La 'cápsula de la juventud' llega entre listas de espera y dosis de escepticismo – Solidaridad Intergeneracional
20908
post-template-default,single,single-post,postid-20908,single-format-standard,bridge-core-2.2,et_monarch,ajax_fade,page_not_loaded,,qode_grid_1400,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-20.7,qode-theme-bridge,qode_header_in_grid,wpb-js-composer js-comp-ver-6.1,vc_responsive,elementor-default,elementor-kit-27943

La ‘cápsula de la juventud’ llega entre listas de espera y dosis de escepticismo

La ‘cápsula de la juventud’ llega entre listas de espera y dosis de escepticismo

Farmacias aragonesas venden ya este complemento alimenticio, pero hay expertos que dudan de su eficacia

S. C./M.A.M./R.D.N. Zaragoza

La cápsula ya bautizada como el ‘elixir de la longevidad’ y el ‘gen de la logevidad’, comercializada bajo el nombre de Revidox, provoca por un igual expectación y escepticismo. El complemento alimenticio, diseñado a partir de un método pionero descubierto por científicos del Consejo Superior de Investigaciones Cientifícias (CSIC) para potenciar las propiedades beneficiosas de la uva hasta límites por ahora desconocidos, se asegura que ralentiza el envejecimiento celular. Al menos así lo defiende la compañía fabricante, Actafarma, y reza en las cajas del producto.

Aunque este complemento alimenticio ya había llegado a algunas farmacias hace un par de semanas, el eco que la presentación del jueves tuvo en los medios de comunicación, provocó que decenas de personas lo solicitaran y quisieran recabar más información sobre él. En alguna hasta se abrió lista de espera.

“Lo han debido ver en la tele o en el periódico y han venido. Nosotros hemos llamado al almacén pero ya nos han dicho que de momento no lo distribuyen”, explicó Alberto Altemir, de la Farmacia Altemir de Huesca. De hecho, señaló que hasta ahora el laboratorio encargado de la comercialización todavía no les había ido a informar. “Lo lógico es que vengan y te den algún dosier técnico para saber en qué estudios se basan, y luego ya encargas unas unidades, o al menos puedes informar a la gente, porque hasta ahora quizá se enteren más por internet que por nosotros”, dijo.

Los alimentos que contienen resveratrol, como la uva, las ostras, las nueces, las moras y los cacahuetes, son recomendables para la salud. Este componente posee propiedades antioxidantes y anticancerígenas. Por ello, una dieta rica en alimentos que contengan esta sustancia se considera más que adecuada.

No obstante, catedráticos de la Universidad de Zaragoza se muestran escépticos sobre que estén probadas todas las ventajas sobre la salud humana de este nuevo complemento alimenticio, hecho que desligan de la investigación del CSIC sobre la técnica novedosa que ha permitido potenciar la presencia de resveratrol.

Con contundencia opina el catedrático de Tecnología de los Alimentos de la Facultad de Veterinaria de la Universidad de Zaragoza, Miguel Calvo. “El estudio del CSIC es respetable, una cosa son los trabajos científicos y otra que eso implique necesariamente que sea beneficioso para la salud”, recalca este experto. “Hay miles de sustancias que tienen efectos positivos en cultivos celulares y modelos con animales a los que los investigadores han forzado una patología, pero de allí no se puede deducir que tengan un efecto a largo plazo y prolonguen la vida de una persona”, comenta. “Se ha demostrado que el resveratrol prolonga la vida de las células de levadura, pero extrapolar eso directamente a las personas, quizás sea excesivo”, añade no sin cierta ironía.

Considera una “exageración” que se hable de llegar a ingerir una píldora diaria de manera indefinida. Cuestiona que el dinero que esto costaría estaría mucho mejor empleado “en mejorar la alimentación en general y los hábitos de vida”.

Para dejar clara su opinión, Miguel Calvo echa mano de una frase del propio Juan Carlos Espín, investigador científico del CSIC y co-inventor de la patente: “La investigación científica apoya la actividad biológica de muchos de estos compuestos fitoquímicos presentes en los alimentos, pero la atribución de efectos benéficos sobre la salud atribuidos a los productos ‘nutraceúticos’ comercializados tiene frecuentemente poco o ningún fundamento científico”. La frase está extraída de un artículo publicado hace dos años. Cita como ejemplo de lo extendida que está la venta de resveratrol como “producto milagro”, que al intentar comprarlo por Internet en el buscador Google aparecen nada menos que 474.000 entradas.

Por su parte, Jesús de la Osada, del departamento de Bioquímica y Biología Molecular y Celular, asegura que en el campo de la aterosclerosis se han demostrado las propiedades del resveratrol en el retardo de esta dolencia. Sin embargo, recuerda que ningún compuesto químico “está exento de reacciones secundarias” y que se han detectado “reacciones alérgicas en algunas personas”. Asimismo añade que su mecanismo de acción está mediado por las sirtuínas (proteínas hasta ahora asociadas al envejecimiento), pero que cada vez se ve que “son mediadores de respuestas celulares”.

Prudencia y cautela

Muy prudente y cauteloso con el nuevo producto se muestra el presidente del Colegio de Farmacéuticos de Teruel, Mariano Giménez. Destaca que el código numérico que lleva impreso Revidox y del que se hace cargo la Agencia Española de Productos Sanitarios, lo clasifica, no como un medicamento, sino como un producto dietético propio de la parafarmacia. Ese mismo código revela, según Giménez, “que los controles a que han sido sometidas las cápsulas son similares a los que se aplican a una caja de leche, nada más”. “Los farmacéuticos estamos hartos de productos milagro. Cuando alguno aparece en los medios de comunicación, todo el mundo lo busca, pero pasa la moda y dejan de solicitarlo”, concluye.

http://www.heraldo.es/index.php/mod.noticias/mem.detalle/idnoticia.45367



Pin It on Pinterest

Share This