Formación
Asistente virtual
Asistente virtual
Nuestro asistente te ayudar a encontrar lo que buscas... Asistente virtual
asistente virtual

Suscríbete en nuestro boletín y recibirs periodicamente las novedades y noticias del portal en tu correo electrnico.
Sobre nuetro boletín:
Punto uno
Este servicio es totalmente gratuito. Solamente tienes que suscribirte para recibirlo periódicamente.
Punto dos
Puedes darte de baja en cualquier momento si deseas dejar de recibir el boletn.

Barra Visual
Tamao de letra:
Aumentar tamao letra
Disminuir tamao letra
Imprimir:

Icono del boletnNOTICIAS de inters

04/07/2019
Qu es el nanoaditivo presente en algunos chicles, salsas y quesos que Francia ha decidido prohibir?
El pas galo no permitir que se use dixido de titanio en la elaboracin de alimentos, una molcula que sirve para mejorar su aspecto y que est limitada en Estados Unidos, pero no en Europa.
VERNICA PALOMO

En qu se parece un chicle a un predictor? No es un chiste malo. Es que, por increble que parezca, la goma de mascar y la prueba de embarazo comparten una interesante tecnologa (nanotecnologa, para ser ms exactos). Lo que tienen en comn es que ambos contienen nanopartculas, materiales que son 10.000 veces ms pequeos que el ancho de un pelo humano y que sirven, por ejemplo, para darle ese blanco impoluto a la grajea de menta y para detectar en la orina una hormona relacionada con el embarazo, gracias a las propiedades pticas que tienen las nanopartculas de oro. La nanotecnologa participa en la elaboracin de nuestros cosmticos, pasta de dientes, en la ropa, pinturas, coches, pelotas de golf, vajillas de cermica, fertilizantes, materiales de construccin Esta nanotecnologa nos facilita la vida e incluso nos la salva (los investigadores estn consiguiendo desarrollar tratamientos mdicos que atacan a los tumores de forma ms eficaz y menos invasiva gracias a nanocpsulas que transportan la medicina directamente hasta ellos). Pero ahora, un nanoaditivo alimentario, el que se usa para blanquear los chicles del ejemplo anterior, ha planteado importantes dudas de seguridad entre los gobernantes de nuestros vecinos del norte.

Se trata del dixido de titanio, y est en el punto de mira desde que la Agencia Internacional para la Investigacin del Cncer (IARC, por sus siglas en ingls), de la Organizacin Mundial de la Salud, lo clasificara como un potencial factor carcinognico gracias a la suficiente evidencia en animales de laboratorio e insuficiente en investigaciones epidemiolgicas. Francia ha cortado por lo sano con este compuesto y ha prohibido que, desde enero de 2020, se utilice en la elaboracin de sus productos alimentarios. Estn exagerando o tienen suficientes razones para tomar una decisin as de drstica?

Las nanopartculas estn presentes en 339 alimentos

Las nanopartculas tienen una dimensin menor a 100 nanmetros (1 nanmetro es la mil millonsima parte de un metro) y son creadas mediante la manipulacin de la estructura qumica de los materiales. Curiosamente, tienen propiedades distintas de las de la misma partcula tendra con un tamao ms grande, lo que, por ejemplo, sirve para potenciar el efecto bactericida de la plata. Segn la base de datos de StatNano,hay ms de 8.700 productos de consumo que contienen nanopartculas, y 339 de ellos son alimentos que comercializan 130 empresas, en 23 pases. Algunos de ellos caern de la lista despus de la decisin de Francia de prohibir la utilizacin del dixido de titanio en los productos alimentarios, que se etiqueta como E171. Este aditivo, que se utiliza como blanqueador y para dar opacidad a muchos de los alimentos que consumimos, no solo est presente en los chicles , sino tambin en productos como el chocolate, las salsas blancas, quesos como la mozzarella, los caramelos, el azcar glas y el caf.

Segn la Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria (EFSA, por sus siglas en ingls), absorbemos alrededor de 1,3 miligramos del nanoaditivo por kilo de peso al da, pero el organismo no dice la cantidad de ingesta oral admisible para el ser humano, algo que, segn la investigadora de la Universidad de Zaragoza Reyes Mellada, sera necesario saber. "Est demostrado que hay una bioacumulacin de este material en el organismo, ya que no es eliminado al 100%, por lo que la cantidad que se consuma es el primer factor importante a considerar". El tamao diminuto de estas partculas hace posible que puedan atravesar las barreras fisiolgicas de las clulas respiratorias, digestivas y cutneas y, por lo tanto, acumularse en algunos rganos, pero cmo puede afectarnos dicha acumulacin es todava objeto de debate.

"En el caso de un suministro regular de nanopartculas de dixido de titanio en pequeas dosis, por ejemplo, pueden afectar a la mucosa intestinal, al cerebro, el corazn y otros rganos internos, lo que puede aumentar el riesgo de desarrollar numerosas enfermedades, as como ayudar en el progreso de procesos de cncer y tumores. Existen pruebas in vitro e in vivo que confirman los efectos txicos de las nanopartculas de dixido de titanio en el cuerpo humano, alterando el ciclo celular y provocando la constriccin de las membranas nucleares y la apoptosis (muerte) de las clulas de los tejidos", explica la catedrtica de la Universidad de Granada Elena Planell. Las pruebas a las que se refiere la profesora figuran en diferentes experimentos hechos con animales, pero sobre todo en cuatro estudios cientficos que han visto la luz en las revistas Nature, Gut, Journal of Nanoparticle Research y en un libro publicado en 2017.

