Cambridge desvela la clave para tener una buena calidad de vida pasados los 60 años.

Cambridge desvela la clave para tener una buena calidad de vida pasados los 60 años.

Mantenerse activo en todas las etapas de la vida es beneficioso no solo para nuestra salud física.

Laura Moro 29/09/2023

Enlace noticia original

La calidad de vida hace referencia a un conjunto de factores que determinan el bienestar de una persona en su día a día. A medida que crecemos, estos elementos pueden variar, ya que nuestras prioridades cambiar.

Lo cierto es que las capacidades y limitaciones físicas que van apareciendo o empeorando con la edad son muy importantes para sentir que tenemos una buena calidad de vida. De ahí, que se le dé tanta importancia a mantenernos en forma y hacer ejercicio físico en todas las etapas de nuestra vida.

De hecho, la Universidad de Cambridge ha elaborado un estudio donde asegura que los mayores que siguen siendo activos, tienen una mayor calidad de vida.

En concreto, el estudio midió los niveles de actividad de 1.433 participantes de 60 años o más, y analizaron la calidad de vida de cada uno de ellos, midiendo aspectos como su salud, la capacidad de cuidarse, los niveles de ansiedad y el estado de ánimo a través de un cuestionario. Tras seis años de seguimiento, los resultados se publicaron en Health and Quality of Life Outcomes.

Lo que encontraron los investigadores que, independientemente del género, la media de ejercicio disminuyó unos 24 minutos diarios, mientras que la tendencia al sedentarismo aumentó uno 33 minutos de media en el caso de los hombres y 38 minutos en las mujeres.

El ejercicio mejora la calidad de vida

Y un dato importante: las personas que más ejercicio realizaron sentían que tenían mejor calidad de vida. Los investigadores aseguran que cada minuto menos de ejercicio que los participantes registraron, disminuía en 0,03 puntos su calidad de vida.

«Mantenerse activo y limitar (y, cuando sea posible, dividir) la cantidad de tiempo que pasa sentado es realmente importante en cualquier etapa de la vida en la que se encuentre». estás en. Esto parece ser particularmente importante en la vejez, cuando puede conducir a mejoras potencialmente significativas en su calidad de vida y su bienestar físico y mental”, explica el doctor Dharani Yerrakalva, del Departamento de Salud Pública y Atención Primaria de la Universidad de Cambridge.

En otras palabras, mantenerse activo aumenta la calidad de vida, y no hacerlo, no solo tiene el efecto contrario, sino que es perjudicial para nuestra salud, tal y como demuestran los siguientes datos: «Una mejora de 0,1 puntos en las puntuaciones de calidad de vida se ha asociado anteriormente con una reducción del 6,9% en la muerte prematura y una reducción del 4,2% en el riesgo de hospitalización».

“Hay varias formas en que las mejoras en nuestro comportamiento físico podrían ayudar a mantener una mejor calidad de vida. Por ejemplo, una mayor actividad física reduce el dolor en afecciones comunes como la osteoartritis, y sabemos que ser más activo físicamente mejora la fuerza muscular, lo que permite a los adultos mayores seguir cuidándose a sí mismos. De manera similar, la depresión y la ansiedad están relacionadas con la calidad de vida y pueden mejorar siendo más activos y menos sedentarios”, apunta.

En concreto, los expertos recomiendan realizar las siguientes actividades:

  • Caminar 20 minutos al día
  • Jardinería
  • Un paseo en bicicleta
  • Baile
  • Tenis


Pin It on Pinterest

Share This