Dependencia Castilla y León – Solidaridad Intergeneracional
35918
page-template-default,page,page-id-35918,bridge-core-2.2,et_monarch,ajax_fade,page_not_loaded,,qode_grid_1400,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-20.7,qode-theme-bridge,qode_header_in_grid,wpb-js-composer js-comp-ver-6.1,vc_responsive,elementor-default,elementor-kit-27943,elementor-page elementor-page-35918

Dependencia Castilla y León

CASTILLA Y LEÓN

1. ¿Qué es la dependencia?

Es el estado de carácter permanente en que se encuentran las personas que, por razones derivadas de la edad, la enfermedad o la discapacidad, y ligadas a la falta o a la pérdida de autonomía física, mental, intelectual o sensorial, precisan de la atención de otra u otras personas o ayudas importantes para realizar actividades básicas de la vida diaria o, en caso de las personas con discapacidad intelectual o enfermedad mental, de otros apoyos para su autonomía personal.

2. ¿Quiénes pueden ser beneficiarios de las prestaciones de ayuda a la dependencia?

Beneficiarios:

 

Personas que se encuentren en situación de dependencia en alguno de los tres grados establecidos por motivo de edad, enfermedad, discapacidad, ligadas a la falta o pérdida de autonomía física, mental, intelectual o sensorial.

3. ¿Qué requisitos hay que cumplimentar para ser beneficiario?

Requisitos:

 

  • Residir en territorio español y haberlo hecho durante 5 años, de los cuales 2 deberán ser inmediatamente anteriores a la fecha de presentación de la solicitud. La persona que solicite el reconocimiento de la situación de dependencia deberá estar empadronada y vivir en un municipio de la Comunidad Autónoma de Castilla y León.

 

  • Para los menores de 5 años el periodo de residencia se exigirá a quien ejerza su guarda y custodia.

 

  • Respecto de las personas emigrantes retornadas, deberán probar el periodo de residencia de 5 años en otro país mediante certificado emitido por el consulado español en dicho país o a través de certificado del padrón de españoles residentes en el extranjero (PERE).

 

  • Las personas que reuniendo los requisitos anteriores no tengan nacionalidad española se regirán por lo establecido en la Ley Orgánica 4/2000, de 11 de enero, sobre derechos y libertades de los extranjeros en España y su integración social, así como los tratados internacionales y en los convenios que se establezcan con el país de origen. En el artículo 14 se establece que las personas extranjeras con residencia legal en España tendrán derecho a los servicios y a las prestaciones sociales, tanto a los generales y básicos como a los específicos, en las mismas condiciones que las personas de nacionalidad española.

4. ¿Dónde se presenta la solicitud?

La solicitud se podrá presentar:

 

1.- Presencialmente:

 

  • En el Registro de la Gerencia Territorial de Servicios Sociales de la provincia en la que resida la persona interesada.
  • En cualquiera de las unidades que integran los servicios de información y atención al ciudadano de la Administración de Castilla y León.
  • En las oficinas de Correos mediante certificación del envío.

 

2.- Telemáticamente, con certificado digital o DNI electrónico:

 

5. ¿Qué documentos hay que presentar?

  • Solicitud de acceso a los servicios sociales y la valoración de la situación de dependencia.
  • DNI/NIE de la persona solicitante.
  • Si se actúa por medio de representante, deberá acompañarse fotocopia del DNI/NIE del representante. También deberá acreditarse la representación por cualquier medio válido en derecho, como puede ser una declaración responsable.
  • Si el interesado fuese menor de edad y careciese de DNI, se aportará el libro de familia.
  • Informe de las condiciones de salud suscrito por un profesional del sistema público de salud, según modelo normalizado.
  • Otros informes de salud de especialidades, o psicológicos que acrediten la situación del solicitante.
  • Documento del Ayuntamiento correspondiente que acredite la residencia del solicitante en territorio español durante 5 años, de los cuales 2 deberán ser inmediatamente anteriores a la fecha de presentación de la solicitud.
  • Certificado de empadronamiento del Ayuntamiento correspondiente.
  • Documentación acreditativa de la capacidad económica de la persona interesada.
  • Podrá presentar cuantos informes médicos, sociales, psicológicos, etc. Considere que pueda acreditar las circunstancias actuales de la persona solicitantes y que sirven de acreditación de las mismas.

 

Se podrá descargar los formularios para su cumplimentación desde la ficha técnica de la Dependencia en Castilla y León y también en este enlace  de la Web de la Junta de Castilla y León.

6. ¿Cómo se valora la situación de dependencia?

Presentada la solicitud según modelo normalizado, el órgano instructor comprobará el cumplimiento de los requisitos exigidos.

 

La valoración se realiza por profesionales del área social o/y sanitaria en el domicilio de residencia del solicitante, y en su caso en el centro residencial, donde viva.  La persona profesional que lleve a cabo la valoración podrá recabar todos los datos necesarios sobre su situación personal, familiar y social, así como la habitabilidad de la vivienda y relaciones de convivencia.

 

Para las personas solicitantes mayores de 3 años que se encuentren en situación de dependencia el instrumento utilizado es el Baremo de Valoración de la situación de Dependencia (BVD), con el que se valora la capacidad de la persona para llevar a cabo por sí misma las actividades básicas de la vida diaria (ABVD), así como la necesidad de apoyo de otra persona para realizarlas. Este instrumento está regulado en el Real Decreto 174/2011 y se usa en todo el territorio del Estado.

