Formación
Asistente virtual
Asistente virtual
Nuestro asistente te ayudar a encontrar lo que buscas... Asistente virtual
asistente virtual

Suscríbete en nuestro boletín y recibirs periodicamente las novedades y noticias del portal en tu correo electrnico.
Sobre nuetro boletín:
Punto uno
Este servicio es totalmente gratuito. Solamente tienes que suscribirte para recibirlo periódicamente.
Punto dos
Puedes darte de baja en cualquier momento si deseas dejar de recibir el boletn.

Barra Visual
Tamao de letra:
Aumentar tamao letra
Disminuir tamao letra
Imprimir:

Icono del boletnArtculos de inters

04/07/2019
Por qu una mujer soltera sin hijos no puede ser la persona ms sana y feliz del mundo?
Un profesor de la London School of Economics defiende que s lo son en su ltimo libro, y le han llovido las crticas. Es cierto que malinterpret unos datos, pero hay algo ms.
VERNICA PALOMO

El profesor de Ciencias del Comportamiento en la Escuela de Ciencias Polticas y Economa de Londres Paul Dolan se ha ganado muchas crticas y algn ataque personal. El motivo, defender la idea de que las mujeres solteras sin hijos son el grupo de poblacin ms sano y feliz que existe. Con razn, ya que el psiclogo utiliz en su ltimo libro, Happy Ever After, Escaping the myth of the perfect life, los datos de una encuesta nacional estadounidense sobre el uso del tiempo para concluir que "los casados son ms felices que otros grupos de la poblacin, pero solo cuando la otra mitad est presente en la habitacin. Cuando estn solos y se les pregunta si son felices, dicen lo contrario". El gran problema de esta idea no fue tanto que hiri la sensibilidad de ms de uno como que Dolan no interpret correctamente la informacin de la encuesta. El profesor equipar la expresin "esposo ausente" -empleada por los encuestadores para organizar los datos- con que "haba salido de la habitacin", cuando en realidad significa que la pareja ya no est viviendo en el hogar porque ha fallecido. Con esta interpretacin, no puede uno decir que la estadstica est de su parte, pero lo airado de las reacciones que se han sucedido en el mundo anglosajn s parece demostrar una de las conclusiones del libro: "Que no nos podemos creer que la gente que vive desemparejada pueda ser ms feliz que la que s lo est".

Segn Dolan explica en su libro, "nos cuesta aceptar que haya gente que sea feliz de una manera tan diferente de lo que nos hace feliz a la mayora". Por otra parte, la idea de que el matrimonio trae muchos ms beneficios para el hombre que para la mujer es comn entre los cientficos que han abordado el asunto. Por si fuera poco, resulta que, cuando el matrimonio no funciona, el impacto fsico y psicolgico es superior en la mujer que en el hombre.

La consultora de gnero Laura Viuela confirma que, en efecto, desde el punto de vista de la salud, el bienestar y el progreso profesional hay muchas ms ventajas para el hombre dentro del matrimonio. "Solo hay que mirar cualquier estadstica sobre usos del tiempo para ver que las tareas domsticas y los cuidados del hogar siguen siendo cosa de mujeres de forma desproporcionada, por mucho que, en la ltima dcada, suba tmidamente la dedicacin de los hombres a dichas tareas. Es cierto tambin que la sociedad actual est en proceso de cambio, pero no existe an un cambio profundo en las bases de todo el sistema patriarcal, todava estamos en una capa de barniz de igualdad que, a poco que se rasca, muestra toda la desigualdad que hay debajo".

La frmula universal de la felicidad no siempre funciona

Aunque nunca se te hayan dado bien las matemticas, hay una frmula que has aprendido desde que eras nio, sin querer, y que seguramente no has podido olvidar: un buen trabajo + dinero + matrimonio + hijos = felicidad. A base de las historias que nos van contando desde pequeos (vivieron felices y comieron perdices) y de convenciones sociales que se imponen a travs de la cultura, las estructuras de poder, las leyes, la familia y los medios de comunicacin, llegamos a adultos con esta ecuacin tan aprendida que asumimos automticamente que, si nos falta una de las variables, seremos infelices. Esa sensacin llega porque nos han ido diciendo cmo debemos vivir nuestra vida para que nos sea ms fcil sobrevivir, encajar en el mundo. Al fin y al cabo, de eso se trata, no?

