Ahorrar en derechos es perder en valores – Solidaridad Intergeneracional
22157
post-template-default,single,single-post,postid-22157,single-format-standard,bridge-core-2.2,et_monarch,ajax_fade,page_not_loaded,,qode_grid_1400,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-20.7,qode-theme-bridge,qode_header_in_grid,wpb-js-composer js-comp-ver-6.1,vc_responsive,elementor-default,elementor-kit-27943

Ahorrar en derechos es perder en valores

Ahorrar en derechos es perder en valores

“Ante un tema tan sensible como el derecho a la salud, los españoles dan prioridad a la protección de los derechos fundamentales de las personas”

Violeta Assiego Cruz 21 DIC 2012 – 20:55 CET7

La sociedad española no termina de creer que la reforma sanitaria que acometió el Gobierno –y que excluye de la asistencia sanitaria normalizada a los extranjeros en situación irregular- represente un ahorro significativo para el Sistema Nacional de Salud. En cambio, sí observa -de manera clara- que esta exclusión va en contra de los derechos fundamentales de las personas tal y como establecen nuestra leyes (lo afirma un 77%) además de suponer un riesgo para la salud pública al dejar sin tratamiento a personas que pueden padecer una enfermedad infecto contagiosa (un 72%).
Ante un tema tan sensible como el derecho a la salud y la integridad física de los inmigrantes irregulares, los españoles dan prioridad a la protección los derechos fundamentales de las personas a la hora de establecer medidas de ahorro. Esta opinión mayoritaria coincide con el argumento expresado esta semana por el Tribunal Constitucional al sostener que el derecho a la salud debe prevalecer sobre el ahorro económico.
La sanidad, la vivienda, la educación y el gasto social son temas vertebradores de los valores sobre los que se construye una sociedad. Diferenciar una salud para españoles y otra para inmigrantes en situación irregular significa trazar una frontera -hasta ahora inexistente y de dudosa legalidad – en nuestra Constitución.
Para garantizar la sostenibilidad del Sistema Nacional de Salud han de existir prioridades que no impliquen forzosamente un ahorro en derechos individuales y garantías sociales. El hecho de que -ante la exclusión de la atención sanitaria a los inmigrantes irregulares- los españoles vean en primer lugar una vulneración de derechos individuales y seguidamente un riesgo para la salud de todos, refleja por su parte una escala de valores de la que tomar ejemplo. Escala de valores que puede resultar clave a la hora de afrontar los retos de futuro que –como sociedad- tenemos por delante.

Violeta Assiego es abogada y colabora con Metroscopia en temas de pobreza urbana, exclusión y desigualdad.

sociedad.elpais.com/sociedad/2012/12/21/actualidad/1356119755_877339.html



Pin It on Pinterest

Share This