 

En el caso de niños y niñas de 0 a 3 años, la valoración es realizada por personal médico. El instrumento utilizado para la valoración es la Escala de Valoración Específica (EVE), que mide la capacidad para realizar determinadas actividades, (sujetar la cabeza, ponerse de pie, andar solo, succionar, fijar la mirada…). Este instrumento está regulado en el Real Decreto 174/2011  y se usa en todo el territorio del Estado.

 

Finalizada la valoración, en base al baremo regulado y los informes sanitarios aportados, se elaborará un informe con los resultados que tendrá en cuenta el informe social relativo a las necesidades sociales que presente el interesado, cuando éstas deban ser tenidas en cuenta para la valoración de su situación, y todo ello formará parte del expediente.

 

Practicadas las actuaciones anteriores, el dictamen técnico especificará el grado de dependencia y los cuidados que la persona dependiente pueda requerir. El dictamen lo suscribirá un/a técnico de la Gerencia Territorial de servicios sociales.

 

El órgano instructor formulará la propuesta de resolución, que se ajustará a lo recogido en el dictamen técnico y comprenderá la valoración de la situación de dependencia, con indicación del grado y la determinación de los servicios o prestaciones que puedan corresponder al interesado.

 

El titular de la Gerencia de los Servicios Sociales de Castilla y León dictará la resolución que se notificará a la persona interesada en un plazo será de 3 meses en 2021.  

7. ¿Qué es el Programa Individual de Atención (PIA)?

Realizada la valoración, se establece el Programa Individual de Atención (PIA) que determinará las modalidades de intervención más adecuadas a las necesidades de la persona solicitante entre los servicios y prestaciones económicas previstos en la Ley 39/2006, desarrollada por Castilla y León, que constará en la resolución que indicará también el grado de dependencia reconocido.

 

 Este trámite se realiza simultáneamente con el de solicitud y valoración de la dependencia.

8. Notificación de la resolución y Acceso a los servicios y prestaciones del SAAD

El plazo máximo para dictar resolución y para practicar su notificación será inferior a lo establecido por la Ley 39/2006, en 2021 de 2 meses a contar desde la fecha en que la solicitud haya tenido entrada en el registro del órgano competente para su tramitación, siempre que no haya sufrido retrasos por requerimientos de documentación. Las resoluciones de reconocimiento de las prestaciones que se dicten después de transcurridos 2 meses desde la solicitud, producirán efectos a partir de los 2 meses desde la solicitud.

 

Pasado el periodo de 2 meses, que establece la legislación en Castilla y León siempre que la persona tenga reconocida la situación de dependencia por haber sido valorada y se le haya comunicado el grado de dependencia, tendrá derecho al reintegro de las cantidades que le correspondan según su capacidad económica, que hayan sido gastadas y se acrediten para el uso de los servicios o prestaciones que forman parte del catálogo SAAD  sus proveedores estén registrados y acreditados ante los Servicios Sociales de Castilla y León como prestadores de dichos servicios.

 

Forman parte del Catálogo del Sistema para la Autonomía y Atención a la Dependencia (SAAD):

 

  • Servicio de Promoción de la Autonomía Personal.

 

    • Habilitación y terapia ocupacional.
    • Atención temprana.
    • Estimulación cognitiva.
    • Promoción, mantenimiento y recuperación de la autonomía funcional.
    • Habilitación psicosocial para personas con enfermedad mental o discapacidad intelectual.
    • Apoyos personales y cuidados en alojamientos especiales.

 

  • Servicio de Prevención de la dependencia.
  • Servicio de Teleasistencia: Básica y Avanzada.
  • Servicio de Ayuda a Domicilio.
  • Servicio de Centro de Día y Noche.
  • Servicio de Atención Residencial.
  • Prestación económica de Asistencia Personal.
  • Prestación económica vinculada a la adquisición de alguno/s de los servicios anteriores.
  • Prestación económica para cuidados en el entorno familiar y apoyo a cuidados no profesionales.

9. Fases del Procedimiento para Reconocimiento de la Atención a la Dependencia

Fases del procedimiento:

 

    1. Presentación de la solicitud, con la documentación completa correspondiente.
    2. Valoración de la situación de dependencia por el Servicio de Valoración para el reconocimiento del grado de dependencia.
    3. Elaboración del PIA teniendo en cuenta el grado y los servicios y prestaciones existentes.
    4. Notificación de la Resolución de Grado de Dependencia, PIA y el Copago, en función de la capacidad económica individual del solicitante.

10. ¿Si no estoy de acuerdo con el resultado de la valoración?

Se podrá recurrir la resolución en recurso de alzada ante la Gerencia de Servicios Sociales de Castilla y León, para una revisión si se aporta documentación que acredite la necesidad de la misma.

11. ¿Cómo se financian las prestaciones económicas y servicios de ayuda de atención a la dependencia?

De la capacidad económica de los beneficiarios dependerá el coste de los servicios y la cuantía a percibir de las prestaciones económicas.