Pues quiz no. Segn Dolan defiende en su ltimo libro, la felicidad no es lo que la mayora piensa que es. El autor explica por qu una buena educacin, ganar dinero, tener xito, casarse, ser mongamo y tener hijos no es garanta de felicidad y, adems, analiza por qu tendemos a juzgar a los que no hacen lo mismo que nosotros. El autor se pregunta: si ellos son felices, por qu no dejas que hagan lo que quieran? Y, lo ms importante: si t eres feliz, por qu no dejas en paz a los dems? Tambin recalca que "la sociedad pone mucho nfasis en que tengamos una educacin superior, hacernos ricos y casarnos, pero que muchas personas seran realmente ms felices con un curso vocacional, unos ingresos medios y sin pareja. Eso no quiere decir que uno no deba luchar por conseguir riqueza y xito, pero tampoco tiene que ser el ideal de vida para todos".

Otra idea que se desprende de este libro es que hay ciertos comportamientos que rompen nuestros convencionalismos, pero que la sociedad acepta o entiende unos mejor que otros. Por ejemplo, no nos sorprende (o al menos no tanto) que una persona haya encontrado la felicidad viviendo con lo bsico, rompiendo con su puesto de alto ejecutivo y renunciando a todo tipo de lujos; tampoco que alguien decida divorciarse tras dcadas de matrimonio porque se ha dado cuenta de que no es feliz. Pero, qu ocurre con esas personas que voluntariamente han decidido no tener hijos? Pues parece que esta opcin de vida todava se le atraganta a mucha gente, y an ms la conclusin de Dolan de que las mujeres solteras y sin hijos son el grupo social ms sano y feliz del planeta. El autor de la obra se pregunta: estas reacciones no sern, en realidad, porque los emparejados con hijos ansiamos esa otra vida?

No esperes a que los nios te den la felicidad

Toda la obra del profesor es un intento de desmontar mitos, empezando por el del matrimonio (una aventura llena de obstculos para la intimidad), una unin que analiza desde el primer minuto: el da de la boda. Una encuesta hecha especialmente para la investigacin del libro, que recopil datos cada dos meses de una muestra de 7.000 ciudadanos alemanes, concluy que el matrimonio es una institucin que la sociedad considera importante. El 90% de los encuestados opinaron que este tipo de unin estable a lo largo de tu vida es fundamental, sin importar si eres feliz o infeliz. Y, precisamente, un smbolo de xito que nos gusta exhibir mucho como sociedad es nuestra boda, y mucho ms si hay despilfarro (cada uno en su estilo y de acuerdo con sus posibilidades). El autor reflexiona sobre los "bodorrios" y se permite dar un consejo: "No te gastes mucho".

Puede que cuanto ms dinero destines a la celebracin, ms posibilidades tenga tu matrimonio de terminar en divorcio. Al menos es lo que dice un estudio de dos profesores de economa que, tras analizar la unin de 3.000 parejas estadounidenses, relacionaron sus gastos con la duracin del matrimonio. Su trabajo concluye que comenzar la vida matrimonial con una gran deuda puede aadir cierta tensin a la convivencia en comn, y que aquellas parejas que tuvieron una boda barata mostraron mayor estabilidad que las que se gastaron ms de 20.000 dlares unos 17.500 euros-. El 50% de aquellas historias de amor termin en divorcio.

