Para la salud
Formación
Asistente virtual
Asistente virtual
Nuestro asistente te ayudará a encontrar lo que buscas... Asistente virtual
asistente virtual


Solidaridad Intergeneracional
Es una asociación de ámbito estatal de personas mayores y familiares, sin ánimo de lucro, que nace para prestar servicios sociales a las personas mayores y familiares que residen en el medio rural.

Los datos de nuestra sede central son:

Asociación de personas mayores Solidaridad Intergeneracional
Calle Guerrero Julián Sánchez, 1 Bajo
49017 Zamora
Teléfono 900 101 332
si@solidaridadintergeneracional.es
Ver el video
Barra Visual
Tamaño de letra:
Aumentar tamaño letra
Disminuir tamaño letra
Imprimir:

Icono del boletínOpinión

INVIERTE EN TÍ Y SERAS ORO

Autor: Ana Isabel Esteban.
Presidenta de Solidaridad Intergeneracional

LO QUE MÁS NOS IMPORTA ES VIVIR, PERO NO SOLO SOBREVIVIR, SINO VIVIR BIEN, ES DECIR CON BUENA SALUD.

Dos son las posibilidades más frecuentes de contar con recursos. Una viene por la vía del ahorro, el estilo de vida y la otra por la obtención de nuevos recursos. Esta última requiere también esfuerzo y competencia. Exige estar en estado de alerta de forma constante, innovando y creando nuevas oportunidades. Requiere un gran gasto de energía, de trabajo e inversión.

Llevamos 4 años su friendo una crisis financiera sin precedentes, que ha evolucionado a crisis económica y social y que ya nos afecta a toda la población. Los recortes se producen en el ámbito social (pensiones, servicios sociales, dependencia, educación, becas, etc) y sanitario, y estos van a tener un gran impacto en el medio rural, donde se eliminarán los pocos servicios básicos que existen y/o disminuirá notablemente su calidad y frecuencia. Si los servicios personales desaparecen o son muy precarios, la población rural abandonará los definitivamente los pueblos y su esperanza de vida para los que queden disminuirá.

Se anuncia que van a reformar la Administración local, es decir, los Ayuntamientos, y aquellos que sean inferiores a 5.000 habitantes (en Castilla y León más del 90 %) tendrán que agruparse para prestar servicios, cediendo a cambio su poder de decisión local, así como sus recursos, etc. Se alejaran los servicios de la mayor parte de los pueblos, incluida la atención primaria en sanidad. Lejos nos quedan ya los hospitales y quieren cobrarnos ahora por las ambulancias a las pensiones más bajas y/o rentas más exiguas.

Esta crisis está sacando a la luz privilegios que desconocíamos, de las cuales solo se han beneficiado en el pasado unos pocos y ahora se han de eliminar. También nos cuestiona nuestra forma de vivir. Somos fundamentalmente consumidores. Eres lo que tienes, nos dicen. Y ahora nos llega la era de la austeridad, el gasto controlado, el valor del ahorro…

Os propongo una inversión que os hará de oro. Lo que más nos importa, es vivir. Pero no sólo consiste en vivir, sino en vivir bien. Y vivir bien, se consigue sí se tiene buena salud.

VIVIR

En 1900 la esperanza de vida era de 34 años, ahora es de 80. Hay 7.000 millones de habitantes en el planeta y mayores de 60 años, 605 millones, que en 40 años, serán 2.000 millones. Vivir a quí en España, en los países desarrollados es fácil, vivir bien requiere compromiso y esfuerzo.

ESTILO DE VIDA

El estilo de vida elegido podrá evitar o controlar las enfermedades no infecciosas más comunes y mortales. La hipertensión, la diabetes y la obesidad. Estas causan el mayor número de muertes y el mayor gasto sanitario y social, y en buena medida son evitables o controlables.

De cómo vivamos a lo largo de toda la vida dependerá la salud que tengamos cuando lleguemos a viejos, si llegamos. Invertir en Salud, es ahorrar, y no solo ahorrar dinero, que también; sino ahorrar malestar, ahorrarse disgustos, ahorrar sufrimiento y dolor propio y a los familiares y seres queridos.

Se vive más y mejor si nos mantenemos delgados y hacemos ejercicio físico y mental a diario. Además estaremos más ágiles para desarrollar cualquier actividad que nos propongamos, y nos ayudará a controlar la tensión arterial, la diabetes y el sobrepeso. Seremos más esbeltos y atractivos, además a horraremos en ropa ya que cualquier trapillo nos sentará como un guante; ahorraremos en farmacia, ambulancias y nos sentiremos más felices, con la autoestima alta y ello atrae a los amigos, familiares…

Si haces ejercicio, la dieta mediterránea es tu pasión y te relacionas con los demás con frecuencia, visitas al médico lo justo y tienes metas e ilusiones que alcanzar y que compartir, no necesitarás mucho más. Te sentirás afortunado/a, es decir, serás de oro.
Poque creemos en una madurez diferente para el medio rural