 

La capacidad económica personal de los beneficiarios de las prestaciones para la promoción de la autonomía y atención a la dependencia se determinará en función de su RENTA y un porcentaje de su PATRIMONIO en función de la edad. La renta individual se verá incrementada en un 5% de su patrimonio a partir de los 65 años, en un 3% de los 35 a los 65 años y en un 1% a los menores de 35 años.

 

Se considera RENTA los ingresos del beneficiario, derivados tanto de su trabajo como del capital, así como cualesquiera otros sustitutivos de aquellos. Por ejemplo, la pensión propia, o el 50% de la pensión del cónyuge en caso de viudedad, y otros ingresos o rentabilidades.

 

Se considera PATRIMONIO del beneficiario el conjunto de bienes y derechos de contenido económico de que sea titular, con deducción de las cargas y gravámenes que disminuyan su valor, así como de las deudas y obligaciones personales de las que deba responder. Por ejemplo, en caso del matrimonio con bienes gananciales, el 50% de lo adquirido en el matrimonio, más lo propio que puede haber sido heredado o comprado.  Se considerará también patrimonio, las disposiciones patrimoniales realizadas en los 4 años anteriores a la presentación de la solicitud de reconocimiento de la situación de dependencia.

 

Sólo se tendrá en cuenta la vivienda habitual para el cálculo de la capacidad económica personal, cuando la prestación que reciba el beneficiario sea de atención residencial a través de la Red de Servicios Sociales Pública, concertada, o privada o mediante una prestación vinculada a este servicio, siempre que no resida en la vivienda habitual, él cónyuge o personas dependientes del beneficiario.

 

Nadie quedará fuera de la cobertura del Sistema por no disponer de recursos económicos. La capacidad económica mínima de la persona beneficiaria vendrá referenciada a la cuantía mensual del Indicador de Renta de Efectos Múltiple (IPREM), que en 2021 el importe mensual es de 564,90€. Si la capacidad económica (renta+ %patrimonio) es máximo el IPREM, no habrá copago.

 

La participación de la persona beneficiaria en el coste del servicio (copago)se hará de forma progresiva, mediante la aplicación de un porcentaje en función de su capacidad económica hasta alcanzar como máximo el 90% del coste del servicio, en función de la capacidad económica.

Leer más...

Tipos de Servicios

1. SERVICIO DE PROMOCIÓN DE LA AUTONOMÍA PERSONAL

Objeto: desarrollar y mantener la capacidad personal de controlar, afrontar y tomar decisiones acerca de cómo vivir de acuerdo con las normas y preferencias propias y facilitar la ejecución de las actividades básicas de la vida diaria (ABVD).

 

Servicios de promoción de la autonomía personal:

 

  • Habilitación y terapia ocupacional.
  • Atención temprana.
  • Estimulación cognitiva.
  • Promoción, mantenimiento y recuperación de la autonomía funcional.
  • Habilitación psicosocial para personas con enfermedad mental o discapacidad intelectual.
  • Apoyos personales y cuidados en alojamientos especiales.

 

Personas destinatarias: personas en situación de dependencia.

 

Intensidad, dependiendo del grado reconocido:

 

  • Grado I, la intensidad es de 12 a 30 horas mensuales de atención.
  • Grado II y III, la intensidad es de al menos 15 horas mensuales en la modalidad de promoción, mantenimiento y recuperación de la autonomía funcional y de 6 horas mensuales en la modalidad de atención temprana, salvo que por prescripción técnica corresponda una intensidad menor o mayor hasta un máximo de 8 horas mensuales. Para el resto de modalidades, la intensidad es como mínimo de 31 horas mensuales para el grado II de dependencia, y de al menos 36 horas mensuales para el grado III.

 

Coste del servicio, los precios públicos del servicio de promoción de la autonomía personal son los siguientes:

 

  • Hasta 12 horas mensuales, el precio de referencia se establece en 27 euros/hora para sesiones individuales, y en 13,5 euros/hora para sesiones grupales.
  • Para servicios de intensidad entre 13 y 36 horas mensuales, el precio de referencia de las primeras 12 horas se establece con el mismo criterio señalado en el párrafo anterior. Para las restantes horas, el precio de referencia se establece en 5 €/hora.
  • Para servicios de intensidad superior a 36 horas mensuales, el precio de referencia será: (Horas mensuales x 1,9 + 375) x Z.

 

Donde Z es un coeficiente de revalorización anual que para el ejercicio 2015 es igual a 1 y se actualiza cada año en función del índice de precios al consumo del mes de diciembre anterior.

 

Compatibilidad con otras prestaciones: es compatible con los servicios de ayuda a domicilio, centro de día, centro de noche, asistencia personal y teleasistencia, y con la prestación vinculada a dichos servicios

2. SERVICIO DE PREVENCIÓN DE LAS SITUACIONES DE DEPENDENCIA

Objeto: prevenir o retrasar el agravamiento de su grado de dependencia, incluyendo esta atención en los programas de teleasistencia, de ayuda a domicilio, de los centros de día y de atención residencial.

 

Dependiendo del servicio en el que se incluya comprenderá las siguientes actuaciones:

 

  • Detección proactiva de situaciones de riesgo.
  • Proporcionar consejo sobre pautas de autocuidado y control del entorno.
  • Avisar a profesionales de servicios sociales, de salud u otros, así como a parientes o personas de contacto en caso de alerta.
  • Proporcionar cuidados de forma que promuevan la autonomía y la calidad de vida.
  • Detección inicial de posibles barreras a la autonomía y riesgos de accidente en el entorno habitual.
  • Valoración integral y elaboración del plan de apoyos.
  • Garantizar una alimentación saludable.
  • Control de la administración de medicación.
  • Revisión del estado de salud.
  • Promover y coordinar los adecuados cuidados sanitarios.

