Cáncer infantil – Solidaridad Intergeneracional
Cada año se diagnostican en España 1.400 nuevos casos de cáncer infantil según la Federación Española de Padres de Niños con Cáncer y aunque la tasa de supervivencia es del 80%, aún hay mucho que hacer.
27155
post-template-default,single,single-post,postid-27155,single-format-standard,bridge-core-2.2,et_monarch,ajax_fade,page_not_loaded,,qode_grid_1400,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-20.7,qode-theme-bridge,qode_header_in_grid,wpb-js-composer js-comp-ver-6.1,vc_responsive,elementor-default,elementor-kit-27943

Cáncer infantil

Cáncer infantil

Cada año en España se registran 1.000 casos de cáncer infantil. Con motivo del día del cáncer infantil, que se celebra el 15 de febrero, los expertos instan a la investigación compartida

¿Qué es el cáncer?

Todas las células del cuerpo tienen un sistema que controla su crecimiento, cómo interactúan con otras células y durante cuánto tiempo viven. A veces, algunas células pierden ese control y crecen de una manera que el cuerpo deja de poder regular. Esto se llama cáncer.

Hay distintos tipos de cánceres, pero todos se desarrollan de la misma forma cuando las células:

  • crecen de una forma descontrolada
  • desarrollan tamaños y formas anormales
  • superan sus límites habituales dentro del cuerpo
  • destruyen a las células circundantes

A medida que el cáncer crece, debilita a quien lo padece, daña órganos y huesos y dificulta que el cuerpo luche contra otras enfermedades.

¿Cómo es el cáncer en los niños?

El cáncer es poco frecuente en los niños, pero puede ocurrir. Los cánceres más frecuentes en los niños son:

  • la leucemia. El cáncer más frecuente es la leucemia aguda linfocítica (LAL).
  • el linfoma
  • el cáncer cerebral
  • en los adolescentes, el osteosarcoma (cáncer de huesos) es el cáncer más frecuente

Las causas del cáncer en los niños y la forma de tratarlo tienen importantes diferencias con el cáncer propio de los adultos:

  • Las causas del cáncer en los niños suelen diferir de las causas del cáncer en los adultos (por ejemplo, la conducta de fumar).
  • Los niños suelen responder bien al tratamiento. La mayoría de niños con cáncer mejoran.
  • Los efectos secundarios de los tratamientos del cáncer pueden ser más intensos y durar más tiempo en los niños. Los niños que hayan superado un cáncer necesitan asistir a visitas de seguimiento de por vida.

¿Por qué tienen cáncer los niños?

En la mayoría de los casos, los médicos no saben por qué un niño tiene cáncer. En los niños, una afección de origen genético, como el síndrome de Down, puede aumentar el riesgo de tener cáncer. Los niños que se han sometido a tratamientos de quimioterapia o de radioterapia para tratar un cáncer tienen más probabilidades de volver a desarrollar otro cáncer.

Pero la mayoría de los casos de cáncer se deben a mutaciones aleatorias (o cambios) en los genes de células en proceso de crecimiento. Puesto que estos cambios ocurren de forma aleatoria, no hay ninguna forma eficaz de prevenirlos.

¿Cómo se trata el cáncer?

Recibir tratamiento en un centro médico especializado en oncología pediátrica (tratamiento del cáncer infantil) ayuda a los niños con cáncer a recibir los mejores cuidados.

El tratamiento del cáncer puede incluir:

  • la cirugía (operar al niño):  extraerle células cancerosas o tumores
  • la quimioterapia: uso de medicamentos para matar células cancerosas
  • la radioterapia:  uso de energía radiante para matar células cancerosas
  • trasplante de médula ósea (o de células madre): introducir células sanas en el torrente sanguíneo para que se puedan fabricar nuevas células sanguíneas, de médula ósea y del sistema inmunitario que estén sanas.

Los médicos pueden usar uno o más de estos tratamientos en un niño con cáncer. El tipo de tratamiento necesario dependerá de la edad del niño, el tipo de cáncer y lo grave que sea el cáncer.

¿Cómo pueden ayudar los padres?

El principal objetivo de tratar a los niños con cáncer es curarlos. Aunque es cierto que el tratamiento del cáncer puede tener efectos secundarios, hay muchos medicamentos y terapias que pueden ayudar a que los niños se encuentren mejor mientras lo reciben.

Cuando sea posible, haga que su hijo se implique en su propio tratamiento. Hable con su hijo usando un lenguaje que él pueda entender y explíquele las características del cáncer y sus efectos. Con un niño pequeño (menor de 4 años), puede bastar con decirle que está “enfermo” y que necesita “medicamentos” para mejorar. Independientemente de la edad que tenga su hijo, el objetivo consiste en impedir que se asuste y evitar los malentendidos.

Muchos niños pueden sentirse culpables, como si el cáncer fuera, en parte, por su culpa. Los psicólogos, los trabajadores sociales y otros miembros del equipo médico que atienden a su hijo, pueden ser de gran ayuda para tranquilizarlos y ayudarlos a afrontar sus emociones.

Tener un hijo a quien le están tratando un cáncer puede ser muy duro para cualquier familia. Pero usted no está solo. Para encontrar apoyo, hable con alguna persona del equipo médico de su hijo o con un trabajador social del hospital. Existen muchos recursos para ayudarlos a usted y a su hijo.

Fuente: Kids Health

Especialistas en Pediatría y Oncología han coincidido este miércoles en que la conformación de equipos de investigación entre doctores y académicos es una alternativa para conocer las razones por las que se origina el cáncer infantil y en consecuencia, mejorar su diagnóstico y tratamiento.

El jefe de Hemato-Oncología pediátrica del Hospital Universitario La Paz, Antonio Pérez, ha explicado que los tipos cáncer más comunes en menores son la leucemia, los tumores cerebrales y sarcomas, y ha considerado que es elemental conocer las bases fisiológicas por las que la enfermedad aparece en los niños. Lo ha señalado Pérez en un acto de la Asociación Española Contra el Cáncer con motivo de celebrarse este sábado el Día Internacional del Cáncer Infantil.

e ha recordado que en España cada año se registran 275 mil casos, de los cuáles 1.000 lo padecen niños y jóvenes de 0 a 18 años de edad, lo que corresponde al 0,3%. Según Pérez, “si no conocemos a nuestro enemigo es muy difícil que podamos elaborar diagnósticos tempranos, tratamientos eficaces y sobre todo curar sin secuelas y efectos adversos”.

Por su lado, el director de la Unidad de Terapia Celular y Terapia Génica del Hospital Universitario Niño Jesús, Manuel Ramírez, la clave es “unir esfuerzos” para conocer sobre el cáncer infantil. “La investigación básica que se hace en los centros de investigación y en las universidades aporta mucho conocimiento, pero siempre es mejor el punto de vista de quien ve al paciente y sabe los problemas que tiene”, ha añadido.

La presidenta de la Asociación Española contra el Cáncer, Laura Ruiz de Galarreta, ha subrayado que desde 2007 se trabaja en 42 proyectos de investigación, con un presupuesto de 9 millones de euros pero que, sin embargo, el desafío es mayor.

“Somos una voz autorizada para demandar un apoyo de los ministerios, en una estrategia nacional que debería incluir el apoyo de los investigadores jóvenes y duplicar el presupuesto que actualmente es de 1.500 millones de euros, al año 2030“.

Fuente: El Periodico



Pin It on Pinterest

Share This