % de los hombres.

En cuanto a la flexibilidad horaria en la salida del trabajo, se disfruta por el 29,3% de las mujeres ocupadas y el 35% de los hombres ocupados, y son más las féminas que trabajan en casa.

El aumento del teletrabajo por la pandemia ha hecho que las mujeres pasaran de trabajar en casa al menos la mitad de los días, en una proporción de 6,1% en 2019 al 11,7% en 2020.

Otro dato que constata el informe es una mayor precariedad en el trabajo por la temporalidad entre las mujeres. La población ocupada asalariada con contrato temporal ha crecido entre 2016 y 2021, y la incidencia de la temporalidad ha sido y continúa siendo mayor entre las mujeres que entre los hombres.

EMPLEADAS DE HOGAR

Si se observa a un colectivo concreto, como son las personas empleadas del hogar, hay muchos más puestos de trabajo que personas empleadas, 76.700 frente a 57.560, y muchos menos a tiempo completo, 30.123, (2019). Estos puestos laborales los desarrollan el 90% mujeres, que ocupan más de un puesto y trabajan con jornadas parciales.

Las mujeres con actividad laboral suponen el 47% de todas ellas, los hombres el 55%, y están sobrerrepresentadas en los trabajos de cuidados, tanto remunerados –el 77% del empleo femenino está ligado a los cuidados como actividades sanitarias, servicios sociales y educación– como no remunerados, y los hombres están escasamente representados.

UN 19% MENOS DE SUELDO

Todo ello se traduce en que el salario medio de las mujeres vascas sea de 26.197 euros y el de los hombres de 32.519 euros, lo que supone una brecha salarial de 6.331 euros, un 19,46%, según lo dio a conocer UGT Euskadi en la presentación de un informe.

El País Vasco es la Comunidad donde las mujeres tienen los salarios más elevados, 26.200 euros al año, pero les separa una brecha salarial de 6.330 euros menos de lo que perciben los hombres.

Las diferencias por sexos no afectan solo a los salarios, sino también a las pensiones: la brecha en la pensión media por jubilación en Euskadi ha crecido hasta los 663 euros. Así, el 72,71% de las pensiones que cobran las mujeres vascas se sitúa por debajo del SMI (1.000 euros) y en el caso de los hombres solo el 27,29%.

El efecto contrario se da si se trata de los pensionistas que cobran más de 2.000 euros: en este caso las mujeres representan el 22,25% y los hombres el 77,75%. La brecha de género también se percibe en los perceptores de la renta de garantía de ingresos (RGI), ya que en la CAV lo perciben 30.402 mujeres frente a 22.324 hombres.

 



Pin It on Pinterest

Share This