 

Personas destinatarias: personas en situación de dependencia.

 

Coste del servicio: gratuito, la persona usuaria no tendrá que realizar una aportación económica.

 

Compatibilidad con otras prestaciones: es compatible con todos los demás servicios y prestaciones económicas del catálogo del SAAD.

3. SERVICIO DE TELEASISTENCIA: BÁSICA Y AVANZADA

Objeto: permite a las personas usuarias, a través de la línea telefónica y con un equipamiento de comunicaciones e informático especifico, disponer de un servicio de atención permanente, las 24 horas del día y todos los días del año, a través de personas específicamente preparadas, para atender situaciones de necesidad social o de emergencia.

 

Además, para las personas que tengan concedida la prestación económica de cuidados en el entorno familiar, se les garantizará el apoyo a la persona que encargue de prestar los cuidados y se podrá reconocer a esta persona el servicio de teleasistencia.

 

Modalidad del servicio:

 

  • La teleasistencia básica consiste en facilitar asistencia a las personas beneficiarias de forma ininterrumpida, mediante el uso de la tecnología, con apoyo de los medios personales necesarios, en respuesta inmediata ante situaciones de emergencia, de inseguridad, soledad y aislamiento.

Se lleva a cabo a través de la instalación de un terminal en la vivienda de la persona beneficiaria conectado a una central receptora, con la que se comunica en caso de urgencia mediante la activación de un pulsador.

  • La teleasistencia avanzada incluye, además de lo previsto en la modalidad básica, apoyos tecnológicos complementarios dentro o fuera del domicilio, así como un contacto directo y habitual con la persona usuaria y desarrollando procesos y protocolos de actuación en función de la situación de necesidad de atención detectada.

 

Actuaciones que ofrece:

 

  • La teleasistencia básica, apoyo inmediato ante la situación de necesidad, la movilidad de recursos humanos y materiales, intervención psicosocial durante todo el día.

Custodia de llaves, y seguimiento de situaciones de convalecencia, soledad o aislamiento.

  • La teleasistencia avanzada, detección de fuego/humo en el domicilio, detención de situaciones de explosión de gas o intoxicación en el domicilio, prevención de situaciones de riesgo de inundación de agua, teleasistencia móvil fuera del domicilio, gestión de citas médicas, apoyo al cuidador, seguimiento ante procesos de duelo, prevención de situaciones especiales de riesgo como maltrato o suicidio y otros servicios de detección inmediata y prevención de riesgo en el hogar.

 

Personas destinatarias: personas en situación de dependencia.

 

Requisitos:

 

  • Disponer de dispositivo domiciliario de tecnologías de telecomunicación que posibiliten la recepción y emisión de comunicaciones o posibilidad de tenerlo.
  • Tener capacidad, con los medios tecnológicos disponibles en el momento, para el uso adecuado de la prestación si la persona vive sola o está parte del día sola. No obstante, podrá reconocerse la prestación a quienes careciendo de dicha capacidad convivan con otra persona que sí que cumpla este requisito y pueda prestar a aquélla una supervisión continua.

 

Intensidad: las 24 horas del día los 365 días del año.

 

Coste del servicio: el precio público del servicio de teleasistencia se encuentra regulado en las ordenanzas fiscales de las diputaciones a excepción de los municipios mayores de 20.000 habitantes que tienen competencias propias.

 

Recientemente, se ha regulado la Teleasistencia y la competencia pasa a ser de la Junta de Castilla y León.

 

Compatibilidad con otras prestaciones: es compatible con todos los servicios y prestaciones económicas, excepto con el servicio de atención residencial y la prestación vinculada al servicio de atención residencial.

 

El servicio de teleasistencia, no será único, tiene que ir acompañado de otro servicio del catálogo del SAAD u otra prestación económica compatible.

4. SERVICIO DE AYUDA A DOMICILIO (SAD)

Objeto: se trata de un conjunto de actuaciones llevadas a cabo en el domicilio de las personas en situación de dependencia con el fin de atender sus necesidades de la vida diaria e incrementar su autonomía, posibilitando la permanencia en su domicilio.

 

Actuaciones que ofrece:

 

  • Atención personal centrada en actividades básicas de la vida diaria: Relacionadas con la higiene personal, la alimentación, la movilidad, cuidados especiales y de ayuda en la vida familiar y social.
  • Atención domestica centrada en actividades instrumentales de la vida diaria: Relacionadas con la alimentación, con el vestido y con el mantenimiento de la vivienda.
  • Actuaciones de apoyo psicosocial: Intervenciones educativas dirigidas a promover y fomentar la adquisición, recuperación, aprendizaje y manejo de destrezas, conductas y habilidades básicas, para potenciar al máximo la autonomía de la persona usuaria y su entorno.
  • Actuaciones de apoyo a la familia y/o personas cuidadoras: Encaminadas apoyar y orientar a la familia o a los cuidadores y cuidadoras en pautas, habilidades y actitudes para la autonomía, el auto cuidado y para prevenir situaciones de estrés y sobrecarga.