Y qu decir de los nios? Dolan tambin cuestiona la idea de que los nios traen la felicidad. "Por esa misma razn les hacemos a ellos responsables de nuestra desdicha?", razona. El profesor tiene dos hijos, Poppy y Stanley, y dice de ellos en su libro que le han dado una razn ms para vivir, pero que antes de que llegaran a su vida ya lo eran. La cuestin es que, "para algunas personas tener hijos es genial, pero para mucha otra gente no lo es, y la idea de que no podamos hablar abiertamente sobre ello ya es un problema", se queja el autor en las pginas de Happy Ever After. Lo que s podemos hacer es criticar la opcin de no reproducirse; quin no se ha escuchado alguna vez a s mismo criticando esta opcin de vida con sentencias como esta?: "Pues no lo entiendo, ya tiene una edad, y qu pretende, estar de fiesta toda la vida?"

La pregunta del milln es por qu seguimos hacindonos ese tipo de preguntas, a lo que Viuela responde que "an mantenemos unos esquemas de lo que debera ser normal en el devenir de la vida de las personas y, en el caso de las mujeres, sigue siendo clave la idea de esposa y madre como proyecto exitoso de vida". Y opina: "A las personas nos gustan las certezas, nos dan seguridad, y para la mayora de la gente es ms sencillo seguir el camino establecido que tratar de buscar el que ms feliz te haga. La segunda opcin exige, en muchos casos, un enorme esfuerzo para hacer frente a la presin social y a las dudas internas que aparecen en cuanto alguien se sale de la ruta esperada".

La opcin de no tener hijos siempre se ha visto por el resto de la sociedad como una postura egosta por parte de personas que han elegido sus carreras y una vida llena de ocio (algo a lo que dedicar el tiempo, sorprendentemente, puede llegar a ser contraproducente) por encima de la responsabilidad familiar. "Creo que las mujeres siguen teniendo que justificar la decisin. Cuando son jvenes, como an queda tiempo, les dicen que ya cambiarn de idea. Si son ms mayores y no tienen pareja, se justifica su decisin con el 'es que no encontr a la persona adecuada', y si tienen pareja y no hay ninguna razn mdica para no reproducirse, esto, en el mejor de los casos, resulta sorprendente, ya que no existe an el rol reconocido y aceptado de mujer que decide no tener hijos. Sigue siendo una rareza", explica Viuela.

Hacia un mundo de parejas sin hijos?

A pesar de que pueda provocar cierta sorpresa, el nmero de parejas que optan por no tener hijos est aumentando. En Australia, por ejemplo, el instituto de estadstica del pas ha calculado que, el nmero de parejas sin descendencia superaran al de las que s la tienen en la prxima dcada. Es una decisin muy meditada, y ya hay estudios que confirman que las personas que voluntariamente optaron por no tener hijos tienen, al menos, el mismo nivel de felicidad que las que s los tienen. Y una investigacin de la Universidad de Calgary, en Canad, observ que las mujeres que voluntariamente no tuvieron hijos mostraron niveles ms altos de bienestar en general y se definan a s mismas como personas independientes y con un absoluto control de su bienestar, sin ningn arrepentimiento relacionado con su decisin. Segn sealaron, adoptaron ese estilo de vida porque apostaron por su futuro y por un mayor control sobre la toma de decisiones de su vida. Solo fue un pequeo estudio de 72 mujeres, que haban optado por tener hijos, que involuntariamente no los tuvieron y que s haban sido madres.

Con tan pocas participantes, el resultado es poco significativo estadsticamente, pero lo ms importante es que no sabemos es lo que entendan ellas por mayor control de sus decisiones y, sobre todo, si al final esta opcin de vida fue lo que finalmente les aport la ansiada felicidad. Sea como sea, lo que s parece que queda claro es que estas personas pueden perfectamente vivir con el peso de su decisin, siendo el resto de la sociedad a los que nos cuesta ms aceptarlo. En este punto, vale la pena retomar el planteamiento que sustenta la argumentacin de Paul Dolan: si les juzgamos con tanta dureza, no ser porque queremos ser como ellos?
Imagen decorativa de la derecha
Letras de la imagen de la derecha