CAMPAÑA PARA REDUCIR LA BRECHA DE GENERO EN LAS PENSIONES – Solidaridad Intergeneracional
Con el argumento de favorecer la maternidad se creó un complemento de pensión, para las madres con más de 2 hijos/as, pero solo para las jubiladas desde enero de 2016.
42966
post-template-default,single,single-post,postid-42966,single-format-standard,bridge-core-2.2,et_monarch,ajax_fade,page_not_loaded,,qode_grid_1400,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-20.7,qode-theme-bridge,qode_header_in_grid,wpb-js-composer js-comp-ver-6.1,vc_responsive,elementor-default,elementor-kit-27943

CAMPAÑA PARA REDUCIR LA BRECHA DE GENERO EN LAS PENSIONES

CAMPAÑA PARA REDUCIR LA BRECHA DE GENERO EN LAS PENSIONES

Ana Isabel Esteban

Presidenta de Solidaridad Intergeneracional

Bien es sabido que las pensiones de las mujeres en España son bastante menores a las que perciben los hombres. Más de dos millones de mujeres acceden a su propia pensión solo cuando se quedan viudas, y ésta se aminora al 52% de la recibida por el titular principal. Si él se quedara viudo, recibiría el 100%. La mayor discriminación es la pobreza y dejar con pensiones mínimas a las mujeres mayores, cuando además prácticamente se les impidió cotizar a la seguridad por las circunstancias y cultura de la época, es discriminación con premeditación.

En los presupuestos de 2015, el PP que gobernaba con mayoría absoluta aprobó un “Complemento de pensión de Maternidad por generación demográfica” cuyas beneficiarias serían mujeres madres de 2 hijos o más que fuesen pensionistas por primera vez a partir de enero de 2016. Quedaron fueran las madres con un solo hijo/a. Quedaron fuera todas las demás pensionistas de Jubilación, Incapacidad permanente o Viudedad que fuesen pensionistas antes de finalizar 2015. La mitad de los pensionistas existentes en dicha fecha, quedaron fuera, y son 4 millones de mujeres, la mayoría con pensiones mínimas.

Con el argumento de favorecer la maternidad se creó un complemento de pensión, para las madres con más de 2 hijos/as, pero solo para las jubiladas desde enero de 2016.

Este complemento de pensión ha estado vigente hasta febrero de 2021. Lo anuló el Tribunal de Justicia Europeo por discriminar a los hombres, ya que, para la aportación demográfica es imprescindible la participación de los hombres. Denunciaron algunos y la justicia les dio la razón. En marzo de 2022 siguen recibiendo este complemento de maternidad, 7.656 hombres y 829.412 mujeres, a pesar de haber sido anulado por el Tribunal en 2019.

En febrero de 2021 se aprobó por parte del gobierno un nuevo complemento para la reducción de brecha de género que tenía que dar respuesta a la sentencia. Este nuevo complemento que define claramente su objetivo en su denominación, incluye a hombres y mujeres. En este caso se incluyen a todos los tipos de familias con descendencia desde el primer hijo biológico o adoptado, y se contabilizan solo los cuatro primeros, como también lo hacía el complemento primero.

Se cambia en la nueva normativa la aplicación de un porcentaje por 2, 3, o 4 o más hijos (5,10,15% respectivamente) por una cuantía fija de 28 € por hijo y por 14 pagas. Este cambio favorece a las pensiones más bajas del sistema, pero curiosamente no se aplica de oficio a pesar de conocer la seguridad social cual es la cuantía de la pensión de cada pensionista y el número de hijos que ya acreditó en su día cuando solicitó la pensión. Otra discriminación que vuelve a perjudicar a quién menos tienen, al tiempo que mantiene los porcentajes que benefician a las pensiones altas del sistema, hasta que la diferencia entre pensiones de jubilación sea inferior al 5% entre hombres y mujeres.

Solo podrán acceder al nuevo complemento, quien solicite una pensión contributiva por primera vez desde febrero de 2021, y también quien solicite el cambio de complemento para pasar al de reducción de brecha de género. El resto sigue quedando fuera.

Con la disculpa de tener que resolver la sentencia que obliga a anular el anterior complemento por discriminatorio, se crea otro para reducir la brecha de género, y desde febrero de 2021 solo se benefician las nuevas pensionistas si han tenido descendencia.

Resulta llamativo, y desde nuestro punto de vista discriminatorio, que la mayoría de las mujeres madres pensionistas se les impida el acceso a dicho complemento, cuando han sido las que en mayor número han contribuido a la aportación demográfica ya que nacían a finales de los años 50 y los 60 más de 600.000 personas, cuyo índice de fecundidad estaba cerca de 3 hijos de media por mujer, y desde 1981 no se ha vuelto a llegar a los 2 hijos, más bien estamos en 1,19 en 2020.

Más de 1,8 millones son mujeres de 80 o más años; 2 millones están en la década de los 70 y 1,2 millones tienen entre 65 y 69 años. Estas mujeres no contaron con los apoyos públicos que hoy tienen las familias y muchas de ellas viven en soledad no deseada con ingresos mínimos que limitan las interrelaciones. Estas mujeres, y también los hombres que hayan visto disminuida su renta por el nacimiento de su descendencia, se van a quedar fuera, sino luchamos porque este complemento reduzca con celeridad la actual brecha de género universalizando su concesión a todas las mujeres que han cuidado de la vida y han sido discriminadas.

El gobierno actual ha subido el % de la pensión de viudedad pasando del 52% al 54% y tiene aprobado en el Plan de igualdad 2022-2025 llegar al 60%.  Es buena noticia, pero insuficiente.

Las personas que siguen recibiendo el antiguo complemento de maternidad, han de solicitar a la Seguridad Social el nuevo, comprobando previamente que reciben menos de 28 Euros por cada uno de los primeros 4 hijos, en cada una de las 14 pagas este 2022.

Desde Solidaridad Intergeneracional hemos convocado una campaña para exigir al Gobierno un complemento de pensión para reducir la brecha de género sin discriminar a una mujer. Además, exigimos la reducción de la brecha de género de las pensiones para todas las mujeres.

 

Queremos animar a todas las mujeres a que soliciten su derecho al complemento de pensión, aunque no hayan sido madres. Han desarrollado una actividad profesional y han sufrido la discriminación salarial por el hecho de ser mujer, contribuyendo sin querer a la creación de la brecha de género que persiste y que hay que eliminar.



Pin It on Pinterest

Share This