 

Personas destinatarias: personas en situación de dependencia.

 

Intensidad: dependiendo del grado será:

 

  • Grado III, gran dependencia: entre 55 y 90 horas/mes.
  • Grado II, dependencia severa: entre 30 y 54 horas/mes.
  • Grado I, dependencia moderada: entre 15 y 29 horas/mes.

 

Para las personas que actualmente son usuarias del servicio de ayuda a domicilio, el ajuste a las nuevas intensidades se realizará de forma progresiva por las entidades locales, priorizando a quienes tengan una mayor necesidad de incremento de la atención según criterio técnico, y en igualdad de condiciones, a quienes tengan mayor grado de dependencia.

 

Coste del servicio, el precio público del servicio de ayuda a domicilio se encuentra regulado en las Ordenanzas Fiscales de las diputaciones a excepción de los municipios mayores de 20.000 habitantes, que tienen competencias propias.

 

Compatibilidad con otras prestaciones: es compatible con los servicios de promoción de la autonomía personal, prevención de las situaciones de dependencia y teleasistencia.

5. SERVICIO DE CENTRO DE DÍA Y NOCHE

Objeto: atención integral durante el período diurno o nocturno a las personas en situación de dependencia, con el objetivo de mejorar o mantener el mejor nivel posible de autonomía personal y apoyar a las familias o cuidadores.

 

Actuaciones que ofrece: Los centros de día se adecuarán para ofrecer a las personas en situación de dependencia atención especializada de acuerdo con su edad y a los cuidados que requieran, teniendo en cuenta su grado.

 

En particular, cubre, desde un enfoque biopsicosocial, las necesidades de asesoramiento, prevención, rehabilitación, orientación para la promoción de la autonomía, habilitación o atención asistencial y personal.

 

Personas destinatarias: personas en situación de dependencia.

 

Intensidad, dependiendo del grado reconocido:

 

  • Grado I. Dependencia moderada: Un mínimo de 15 horas semanales.
  • Grado II y III: La intensidad del servicio de centro de día o de noche estará en función de los servicios del centro que precisa la persona en situación de dependencia, de acuerdo con su programa individual de atención.

 

Coste del servicio, la fórmula para el copago del servicio de centro de día y noche es la siguiente:

 

AEM= (250 x R/W – 120) x K x M

 

AEM: Aportación económica mensual

K: Coeficiente de revalorización anual

M = coeficiente cuyo valor es 1 para las personas casadas o con pareja de hecho y 0,8 para el resto.»

W= El valor de W para el ejercicio de referencia 2017 es 568,77 € y para el ejercicio de referencia 2018 es 585,84 €.

 

Para ejercicios posteriores, será el mayor entre el valor anterior actualizado de acuerdo con el porcentaje de revalorización de las pensiones contributivas mínimas de la Seguridad Social y el valor del Índice de Público de Renta de Efectos Múltiples (IPREM).

 

Compatibilidad con otras prestaciones: es compatible con el servicio de promoción de la autonomía personal y con el servicio de prevención de las situaciones de dependencia y el servicio de teleasistencia.

6. SERVICIO DE ATENCIÓN RESIDENCIAL

Objeto: atención integral y continuada, de carácter personal, social y sanitario, que se prestará en centros residenciales públicos o acreditados, teniendo en cuenta la naturaleza de la dependencia, grado de la misma e intensidad de cuidados que precise la persona.

 

Tipo de servicios:

 

Los centros residenciales atienden diferente casuística y tiene en cuenta las diferentes etapas de la vida. Estos son:

 

  • Residencia para personas mayores.
  • Vivienda para personas mayores.
  • Residencia para personas con discapacidad.
  • Vivienda para personas con discapacidad.
  • Cualquier otro servicio de análoga naturaleza a los anteriormente expuestos y que cumpla la misma finalidad siempre que esté debidamente autorizado o acreditado.

 

Actuaciones que ofrece: alojamiento, manutención, higiene personal y todas aquellas actividades que no puedan realizar por sí mismas, así como, en su caso atención sanitaria y psicosocial.

 

Personas destinatarias: personas en situación de dependencia.

 

Intensidad: estará en función de los servicios del centro que precisa la persona con dependencia, de acuerdo con su programa individual de atención. La intensidad en un centro residencial suele ser de 24 horas los 365 días del año. También pueden ofrecer un periodo de estancia temporal para ofrecer el servicio de descanso al cuidador/a en el hogar.

 

Coste del servicio, la fórmula para el copago del servicio de atención residencial es la siguiente:

 

  • Para las personas mayores y servicio de atención residencial (residencias y viviendas) más servicio de centro de día en personas con discapacidad:

 

AEM= (475 x R/W – 75) x K

 

  • Personas con discapacidad:

 

AEM= (315 x R/W – 50) x K

 

AEM: Aportación económica mensual

R: Capacidad económica anual/12

I: W= El valor de W para el ejercicio de referencia 2017 es 568,77 € y para el ejercicio de referencia 2018 es 585,84 €. Para ejercicios posteriores, será el mayor entre el valor anterior actualizado de acuerdo con el porcentaje de revalorización de las pensiones contributivas mínimas de la Seguridad Social y el valor del IPREM.

