Caminan2 busca 20 voluntarios para acompañar a jóvenes – Solidaridad Intergeneracional
23518
post-template-default,single,single-post,postid-23518,single-format-standard,bridge-core-2.2,et_monarch,ajax_fade,page_not_loaded,,qode_grid_1400,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-20.7,qode-theme-bridge,qode_header_in_grid,wpb-js-composer js-comp-ver-6.1,vc_responsive,elementor-default,elementor-kit-27943

Caminan2 busca 20 voluntarios para acompañar a jóvenes

Caminan2 busca 20 voluntarios para acompañar a jóvenes

El programa de la Fundación Ilundain arranca la segunda etapa, tras seis meses de experencia piloto positiva

LOLA CABASÉS HITA

la Fundación Ilundain inicia una nueva campaña de captación de voluntariado para atender y reforzar el programa de acompañamiento a jóvenes, Caminan2, un plan iniciado el pasado julio a modo de experiencia piloto y que según destacan sus promotores está teniendo éxito por la buena acogida de la población destinataria. El acompañamiento es para jóvenes de entre 17 y 30 años en dificultad social y para el voluntariado que acompaña se busca a personas de entre 25 y 60 años que previamente pasen por un proceso de formación y selección.

Básicamente, a través de personas voluntarias se promueve la relación entre jóvenes y referentes adultos que ofrezcan un apoyo individual a otras personas en situación de vulnerabilidad. Esta relación es tutorizada por personal técnico del programa que depende de la Fundación Ilundain.

La responsable del programa Arantza Gómez explica que “se trata de establecer entre joven y referente una relación de apoyo, acompañamiento y guía, con la finalidad de ayudarle en su proceso de autonomía”. Y añade “surge de la necesidad de acompañar y apoyar los procesos de autonomía personal (inclusión laboral, tránsito a la vida adulta y emancipación, inserción sociocomunitaria…) de jóvenes que por distintas circunstancias puedan encontrarse en una situación de vulnerabilidad social”.

Después de poner en práctica dicho proyecto durante 6 meses “valoramos como positivos los resultados obtenidos tanto en la acción de acompañamiento individual en jóvenes que inician o que llevan a cabo procesos de emancipación”. La iniciativa, que se puso en marcha en junio de 2015, ha beneficiado a 13 jóvenes y ha contado con otras tantas personas voluntarias. “Ahora -explica Arantza Gómez- hacemos un llamamiento para ampliar el número de ‘plazas’ a 20”.

Apoyar la inclusión social El objetivo es que una veintena de jóvenes en riesgo social puedan disponer de 20 personas voluntarias que les acompañen en aquellas actividades, programas y necesidades que se establezcan previamente desde la supervisión de la Fundación Ilundain. “El objetivo principal de Caminan2 es apoyar procesos de inclusión social dirigidos a personas en situación de vulnerabilidad y en procesos de autonomía. Para ello es necesaria la formación y desarrollo personal de jóvenes en dificultad (en aspectos relacionados con la prevención, la salud, las relaciones interpersonales, el autocontrol, vida autónoma, inserción laboral…), así como fomentar su implicación en el desarrollo comunitario, algo que les ayudará a convertirse en parte activa de la ciudadanía, destaca la Fundación Ilundain.

Cuando el programa Caminan2 se puso en marcha contó con el apoyo económico de la Caixa y el balance, pasados seis meses, es positivo. El programa se renueva cada seis meses pero el acompañamiento de voluntario o voluntaria y joven puede ser indefinido. “La relación entre ambas personas las marcan ellas mismas. Se trata de lograr una relación útil de tú a tú, en confianza y de prestar un referente de vida sana y normalizada”, apunta Arantza Gómez.

Es importante tener en cuenta que los jóvenes que participan en el programa lo hacen de forma voluntaria y “son jóvenes inmersos en un proceso hacia una vida adulta y autónoma con vivencias, experiencias previas, motivaciones y responsabilidades propias de la etapa adulta de la vida aunque no posean todas las capacidades para dar respuesta a esta situaciones, por ello aceptan y colaboran en el acompañamiento como forma de ayuda y de mejora de sus capacidades”, indica Arantza Gómez.

Voluntariado y destinatario. La persona que quiera sumarse a esta iniciativa de la Fundación Ilundain debe disponer de un mínimo de hora y media semanal de dedicación a este voluntariado y desarrollar el programa de acompañamiento social también llamado de mentoría. “ La entidad facilita el contacto entre los jóvenes y las personas voluntarias, el equipo de mentoría cuenta con supervisión técnica así como con formación específica durante seis meses lo que les ayuda a lograr los objetivos propuestos para cada caso”.

Las personas voluntarias se convierten en referentes para los jóvenes y les proporcionan soporte emocional, lúdico, lingüístico y social además de un acompañamiento en su vida cotidiana que engloba la inserción laboral, búsqueda de vivienda y trámites burocráticos, explica la Fundación Ilundain.

Arantza Gómez destaca que “los beneficios del acompañamiento por medio de programas de mentoría son valorados de forma muy positiva por los/as usuarios/as del programa que tienen un reto importante entre manos, emanciparse en un tiempo récord con un punto de partida muy frágil comparado con otros que no se encuentran en un contexto de riesgo social”.

Señala la experta que “emanciparse sin estar preparado/a ni contar con suficientes recursos provoca importantes carencias, especialmente: falta de capital social que los sitúa en una situación de vulnerabilidad; problemáticas relacionadas con aspectos emocionales y de internalización de las normas sociales; un mayor índice de embarazos prematuros o paternidad prematura; bajo rendimiento educativo; dificultades en las habilidades básicas de gestión del día a día; baja ocupabilidad”.

Desde Fundación Ilundain, con este programa, precisa Arantza Gómez, se ofrece la relación de mentoría “como método para paliar estas y otras carencias y para generar un proceso de emancipación y un desarrollo positivo de los/as jóvenes. Las relaciones de mentoría con una persona adulta pueden tener un papel clave en muchos adolescentes y jóvenes, hasta el punto de poder compensar las carencias provocadas por la ausencia de relaciones familiares directas, aunque cabe mencionar que las relaciones de mentoría no excluyen la intervención profesional desde la red de la acción social”.

www.noticiasdenavarra.com/2016/01/24/sociedad/navarra/caminan2-busca-20-voluntarios-para-acompanar-a



Pin It on Pinterest

Share This