"Estos estudios hechos con ratas y ratones tambin demostraron que las nanopartculas de dixido de titanio pueden causar daos en el ADN e interactuar con el epitelio del intestino delgado, responsable de la absorcin de los nutrientes. Despus de la exposicin a las nanopartculas por diversas vas, principalmente por inhalacin, inyeccin, contacto con la piel y absorcin en el tracto digestivo, se pueden encontrar en diferentes rganos internos, como en los pulmones, el tracto alimentario, el hgado, el corazn, el bazo, los riones y el msculo cardaco. Adems, tambin se vio en estos estudios que alteraron la homeostasis de la glucosa y los lpidos en los animales con los que se realiz el experimento", contina Planell.

Sin pruebas slidas de que sean perjudiciales

La EFSA respondi a estos trabajos cientficos con una carta firmada por 23 expertos de su panel de aditivos alimentarios, en la que aseguran que una vez evaluados los ltimos estudios sobre el tema no es necesario reabrir una opinin sobre el uso del E171 y que, por tanto, es seguro. Y, en realidad, tampoco fue la presencia del nanoaditivo lo que termin por convencer al Gobierno de Francia de que lo mejor es prohibirlo. Tambin tuvo su peso una investigacin de la ONG Agir pour lenvironnement, que arm bastante ruido entre los consumidores del pas galo y que naci de la extraeza de los miembros de esta organizacin ante el hecho de que, a pesar de que la legislacin europea exige que la empresa fabricante de los alimentos especifique en la etiqueta si el aditivo es nano o no-se tiene que indicar entre parntesis-, nunca se encontraron con ningn producto en el supermercado que lo concretara de tal manera en su etiquetado. La intencin de la ONG no fue tanto denunciar una supuesta toxicidad como que no se cumpliera esta legislacin, ya que, despus de analizar 200 alimentos, entre los que se encontraban chocolates, sopas instantneas, helados y galletas, encontraron que casi todos ellos tenan nanopartculas y que, sin embargo, esta circunstancia no estaba reflejada en las etiquetas.

Pero tampoco los investigadores del departamento de Ciencia de los alimentos de la Universidad de Massachusetts en Amherst encontraron tan contundentes las conclusiones de estos cuatro trabajos, ya que en un informe publicado en Nature, vienen a contraatacarlos asegurando que sus investigaciones -tambin en ratas a las que administraron dixido de titanio- reportaban poca acumulacin de las nanopartculas: sus experimentos mostraron altas concentraciones de dixido de titanio en las heces, lo que quiere decir que la mayora de las nanopartculas fueron eliminadas del organismo.

Este artculo de Nature tambin menciona otras nanopartculas, como el dixido de silicio, que se etiqueta como E551 y que se utiliza mucho en la industria de la alimentacin, sobre todo en repostera y en comida instantnea como los noodles preparados y el caf. Como en el caso del dixido de titanio, la evidencia cientfica sobre sus riesgos tambin presenta contradicciones en distintos estudios (algunos aseguran que estas nanopartculas se acumulan en el hgado a niveles que podran causar un riesgo, mientras otros no reportaron ninguna toxicidad en las ratas con las que se experiment). La misma situacin la podemos encontrar en otros nanoaditivos que se utilizan en la industria de la alimentacin, como las nanopartculas lipdicas slidas, que estn en los refrescos, las aguas fortificadas, en los zumos de fruta

En Estados Unidos hay un lmite, en Europa, no
Todo este lo y cruce de informes, para la catedrtica de la Universidad de Granada Elena Planell, se solucionara con cambios en la legislacin, "como se ha hecho ya en Estados Unidos, donde las nanopartculas de dixido de titanio no se pueden usar en los alimentos si su contenido no excede el 1% del peso total del producto. Que en Europa no est en vigor este mnimo siembra la duda de que se pueda estar utilizando en cantidades que excedan el nivel deseado. Debido a la ambigedad de la situacin, las autoridades responsables de su regulacin deberan hacer recomendaciones claras sobre su uso y consumo, ya que con ello se garantizara a los consumidores las herramientas necesarias para la toma de decisin en la compra de los productos diseados con nanotecnologa, disponiendo en tiempo y forma de informacin para evaluar los beneficios y propiedades declaradas en sus etiquetas", dice la investigadora.

Porque a esta tecnologa no hay quien la pare. El concepto de nanotecnologa se est expandiendo rpidamente y se espera que en un corto plazo de tiempo se presenten al mercado una importante oferta de nuevos productos y envases basados en ella. Actualmente, el objetivo de la industria alimentaria se est centrando en la obtencin de nanoaditivos encapsulados, es decir, en el empleo de vitaminas y minerales, aceites y cidos grasos como el omega 3, antioxidantes, extractos, compuestos bioactivos (aminocidos) y aromas como el de menta, limn y tomillo, as como enzimas, en forma de nanocpsulas.

"La nanotecnologa aplicada a la encapsulacin de aditivos tiene mltiples aplicaciones para la industria alimentaria, como el incremento de la vida til de los productos, la proteccin de principios activos, la mejora de las caractersticas sensoriales de los alimentos (color, sabor, textura, olor), el enriquecimiento de los alimentos tradicionales... Solo la investigacin y la experiencia nos harn comprender mejor los mecanismos de accin de los nanoalimentos y confirmar (o no) los esperados beneficios para la salud", concluye Planell.
Imagen decorativa de la derecha
Letras de la imagen de la derecha