K: Coeficiente de revalorización anual.

 

Compatibilidad con otras prestaciones: es compatible con los servicios de prevención y promoción de la autonomía personal que estén incluidos en el servicio de atención residencial.

Tipos de Prestaciones Económicas

1. Prestación Económica de ASISTENCIA PERSONAL

Objeto: facilitar la promoción de la autonomía de la persona en situación de dependencia, mediante la contratación de un servicio de asistencia personal que facilite al beneficiario el acceso a la educación y/o al trabajo, así como una vida más autónoma en el ejercicio de las actividades básicas de la vida diaria (ABVD).

 

El/la asistente personal es aquella persona que, bajo la dirección de la persona con dependencia, realiza por ella determinadas tareas básicas de su vida diaria y/o le acompaña para facilitar su acceso al empleo, la formación, ocio y la participación social.

 

Personas destinatarias: personas en situación de dependencia.

 

Requisitos exigidos de la persona con dependencia: 

 

  • Tener reconocida la situación de dependencia.
  • Estar empadronado y residir en un municipio de Castilla y León.
  • Tener la capacidad para determinar los servicios que requiere, definir el perfil de su asistente, ejercer el control e impartir instrucciones a la persona encargada de su asistencia.
  • Recibir los servicios mediante contrato con empresa especializada o directamente con la persona encargada de la asistencia personal (autónoma) en el que deberán constar las condiciones y directrices para la prestación del servicio y la cláusula de confidencialidad que se establezca.

 

Modalidades de contratación de la asistencia personal:

 

  1. Mediante contrato con empresa o entidad privada.
  2. Mediante contrato directo con el asistente personal.

 

Requisitos del asistente personal:

 

  • Estar de alta en régimen especial de trabajadores autónomos de la Seguridad Social, si la contratación se realiza directamente con el asistente personal.
  • Reunir las condiciones de idoneidad para prestar los servicios derivados de la asistencia personal. Se entenderá cumplido este requisito cuando se acredite contar con la formación necesaria. Este requisito se exigirá también a las personas que presten el servicio de asistencia personal a través de empresa o entidad privada.
  • Tener inscrito el servicio de asistencia personal que presta, en el Registro de entidades, servicios y centros de carácter social de la Comunidad de Castilla y León.

 

Cuantía de la prestación, el importe de la prestación económica que corresponde a cada beneficiario se determinará por aplicación de la siguiente regla:

 

Si la capacidad económica del beneficiario es inferior o igual a la cuantía anual de la prestación familiar por hijo a cargo mayor de 18 años con discapacidad igual o superior al 65%, el importe de la prestación económica será la cuantía máxima.

 

Si la capacidad económica del beneficiario es superior a la cuantía anual de la prestación familiar por hijo a cargo mayor de 18 años con discapacidad igual o superior al 65%, el importe de la prestación económica se determinará por aplicación de la siguiente fórmula:

 

Cuantía mensual = CR × J x (1,53 – 0,53 × R / W)

 

CR: es la cuantía de referencia para cada prestación económica y grado de dependencia, que coincide con las cuantías máximas establecidas por la normativa estatal para cada uno de los tres grados.

J: es un coeficiente cuyo valor es 1,1.

R: es la capacidad económica personal calculada, entre doce meses.

W: es un indicador cuyo valor, para cada ejercicio económico de referencia, es el mayor entre el IPREM. Se actualiza anualmente aplicando el porcentaje de revalorización general de las pensiones de la Seguridad Social de dicho ejercicio.

 

Las cuantías para la prestación son las siguientes:

 

  • Grado III Gran Dependencia: Máx.: 929,59 euros/mes – Mín.: 72 euros/mes.
  • Grado II Dependencia Severa: Máx.: 767,02 euros/mes – Mín.: 42 euros/mes.
  • Grado I Dependencia Moderada: Máx.: 390,00 euros/mes – Mín.: 30 euros/mes.

 

Hasta ahora, la cuantía máxima en Castilla y León era un 20% superior a la estatal en los grados III y I y un 75% en el grado II. Ahora pasan a ser un 30% superior a la estatal en el grado III y I y un 80% superior a la estatal en el grado II.

2. Prestación Económica VINCULADA a la ADQUISICIÓN de ALGUNO/S de los SERVICIOS anteriores

Objeto: cuando no sea posible el acceso a un servicio incluido en el Programa Individualizado de Atención (PIA) prestado por centros públicos de la Comunidad Autónoma, se concederá una prestación económica que deberá destinarse a la adquisición del servicio. No podrá utilizarse para el pago de servicios que no estén establecidos en el catálogo y acreditados por la Comunidad Autónoma para la atención a la dependencia.

 

Personas destinatarias: personas en situación de dependencia.

 

Cuantía de la prestación, el importe de la prestación económica que corresponde a cada beneficiario se determinará por aplicación de la siguiente regla:

 

Si la capacidad económica del beneficiario es inferior o igual a la cuantía anual de la prestación familiar por hijo a cargo mayor de 18 años con discapacidad igual o superior al 65%, el importe de la prestación económica será la cuantía máxima.

 

Si la capacidad económica del beneficiario es superior a la cuantía anual de la prestación familiar por hijo a cargo mayor de 18 años con discapacidad igual o superior al 65%, el importe de la prestación económica se determinará por aplicación de la siguiente fórmula:

 

Cuantía mensual = CR × J x (1,53 – 0,53 × R / W)

 

CR: es la cuantía de referencia para cada prestación económica y grado de dependencia, que coincide con las cuantías máximas establecidas por la normativa estatal para cada uno de los tres grados.

J: es un coeficiente cuyo valor es 1,1.

R: es la capacidad económica personal calculada, entre doce meses.

W: es un indicador cuyo valor, para cada ejercicio económico de referencia, es el mayor entre el IPREM. Se actualiza anualmente aplicando el porcentaje de revalorización general de las pensiones de la Seguridad Social de dicho ejercicio.

 

Las cuantías para la prestación son las siguientes:

 

  • Grado III Gran Dependencia: Máx.: 929,59 euros/mes – Mín.: 72 euros/mes.
  • Grado II Dependencia Severa: Máx.: 767,02 euros/mes – Mín.: 42 euros/mes.
  • Grado I Dependencia Moderada: Máx.: 390,00 euros/mes – Mín.: 30 euros/mes.

 

Hasta ahora, la cuantía máxima en Castilla y León era un 20% superior a la estatal en los grados III y I y un 75% en el grado II. Ahora pasan a ser un 30% superior a la estatal en el grado III y I y un 80% superior a la estatal en el grado II.

3. Prestación Económica para CUIDADOS en el ENTORNO FAMILIAR y APOYO a CUIDADORES NO PROFESIONALES

Objeto: consiste en una cuantía económica de periodicidad mensual cuya finalidad es la de contribuir a la cobertura de gastos, tales como la adquisición de productos necesarios para el cuidado, productos y servicios de apoyo necesarios para la atención personal, mejora de la accesibilidad u otros análogos, derivados de la atención prestada en su domicilio a quien se encuentra en situación de dependencia por persona de su familia o de su entorno que no estén vinculadas entre sí por un servicio de atención profesionalizada.

 

Personas destinatarias: personas en situación de dependencia.

 

Las personas destinatarias del servicio deben cumplir unos requisitos:

 

  • La persona beneficiaria debe de llevar siendo atendida mediante cuidados en el entorno familiar con carácter previo a la solicitud, durante un año. Se considerará cumplido este requisito cuando existan razones que justifiquen la inadecuación de un servicio a las necesidades de la persona, o cambios en las condiciones personas de ésta que así lo aconsejen y cuando la persona en situación de dependencia sea menor de un año.
  • Que no sea posible el reconocimiento de un servicio adecuado debido a la inexistencia de recursos públicos o privados acreditados.
  • Condiciones mínimas de habitabilidad de la vivienda.

 

Requisitos para ser persona cuidadora:

 

  • Tener cumplidos los 18 años en el momento de la solicitud.
  • Tener residencia legal en España.
  • Ser cónyuge de la persona dependiente o tener relación de parentesco hasta el tercer grado por consanguinidad, afinidad o adopción. Se entienden como relaciones asimiladas la de las parejas de hecho, tutores y personas designadas, administrativa o judicialmente, con funciones de acogimiento.
  • Contar con tiempo de dedicación suficiente para garantizar diariamente que la persona beneficiaria está atendida en aquellas situaciones en las que necesita ayuda para realizar las actividades básicas de la vida diaria.
  • No tener reconocida la situación de dependencia.
  • Contar con la capacidad física y psíquica suficiente para desarrollar adecuadamente por sí misma las funciones del cuidado. Para determinar la concurrencia de este requisito, se tendrán en cuenta, entre otros, los siguientes criterios:

 

    • Que la persona cuidadora dispone, en caso necesario, de apoyos complementarios para prestar la atención de forma adecuada.
    • Que tanto la persona en situación de dependencia, como la persona cuidadora, tienen una actitud favorable hacia los cuidados en el entorno familiar y las condiciones de convivencia entre ambas son adecuadas.
    • Que no existen otras cargas, obligaciones, situaciones de estrés u otras dificultades emocionales que interfieran con la adecuada atención que la persona cuidadora debe prestar a la persona en situación de dependencia.
    • Que la persona cuidadora no presenta actitudes negativas hacia la persona en situación de dependencia y hacia las tareas de atención.
    • Que la persona cuidadora tiene conocimientos suficientes acerca de los cuidados que requiere la persona en situación de dependencia y tiene una disposición positiva a recibir y seguir orientaciones de los profesionales. Asimismo, debe asumir por escrito los compromisos necesarios para la atención y cuidado de la persona en situación de dependencia.
    • Que la persona cuidadora tiene hábitos adecuados de autocuidado.

 

Para que la prestación pueda tener lugar se exige la convivencia de la persona en situación de dependencia y de la persona cuidadora, cuando ambas no estén empadronadas en el mismo domicilio, se entenderá que existe convivencia si la persona cuidadora permanece en el domicilio de la persona dependiente o realiza tareas vinculadas a su atención durante 5 horas diarias.

 

Pero, si la persona en situación de dependencia tiene su domicilio en un entorno caracterizado por insuficiencia de recursos públicos o privados acreditados, despoblación, o circunstancias geográficas o de otra naturaleza que impidan o dificulten otras modalidades de atención se podrá permitir la existencia cuidados no profesionales por parte de una persona de su entorno, que aun no teniendo el grado de parentesco señalado, resida en el municipio de la persona en situación de dependencia o en uno vecino, y lo haya hecho durante el periodo previo de un año a la fecha de presentación de la solicitud.

 

Se considera que reside en un municipio vecino cuando entre ambos domicilios exista una distancia máxima de 40 kilómetros y no se requiera un tiempo medio de desplazamiento superior a 30 minutos.

 

Cuantía de la prestación: el importe de la prestación económica que corresponde a cada beneficiario se determinará por aplicación de la siguiente regla:

 

Cuantía mensual = CR × H × (2,2 – 1,2 × R / W)

 

CR es la cuantía de referencia para cada prestación económica y grado de dependencia, que coincide con las cuantías máximas establecidas por la normativa estatal para cada uno de los tres grados.

H es un coeficiente corrector con el valor: (2021: 1,009)

R es la capacidad económica personal calculada, entre 12 meses.

W es un indicador cuyo valor, para cada ejercicio económico de referencia, es el mayor entre el IPREM y el señalado en el Anexo I. Se actualiza anualmente aplicando el porcentaje de revalorización general de las pensiones de la Seguridad Social de dicho ejercicio.

 

Las cuantías de la prestación económica de cuidados en el entorno familiar son las siguientes:

 

  • Grado III Gran Dependencia: Máx.: 407,02 euros/mes –  Mín.: 38,70 euros/mes.
  • Grado II Dependencia Severa: Máx.: 282,23 euros/mes – Mín.: 26,80 euros/mes.
  • Grado I Dependencia Moderada: Máx.: 160,65 euros/mes –  Mín.: 15,30 euros/mes.

 

Compatibilidad con otras prestaciones: es compatible con el servicio de teleasistencia, con el servicio de prevención de las situaciones de dependencia y con el servicio de promoción de la autonomía personal y con el descanso del cuidador.

Orden FAM/824/2007, de 30 de abril, por la que se regula el procedimiento para el reconocimiento de la situación de dependencia y del derecho a las prestaciones del sistema para la autonomía y atención a la dependencia.

 

Orden núm. FAM/1056/2007, de 31 de mayo Regula los baremos para la valoración de solicitudes de ingreso y de traslados en centros residenciales y en unidades de estancias diurnas para personas mayores dependientes de la Administración de la Comunidad de Castilla y León y a las plazas concertadas en otros establecimientos.

 

Decreto 70/2011, de 22 de diciembre, por el que se establecen los precios públicos por servicios prestados por la Administración de la Comunidad de Castilla y León en el ámbito de los Servicios Sociales.

 

Decreto 58/2014, de 11 de diciembre, por el que se aprueba el Catálogo de Servicios Sociales de Castilla y León.

 

Resolución de 7 de enero de 2015, del Gerente de Servicios Sociales de Castilla y León, por la que se establecen los precios de referencia de los servicios adquiridos mediante prestación económica vinculada.

 

Orden FAM/6/2018, de 11 de enero, por la que se regulan las prestaciones del sistema para la autonomía y atención a la dependencia en Castilla y León, el cálculo de la capacidad económica y las medidas de apoyo a las personas cuidadoras no profesionales.

 

Orden FAM/52/2019, de 28 de enero, por la que se modifica la Orden FAM/6/2018, de 11 de enero, por la que se regulan las prestaciones del sistema para la autonomía y atención a la dependencia en Castilla y León, el cálculo de la capacidad económica y las medidas de apoyo a las personas cuidadoras no profesionales.

 

ORDEN FAM/423/2019, de 16 de abril, por la que se determina el contenido de la prestación pública de teleasistencia en Castilla y León.

 

RESOLUCIÓN de 6 de marzo de 2020, de la Gerencia de Servicios Sociales de Castilla y León, por la que se determinan las intensidades y contenidos técnicos mínimos de la prestación pública de teleasistencia avanzada en Castilla y León.

 

ORDEN FAM/987/2020, de 22 de septiembre, por la que se modifica la Orden FAM/423/2019, de 16 de abril, por la que se determina el contenido de la prestación pública de teleasistencia en Castilla y León.

 

LEY 3/2020, de 14 de diciembre, de modificación de la Ley 16/2010, de 20 de diciembre, de Servicios Sociales de Castilla y León.

 

Orden FAM/1/2021, de 4 de enero, por la que se modifica la Orden FAM/6/2018, de 11 de enero, por la que se regulan las prestaciones del Sistema para la Autonomía y Atención a la Dependencia en Castilla y León, el cálculo de la capacidad económica y las medidas de apoyo a las personas cuidadoras no profesionales

 

Orden FAM/727/2021, de 10 de junio, por la que se modifica la Orden FAM/6/2018, de 11 de enero, por la que se regulan las prestaciones del Sistema para la Autonomía y Atención a la Dependencia en Castilla y León, el cálculo de la capacidad económica y las medidas de apoyo a las personas cuidadoras no profesionales.

Se puede consultar en este enlace del IMSERSO los últimos datos mensuales relativos a la gestión del Sistema para la Autonomía y Atención a la Dependencia, realizada por los distintos órganos gestores de las Comunidades y Ciudades Autónomas.

Desde la web de los Servicios Sociales de Castilla y León se puede encontrar información relativa a la solicitud de la situación de dependencia.

Pin It on Pinterest

Share This